MEMORIAS DE GETXO

miércoles, 2 de mayo de 2012

MARI LA MULATA


Siguiendo con las entradas de gentes del Puerto Viejo hoy traigo a estas paginas a una de aquellas que marcaron caracter a nuestro querido rincon.
 
Maria Herrero Pascual nació el 27 de Abril de 1920 en Burdeos, al de poco tiempo vinieron a vivir a Erandio; estudio en las Escuelas de Erandio hasta los 13-14 años. Su padre trabajaba en las canteras de Axpe, vivió en Arriagas, donde tenia un pequeño huerto. Llegando al Puerto Viejo en 1934, estuvieron viviendo en la calle Nueva, mas tarde pasaron a vivir en la bajada de Aretxondo, junto a la vivienda de Carolo.

En el Puerto Viejo casi todos tenían algún apodo y el de Mari fue “Mari la Mulata”.


Se caso con Leovigildo Cañizares Cordoba (1908-1983), natural de Alcazar de San Juan provincia de Ciudad Real, era por tradición familiar ferroviario, como consecuencia de la guerra perdió su trabajo, y se traslado a vivir a Burgos donde se caso en primeras nupcias y vivió en Manzanares, al quedar viudo vino a Basauri, encontró trabajo en Bandas y luego en La Basconia.

Mari trabajo en Asua en la fabrica de gomas y Amiantos, conoció a su marido en las fiestas de Basauri, a ella le gustaba mucho el baile y el era muy bailarín así que pronto congeniaron y al de 2 años se casaron. Tenían descendencia por ambas partes por parte de el 3 hijos y en común tuvieron dos hijas. Al casarse perdió su trabajo y eso le llevo a empezar en el Puerto el trabajo por el que quizá fue mas conocida en Algorta “Colchonera”.


Mari empezó con su madre a hacer colchones, después de tener su primer hija, la madre dejo de trabajar y entre la clientela se corrió que la hija de Cecilia, así se llamaba la madre de Mari, era muy buena en el oficio. Así que se hizo cargo del trabajo de su madre, trabajaba desde el verano hasta Octubre o Noviembre, habitualmente vareaba los colchones en el pórtico de Etxetxu, aunque también en las casas donde se lo solicitaban.

Trabajaba duro y de sol a sol, vareaba la lana de los colchones a fin de quitarle en polvo y esponjarla, una mujer de gran remango. Era una mujer que dentro de su sencillez era gran aficionada a la lectura, compro un diccionario para poder comprender el sentido de las palabras. Le gustaban mucho las jotas, tangos, boleros y la música en general, en casa siempre estaba cantando mientras hacia los trabajos.

Recuerda su hija Pilar que había gente del Puerto a quien apreciaban mucho como Patxo el padre de “Conchita la Morena” que se solía sentar en el Etxetxu cuando pegaba el sol a principios de Marzo, de Conchita cuando traía sardinas para vender en la plaza, de Clemencia que vivía donde estaba el Ayuntamiento del Puerto Viejo, donde luego vivió la “Pipi” Cruz Esesumaga, la mujer de “Manu Txiki”, era la que daba las inyecciones (Practicante) en el Puerto y que estuvo después de la Guerra encarcelada en la cárcel de mujeres de Saturraran, la tenían como enfermera, dicen que el motivo fue debido a que golpeo a un Guardia Civil.


Por navidades solían poner para cenar caracoles, por esas fechas en La Vasconia les daban como cesta de Navidad un paquete con arroz, alubias, azúcar, que el completaba con turrón,sidra, melocotones, añis, y otras cosas que a sus hijas les hacían mucha ilusión, sin saber que la mayor parte de la misma había sido comprada por su Aita; eran tiempos de pobreza, pero de mucha alegría en los hogares del Puerto, donde por la noche del ultimo día del año salían todos, al dar las campanadas de las 12, a celebrarlo entre canciones y bailes por las calles.

Realizo el oficio de colchonera hasta los 72 años, falleciendo el 20 de Marzo del 2004.

No hay comentarios:

Publicar un comentario