MEMORIAS DE GETXO

jueves, 10 de mayo de 2012

EL FRONTON DE LA CALLE MAYOR DE LAS ARENAS


El fronton de la calle Mayor de Las Arenas estaba en la esquina de las calles Mayor y Barria, junto al edifico donde se halla la tienda de música de Vellido, muchos niños de los años 50, conocimos ese antiguo frontón, que estaba rodeado por un muro, con una puerta que daba a la calle Mayor. Muchos años mas tarde nos preguntábamos de quien y quien fue el constructor de ese frontón. 

 
El Frontón fue construido en 1932 , tenia unas dimensiones de 24 mts. de largo por 7 mts. de ancho y una altura de 7 mts. Su construcción fue solicitada por el Sr. Joaquin de Gamboa y Aurrecoechea, representante de la empresa Construcciones Gamboa y Domingo, S.A., ver documento en la parte inferior, dicha solicitud se hizo por encargo de “Euzko Batzokija de Las Arenas, entidad política, que instalo su sede en los antiguos salones del “Café el Abra” en la llamada plaza de Alfonso XIII, y que fue constituida en 1931.



El Batzoki de Las Arenas fue bombardeado por la aviación Alemana al igual que otros edificios de Las Arenas, provocando muchas muertes de civiles, de cuyo tragico y fatal desenlace ya hable en otra entrada anterior, durante la Guerra de 1936-1939.

Durante los años 50 eramos muchos los adolescentes que saltavamos la tapia para jugar a pelota mano, tenia algo de morbo lo del saltar a un local cerrado; la parte del frontis, daba a un patio donde Ayarza tenia el obrador de su pastelería y cuya entrada estaba en la calle Amistad, donde hoy se encuentra un restaurante italiano, en ese mismo local también estuvieron “Las Chanfradas” de Bilbao y una tienda de electricidad, Ayarza tenia muy mal humor y gracias a su hija Tere se solia conseguir que devolviera las pelotas de mano, que por la inexperiencia y el exceso de pundonor encajábamos. 
  
Las llaves de la puerta del frontón las solía tener el padre de los Alday, que tenían la casa familiar en la casa de los baños, una casa que daba al muelle, solían jugar a palas Alday con Fernando Bernaola y otros amigos, después de la guerra.

Sirva este pequeño apunte para conocer esos sitios que el paso del tiempo ha hecho desaparecer pero que pertenecen a los recuerdos de nuestra niñez.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada