MEMORIAS DE GETXO

viernes, 25 de mayo de 2012

LA AGRUPACION DE TXISTULARIS DE URIBE KOSTA

Como todas las cosa siempre tiene que haber un comienzo y asi el primer contacto de Julian Billelabeitia con el mundo del txistu se produjo a traves de su maestro, Gerardo Zubillaga, txistulari Gipuzkoano de Gatzaga “Salinas de Leniz”, que vivía en el barrio de Sarri, fue el quien le enseño las primera nociones de txistu.


La creación de la Agrupación de Txistularis de Uribe Kosta fue un proceso paulatino, cuenta Julian que -”nosotros siempre estábamos pensando que había que hacer algo”-. Esta Agrupación forma parte de Euskal Herriko Txistularien Alkartasuna, organización creada en 1927, donde más de cien txistularis de Euskal Herria se reunieron en Arrate (Eibar) para fundarla, hasta que la Guerra Civil paralizo sus actividades. Los txistularis tendrían que esperar hasta septiembre de 1952, fecha en la que la asociación se “refunde”de nuevo en Eibar.

En aquella época -”cantábamos juntos en la parroquia y el solía cantar en el Coro San Nikolas de Algorta”-, -”también solíamos tocar en las celebraciones parroquiales de Andra Mari”-, dice Julian que quien le consolido como txistulari fue Juan Atxurra, su primera actuación fue el día 25 de Julio de 1956 celebración de la festividad de Santiago -”fue con mi entrañable amigo Gerardo Zubillaga”-, luego con Gerardo seguimos tocando en las procesiones del Sagrado Corazón, se salia desde la Iglesia, por la puerta de Goierri, se bajaba por los lavaderos hasta la “Venta” y llegábamos por Maidagan hasta las barreras del ferrocarril, porque era de noche, se hacia muy tarde y existía el peligro, entonces menor ya que los trenes hasta Plentzia eran cada hora, del tren. Cuando abrieron la calle Mugarra, ya estaba esa zona empezando a urbanizarse, girábamos por Pagasarri hasta llegar a la Venta y terminar en el pórtico de la Iglesia, y en toda la procesión -”íbamos tocando el txistu por delante”-.


Al principio Julian tenia contacto con Gerardo y este a su vez con los txistularis de Leioa, los “Txakursulo”, sobre todo con uno de ellos, que trabajaba con Gerardo en la Unquinesa, fabrica que luego fue Dow Chemical una de las compañías químicas más antiguas de Euskadi, fundada como UNQUINESA (Unión química del Norte de España, Sociedad Anónima) por la familia Lipperheide de nacionalidad alemana, su relación con los txistularis de Leioa se remontan a las fiestas de Udondo, que en su opinión -”tenían personalidad propia y estaban mas arraigadas al pueblo incluso que las de San Juan”- se celebraban el 8 de Septiembre, los dos primeros días tocaban en Leioa y al anochecer del segundo bajaban a Udondo, Patxi Aresti (Txakursulo) siempre les llamaba -”oye no os olvidéis-, Julian se encargaba de llamar a Elizondo y a todos los demás, también a los que venían desde de Sondika, Derio y Portugalete. Se solían juntar una veintena de txistularis, solían tocar dos o tres cositas de concierto en Udondo, este era el hilo que luego conectaría con la formación de la Agrupación de Txistularis de Uribe Kosta.

Leioa les solía contratar para todas las fiestas del año, a Boni el txistulari del Ayuntamiento de Bilbao, y a algún otro, Boni le dijo a Julian -”oye Julian yo siempre tengo problemas con el txistulari que quiero llevar y tu como puedes liberarte mejor por tu trabajo...”, así que los dos se juntaban en San juan, San Bartoleme y todas las fiestas, pero las fiestas del barrio de Udondo tenían un poco carácter independiente, y aunque por la mañana iban a tocar algún aurresku para acompañar a la corporación de Leioa, luego se metían en el barullo de Udondo y iban a su aire.

En aquellos días Patxi Aresti le solía decir a Julian -”oye Julian tenemos que hacer algo organizarnos en la zona, una banda de txistularis o una banda de bandidos, pero algo hay que hacer”- siempre andaba así, hasta que en 1969 o 1970 por las fiestas de Udondo se despidieron -”bueno hasta mañana, mañana como es el ultimo día el pasacalle vamos a dar mas tarde, siempre era muy txirigotero”- allí se despidieron, seria sobre la 11 de la noche, al día siguiente le dieron la noticia del fallecimiento de Txakursulo, le había dado un infarto al ir a casa.


Entonces, como todas las cosas que se hacen precipitadamente, en honor a el y a su figura, se organizó un concierto de txistu, Julian les dijo que eso había que hacerlo con un poco mas de calma y personalidad, el concierto salio como el dice -”un churro”-, pues ese fue el momento y el motivo para crear la Agrupación de Txistularis de Uribe Kosta, después de aquel fracaso de algo que querían hacer para homenajear a un amigo tan entrañable, dijo Julian -”vamos a tratar de conseguir lo que tanto ansiaba Patxi”-.

Pensaron tambien que los txisturaris, que solo se veían una o dos veces al año, tenían que mantener una relación mas permanente, así que comenzaron la andadura, estuvieron casi 20 años sin levantar actas ni legalizarse, alguno de los primeros en empezar fueron Juan Atxurra, Antolin Mendizabal, Joaquin Veiga, estos dos últimos eran txistularis del Ayuntamiento de Getxo pero sin contrato tenían un tanto por tocar, y Zarate uno de Erandio, Jesus Mayor (de Gorliz) y otros empezaron a venir a Getxo porque quien le empezó a enseñar no podía atenderles, Julian les daba clases de txistu en Itxas Argia, así empezaron fueron llegando otros de Sopelana, Ander Madariaga (atabalero de Munguia) que solía venir desde Mungia, luego vino a vivir a Getxo, solía cantar en el Biotz Alai, pedro Atxurra que vino de Venezuela, algunos de Erandio......... Al final abarcábamos desde (San Ignacio,Erandio, Leioa, Las Arenas, Romo, Agorta, Getxo, Berango, Sopela, Plentzia, Gorliz y Mungia), llegaron a juntarse mas de 40 txistularis. 
 
La Agrupación de Txistularis de Uribe Kosta participo también en el homenaje que el Coro Biotz Alai realizó a Juanjo Gainza director de dicho Coro.

Las Comisiones de Fiestas de los Pueblos empezaron a tener recursos propios, allá por el 1975, nos llamaban y tuvimos unas actuaciones muy continuadas porque eramos uno de los grupos que tenían calidad para dar conciertos, hasta entonces los txistularis que ibamos a los pueblos nos limitábamos a dar pasacalles y bailables. La primera actuación de fundamento fue en el homenaje que se le hizo a “Aranzamendi”, tío de Ander Madariaga, en Mungia en el año 1970, como txistulari era funcionario del Ayuntamiento de Mungia y se jubilo, vinieron txistularis desde Bermeo y Bilbao, era un txistulari de la época anterior a la Guerra de 1936.

Cuando llegaron los Ayuntamientos Democráticos (1979), -”yo fui uno de los que tomo parte de ellos en Getxo, tomamos el relevo a finales de Abril, primeros de Mayo”-, después del verano, empezamos a decir -”oye pues los Domingosss en la Plaza spodíannn dar conciertos de txistu”-, Julian propuso que una vez al mes se diera un concierto, empezamos finalmente en Octubre del 1979,nos daban unas 5.000 pts. por cada concierto, hicieron un compromiso con el Ayuntamiento para tocar desde Octubre hasta Julio cogerra Agosto y Septiembre de vacaciones.

Los primeros años se fueron haciendo conciertos todos los Domingos pero llegaron al convencimiento de en lugar de 10 conciertos era mejor hacer 9, porque prácticamente el mes de Julio no asistía casi nadie, porque todos se iban a las playas o de vacaciones. Los conciertos gustaban a la gente, porque eran bastante completos, hacían un pasacalles desde el Casino de Algorta hasta la Plaza de San Nikolas, alguna vez subieron hasta cuatro caminos, en la plaza montaban los atriles, colocaban las partituras y daban un concierto de hora y media, con un pequeño descanso de 10 minutos.


Luego empezaron a quejarse los de Las Arenas, porque no se daban los conciertos en su barrio, los txistularis pensaron que dos conciertos al mes iba a crearles una obligación que no deseaban, el dinero que obtenían de aquellos conciertos iba íntegramente a una caja común, nunca repartieron el dinero, servia para una vez al año hacer una comida, por todo lo alto, el día de Santa Cecilia (patrona de los músicos), para solucionar este tema decidieron dar los conciertos un mes en Algorta y otro en Las Arenas, así estuvieron desde 1979 hasta el 2004, 25 años aproximadamente. Ademas de estos conciertos solían dar otros cuando las comisiones de fiestas les requerían en los distintos barrios.
Cuando las inundaciones de Bilbao del año 1983, hicieron un concierto itinerante, salieron un Domingoooo a las 9 de la mañana y estuvieron hasta las 3 de la tarde, recorriendo todo el Municipio de Getxo, las paradas que fueron realizando fueron (San Nikolas, el Kasino de Algorta, San Ignacio, la estación de Neguri, Las Arenas, Romo) igual tocaron 20 conciertos. Sacaron 100.000 pts. y con un cheque se fueron a la Diputación de Bizkaia y le hicieron entrega al Diputado General para ayudar a los mas necesitados, como dice ahora Julian lo hicieron -”callandito, callandito”-.


Así fueron tocando por todas las fiestas de los pueblos de Uribe Kosta. También solían hacer todos los años una excursión y en el mismo lugar donde iban a realizar la comida daban un pasacalles y un concierto. Incluso en Lekeitio que también de forma espontanea dieron un concierto se acerco el Alcalde para agradecerles el detalle, dándoles unos abrazos, en boca de Julian “ tremendos”. Otro de esos conciertos improvisados lo dieron en los años 80-82, en la Biblioteca de la Diputación en la calle Berastegi, la Asociación de txistularis organizó unas conferencias relacionadas con este ancestral instrumento, y dieron un repaso de las diferente fases de los txistularis (txistulari, txistulari con tamboril, atabalero, silbote, cuando ya se juntaron dos txistularis, etc.), así que cuando llegaron a la conferencia sobre los conciertos de txistu les llamaron y dieron ese concierto, gustando mucho a la gente la actuación.


Los txistularis a veces tenían algún encontronazo con las “autoridades franquistas” de la época, en la foto inferior se puede observar a un grupo de ellos que por tocar una melodía entendida por un vecino Carlista como “Separatista”, el cual les denunció a la guardias civil, fueron detenidos y conducidos al cuartelillo, Gerado Zubillaga les dijo que esa melodía era una pieza publicada en la revista Txistulari y de uso frecuente, gracias a la intervención del Sacerdote que les acompañaba finalmente pudieron salir sin mas consecuencias.

Julian aun conserva su Txistu, como el dice -”el único que ha usado”-, a pesar de que tiene otros dos mas, el primer tamboril que tuvo el año 2011 lo rompió porque ya estaba todo apolillado, le dio pena porque lo había arreglado hace años y tenia dentro la etiqueta del constructor y el año en que se lo hizo 1955 y el txistu es de 1953 cuando empezó a tocar los primeros acordes. Como el dice la música y el Txistu le han causado  -”Grandes satisfacciones”-.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada