domingo, 19 de septiembre de 2021

ELEVACIÓN A PARROQUIA DE LA IGLESIA DE LAS MERCEDES DE LAS ARENAS

 


Sobre esta parroquia he publicado varias entradas, la primera titulada “1913 Inauguración de la Parroquia de Las Mercedes” el día 19 de mayo del 2014; la otra bajo el título de “Una fiesta ligada a una linda Capillita, Las Mercedes” el día 20 de septiembre del 2017.

Pero antes de realizar la que hoy traigo a estas páginas, motivada por haber encontrado información más precisa sobre cómo fue aquel momento de 1913, voy a incluir una secuencia histórica del templo de Nuestra Señora de Las Mercedes de Las Arenas.

La Iglesia Parroquial de Las Mercedes de Areeta-Las Arenas, centenaria desde que se construyera el primer templo seguió los siguientes pasos en el tiempo:

En 1886 se produjo el deslinde para la edificación del templo, y en julio de 1887 se terminó de construir: El día 16 de julio de ese año D. Pedro Lorenzo de Castañares (Arcipreste de Bilbao), bendijo el templo, que en un principio estuvo anejo a la Parroquia de San Nicolás de Algorta. El diario madrileño “El Siglo Futuro” del 21 de julio de 1887 recogía también el evento “...El sábado fue bendecida la nueva iglesia construida en Las Arenas de Bilbao, bajo la advocación de Nuestra Señora de la Mercedes...”

Sin embargo, fue el 28 de marzo de 1912 cuando el Ministerio de Gracia y Justicia aprobó por Real Decreto su paso a Parroquia.

Aquel primer templo tuvo una vida de 50 años, ya que durante el golpe de estado del 36, en 1937, fue incendiado y más tarde derribado.

El actual templo, que fue inaugurado el 24 de septiembre de 1944, el día de Las Mercedes.

A pesar de que su primera construcción se realizó (1887), como decía en mi entrada del 2017, no fue hasta 1913 cuando se elevó la Iglesia de Las Mercedes a la categoría de Parroquia.

El miércoles día 1 de enero de 1913. Varios fueron los medios de comunicación escritos que recogieron aquel acontecimiento. Entre ellos estaban los diarios “El Noticiero Bilbaíno”, “El Pueblo Vasco”, “El Nervión”, “La Gaceta del Norte”, incluso la revista católica “La Hormiga de Oro” cuyo ámbito geográfico era Barcelona publicó el evento.

Al día siguiente, el diario bilbaíno “El Pueblo Vasco”, recogía ampliamente la noticia con el titular: “…Ayer en Las Arenas. Solemne Inauguración de la nueva Parroquia…” Continuaba el diario completando la noticia, relatando la solemnidad con la que se había producido el evento, de sus líneas se desprendía con claridad la ideología conservadora del mismo: “…Con motivo de haber sido elevada a la categoría de parroquia la iglesia de Nuestra Señora de las Mercedes. Todo el vecindario de Las Arenas, dando pruebas de !a inmensa satisfacción que ha causado la decisión de nuestro prelado, asistió a las ceremonias religiosas, organizadas con motivo de la inauguración de la nueva parroquia.

Los balcones de todas las casas aparecían adornados con follajes y colgaduras. La nueva parroquial se hallaba también, desde la torre del templo pendían guirnaldas de follaje. Desde las seis de la mañana dieron comienzo las ceremonias religiosas.

A las ocho de la mañana se celebró una nueva misa, oficiando el coadjutor D. Francisco Abasolo. En ella participaron 400 niños y niñas que se acercaron a recibir el “Pan de los Ángeles”…”

Antes de la hora en que se iba a celebrar la ceremonia, de elevación a parroquia del nuevo templo, fueron llegando distintas personalidades y fieles: “…Poco antes de las diez, fueron llegando en automóviles distinguidas personas de Bilbao, Algorta, Neguri y Portugalete.

Minutos antes de dicha hora, en el automóvil del Sr. Olavarri, llegó el Arcipreste Sr. Montealegre, quien ostentaba la representación del prelado de la diócesis. La Banda Municipal le rindió honores, interpretando la Marcha de los Infantes.

Poco después llegaron al templo el Ayuntamiento en corporación, los miembros pertenecientes a la Junta de reforma de la iglesia y numerosos invitados, entre ellos el Diputado a Cortes por Baracaldo D. Fernando María de Ibarra.

En los bancos del presbiterio tomaron asiento diversas personalidades: A un lado se sentaron el delegado episcopal Sr. Montealegre, el Alcalde de Guecho D. Tomás Urquijo, el comandante de Marina y Ayuntamiento. El lado opuesto lo ocuparon, el Diputado a Cortes D. Fernando María de Ibarra, D, José María González; D. Joaquín Arellano, el juez municipal e individuos de la Junta de reformas Srs. Gorbeña, Aznar, Rucabado y otros.

Oficio la misa el nuevo párroco D. Manuel Moral, actuando de diácono y subdiácono D. José María de Ordeñana y D. Epifanio Quintana. La capilla de la parroquia, contó con la cooperación de valiosos elementos corales de Bilbao, quienes cantaron una hermosa misa y a continuación un solemne Te Deum. Dirigió la misa el maestro Unceta, acompañado al órgano por el señor Elola…”


Tras un largo sermón ofrecido por el Padre Coloma, se produjo la bendición de la nueva parroquia. Acto seguido se trasladaron a la sacristía donde el nuevo párroco recibió las felicitaciones de algunos asistentes. Con lo que llegó uno de los momentos más deseados, el banquete: “…El cual se celebró en las Escuelas Municipales, en un salón de las mismas, adornado con follajes y flores, se instalaron tres largas mesas, una para la presidencia en el fondo, y otras dos paralelas entre sí y formando ángulo recto con la primera. Presidió el banquete el arcipreste Sr. Montealegre, quien sentó a su derecha al Alcalde de Guecho, comandante de Marina, presidente de la Junta de Fomento de Las Arenas, D. Valentín Gorbeña y al arquitecto Sr. Rubacado. A la izquierda del presidente se sentaron el Diputado D. Fernando María de Ibarra, el párroco D. Manuel Moral, el presidente de la Junta de reforma D. Alberto Aznar y el teniente alcalde de Las Arenas, D. Venancio Echevarría.

Los demás asientos fueron ocupados por otras autoridades y representantes de la prensa. La mesa servida por el Club Marítimo del Abra, contó con el siguiente menú:

Purée Saint Germain

Friture italienne

Soles Marguery

Filet do boeuf Godard

Poulardes rótes

Salade Russe

Glace panachée a la Condée

Biscuit aux fruits

Desserts

Acompañada de los siguientes vinos

Bodegas Bilbaínas Carta Oro

Idem ídem blanco ídem ídem

G. H. Mumm Cordón Rojo de Gernon y Cª.

Porto

Café, licores, cigarros...”

Entre los congregados al banquete estaban diversa personalidades, tanto locales como de los pueblos cercanos: “…Además de las personas antes indicadas, acudieron al banquete los miembros de la Junta de Reformas de la Iglesia Srs. Alberto Araña, Joaquín Arellano, Valentín Celaya, Juan Telleria, Carlos Zubizarreta, Eusebio Muro, José María González y Ramón Coste.

Asistieron en representación del clero: Los presbíteros D. Epifanio Quintana cura de Algorta, D. Isidro Iñiguez capellán de Algorta, D. Francisco León Ugartechea coadjutor de Algorta, D. José Ordeñana capellán de Las Arenas, D. Francisco Abasolo coadjutor de Las Arenas, D. Tiburcio Álvarez capellán de D. Fernando María de Ibarra, D. Julián Sarasketa coadjutor de Algorta, D. Raimundo Iza, cura de Lejona y D. Gregorio Ocariz coadjutor de Guecho.

Entre los miembros de la corporación municipal acudieron: El Alcalde D. Tomas Urquijo, junto a los concejales Domingo Ugarte, Domingo García Echave, Manuel Cámara, Segundo Garay, Andrés Zulaica, Vicente Basañez, el Alcalde de barrio de Las Arenas Pedro Basañez y el primer teniente de Alcalde Venancio Echevarria.

En una de las estancias de las escuelas había un árbol de navidad, bellamente iluminada, del que pendían bonitos juguetes, los cuales iban a ser distribuidos entre los niños que habían acudido a la catequesis a lo largo del año…”


El diario “La Gaceta del Norte” del 2 de enero de 1913 ofrecía a sus lectores, en la tercera página, una imagen de la parroquia acompañada de una fotografía del Párroco de Las Mercedes D. Manuel Moral. Al día siguiente relataba dicho diario: “…No hubo en el Pueblo una sola casa en la que no colgaran adornos en sus balcones. Todas las Sociedades y Círculos izaron sus banderas. En la capilla, reforzada por notables elementos de Bilbao, se cantó una solemne misa y un Te Deum, dirigido por el Sr. Anuncita a quien acompaño al piano el Sr. Elola. La Junta de Beneficencia, presidida por D. Venancio Echevarria, a cada pobre una libra de turrón, tres kilos de patatas y un litro de vino…”

El diario “El Nervión”, del día 1 de enero de 1913, además de los datos ofrecidos por el resto de los diarios, añadía la siguiente información: “…En nuestra visita a las escuelas pudimos ver, en un local contiguo al que se celebró el banquete, un magnifico árbol de Navidad, profusamente iluminado, del cual pendían multitud de juguetes, al igual que en otras mesas se encontraban colocados otros objetos, destinados a ser repartidos durante el día de mañana por las catequistas. A lo largo del día se dispararon infinidad de voladores…”

La revista de Ilustración católica “La Hormiga de Oro”, del día 11 de enero de 1913, llevaba a su página 26 la noticia: “…Con grandes solemnidades religiosas se celebró en Las Arenas de Bilbao la elevación a la categoría de parroquia de la iglesia de Nuestra Señora de las Mercedes…” Ofreciendo tres fotografías del evento en las que se podía observar diferente momentos de aquel acontecimiento religioso en Las Arenas.


miércoles, 15 de septiembre de 2021

ACONTECERES DEL ÚLTIMO CUARTO DEL SIGLO XIX EN GETXO -225-


En la entrada anterior veíamos como en el pleno municipal se trataba sobre el edificio llamado Hospital, que estaba situado próximo a la iglesia de San Ignacio.

Para mediados de mayo de 1894 ya se hablaba en la prensa bilbaína de avances en el montaje de la grúa Titan. En el diario “El Nervión” del 17 de ese mes se día: “...Esta potente máquina quedará montada hacía finales del mes actual. Se espera que en los primeros días del mes de junio se halle en condiciones de prestar sus servicios...” Sobre las obras y los rellenos se escribía: “...Es tan enorme la cantidad de piedras de las tres clases que se ha echado para la construcción del rompeolas, que según cálculos aproximados, de un ingeniero amigo nuestro, se estima ascienda a 1.100.000 toneladas...” Respecto de los bloques y el avance de la obra se comentaba: “...Por termino medio, se han arrojado hasta la fecha, 4.000 bloques de 100 y 70 toneladas. De los 1.450 que al terminar la obra tendrá el rompeolas, conforme a los planos del autor, D. Evaristo de Churruca, se han construido a la fecha 250 de superestructura...”

El 17 de mayo de 1894, el Ayuntamiento de Getxo recibía un oficio de: “...Fray Gregorio del Sagrado Corazón de Jesús, Ministro del Convento de la Santísima Trinidad de Algorta, invitando a la Corporación Municipal a una solemne función que tendrá lugar el próximo día 20 de mayo, en dicho convento...”

Por esas fechas se continuaba trabajando en el alcantarillado de Las Arenas. A la vez que se aprobaba con carácter provisional: “...El catastro de la riqueza territorial y ganadera de la Anteiglesia de Guecho...” La cual ascendía a: “... Ganado vacuno 763 cabezas, caballar 32, mular 11, asnal 9, lanar 22, cabrio 3 y de cerda 372 cabezas. Que valoraban en 9831,50 pesetas...” (Fondo: Archivo Foral de Bizkaia).


También, en el mismo pleno del 17 de mayo, se daba cuenta del estado del nuevo matadero de Alango: “...Se da cuenta por parte del Arquitecto del Municipio, que se hallan en estado de ser recibidas la obras del nuevo matadero de Alango. Por lo que el Ayuntamiento acordaba la recepción definitiva de las mismas, acordando se pague al contratista rematante D. Domingo Zubizarreta 3.000 pesetas a cuenta de las citadas obras, dejando para el ejercicio de 1894-1895 el resto del importe...”

Sobre lo tratado en el pleno del 10 de mayo de 1894, a cerca del cable ingles, en el pleno del 17 de mayo de 1894 el Ayuntamiento de Getxo acordaba: “...La Comisión de Fomento ha informado favorablemente, para que se conceda en venta un pequeño terreno sobrante de vías públicas perteneciente a este municipio, situado en el punto de Arrigunaga, además se acuerda que dicho terreno sea medido y valuado por el Arquitecto Municipal...”

En el mismo pleno se comunicaba la solicitud de una certificación: “...A favor de D. Juan Barasorda y D. José María Zubiaga, para proceder a la inscripción en el Registro de la Propiedad, de la casa llamada “Tatoena” y otras heredades que se especifican en el escrito...”


Por aquellas fechas la zona de baños de Ereaga se encontraba en un estado deplorable, por lo que el Ayuntamiento de Getxo decidía: “...Autorizar a la Comisión de Obras para que arregle debidamente, por medio de jornaleros, aquellos puntos...”

A mediados de mayo de 1894 la prensa bilbaína, volvía a tratar sobre la Grúa Titan, el día 18 de ese mes el diario “El Nervión” escribía “...Esta poderosa máquina, con ayuda de la cual confía la Dirección efectuar los trabajos del rompeolas con mucha mayor rapidez y precisión que hasta aquí, tendrá un brazo cuya largura será de treinta metros y a la distancia de quince, podrá fácilmente levantar un bloque de hasta sesenta toneladas, moverlo y hacerlo pasar por encima del parapeto del rompeolas, depositándolo en el lugar designado; por el ingeniero para que sirva de defensa.

Asimismo se aprovechará el brazo de esta grúa para la continuación de la superestructura, siendo la basé de este muelle, las cajas de hierro cargadas de hormigón con las cuales se formarán bloques de unas trescientas toneladas aproximadamente, sirviendo éstas como base del rompeolas. Las dimensiones de estas cajas metálicas son de doce metros de largo por seis de ancho y dos de alto. Precisamente estriba la construcción del rompeolas en este nuevo método de colocación de dichas cajas y permitirá dar a la obra toda la precisión que requiere este género de trabajo...” (El Nervión 18 mayo 1894).


Al día siguiente el mismo diario informaba sobre los avances en el contramuelle de Algorta, dejando una fecha importante, la de inauguración de las obras del contramuelle de Punta Begoña: “...La empresa que tiene a su cargo las obras de este contramuelle, con uno de los gánguiles arrojó los primeros materiales para la formación de la escollera, el día 6 de Marzo del año actual, fecha notable, por ser este día el de la inauguración de las obras del contramuelle que parte de Algorta...”

También nos dejaba un dato curioso referido a las distancias y tiempo del ferrocarril de Bilbao a Las Arenas y el de este último punto a Plencia: “...Bilbao a Las Arenas, se cubren sus 12 kilómetros en media hora; Las Arenas a Plencia, 15 kilómetros en 45 minutos...” (El Nervión 19 mayo 1894).

El día 21 de mayo de 1894, en este último diario volvían a tratar sobre las obras del contramuelle: “...Tan pronto como las obras del Puerto Exterior se hallen lo suficientemente adelantadas para evitar el oleaje de la barra, nuestra celosa junta de obras tiene en proyecto la construcción de una grúa flotante para la extracción de los restos de los buques perdidos en el banco Nordeste, de la entrada de la ría, dando al canal mayor anchura y limpiándolo, después de hecha esta operación, por medio de la nueva draga de succión. Hoy la profundidad mínima en bajamares en la barra y en la mitad inferior de la ria es de cinco metros; la amplitud media de las mareas es de tres metros cincuenta centímetros, que suman una profundidad de 8,50 metros, con una anchura en dicha parte de la ría de ciento cincuenta metros a trescientos que tiene frente a la fábrica de Altos Hornos; por consiguiente, a poco que se drague, tendremos nuestro puerto en condiciones para recibir los mayores vapores transatlánticos, y esto no tan sólo en nuestro Puerto Exterior, sino que también podrán subir la parte de la ría y efectuar sus faenas de carga y descarga al mismo pie de las grandes fábricas metalúrgicas...” (El Nervión 21 mayo 1894).

En la próxima entrada de esta serie, sobre el último cuarto del Siglo XIX, veremos cómo D. Antonio Arechavala solicitaba al Ayuntamiento de Getxo un terreno en el punto de Ereaga.


domingo, 12 de septiembre de 2021

ACONTECERES DEL ÚLTIMO CUARTO DEL SIGLO XIX EN GETXO -224-

 


En la entrada anterior veíamos como se realizaban obras entre la llamada Plazuela de Las Arenas (Bizkaiko Zubia) y las cuadras del Tranvía.

En el pleno del 2 de mayo de 1894 se trataba sobre el edificio llamado Hospital (situado próximo a la iglesia de San Ignazio): “...Se ha examinado con detención la escritura del Hospital, instruida a favor de esta Anteiglesia por los señores, D. Luciano Alday y Ubao y D. Mariano de Arana y Olaguibel, como albaceas testamentarios de Dña. Francisca de Abaroa y Sarria (donante) y Dña. María Rosa de Abaroa y Sarria (coadyuvadora), habiéndonos encontrado con la dificultad de que el Ayuntamiento no puede, en su calidad de administrador de la fundación, vender ni enajenar los bienes legados para hacer figurar en los presupuestos del nuevo Hospital que trata de construir, por prohibírselo terminantemente la clausula 2ª de la escritura de fundación, que a la letra dice “sin que en ningún tiempo pueda ser destinado ni vendido por nadie para ningún otro uso”. Por lo que tuvimos que remitir a consulta la mencionada escritura de fundación a nuestro abogado consultor, quien es de la opinión de que el Ayuntamiento no está facultado para llevar a cabo la venta de los bienes que constituyen la fundación y que no puede enajenar los mismos legalmente. Por lo que el Ayuntamiento ha decidido este acuerdo a D. Luciano Alday y Ubao, único superviviente de los expresados albaceas, a fin de que vea en que manera se puede proceder a la venta del edificio llamado “Hospital”, y del solar en el que fue construido, bien entendido que esta corporación esta dispuesta a sufragar los gastos que pudiera originar en consultas o cualquier otra diligencia...” Aquella venta era necesaria para poder acometer las obras del nuevo edificio del Hospital Hospicio de Alango.


En aquellos día se estaba procediendo al arreglo de las vías peatiles: “...
En el barrio de Santa María de Guecho, desde Maidagan a Arteagas y Diliz. Además de a la reparación de la fuente del punto de Salsidu, que abastece al barrio de Zubilletas, y que se halla descompuesta...”

En la ría algunas veces se producían contratiempos con los vapores que entraban. El 5 de mayo de 1894 la prensa bilbaína informaba sobre un abordaje en las boyas de Portugalete: “...El vapor “Moratín”, de matricula de Sevilla, en el momento en que entraba en este puerto, abordo al vapor “Albia”, el cual se hallaba amarrado a una de las boyas de Portugalete. Ambos buques resultaron con averías de consideración...”


Mientras, en el informe comparativo del ferrocarril de la margen derecha (Bilbao-Las Arenas), los números resultaban negativos, respecto a periodo anterior del mes de abril. Decía el diario “El Nervión”: “...El número de viajeros ha disminuido en 8.931 personas, también en mercancías transportadas 51.013 kilogramos, con lo que el resultado económico había caído en 1.059 pesetas...”

Las obras del puerto de Bilbao llevaban buen ritmo, el día 8 de mayo de 1894, el diario “El Nervión” decía en su sección “Gacetillas”: “...Desde hace unos días se ha comenzado a echar la escollera para la construcción del contramuelle que parte de Algorta. El nuevo puerto, salvo imprevistos, estará terminado dentro de seis años, aunque de aquí a tres podrán los buques de gran porte venir a cargar al abrigo del mismo...” Otro de los equipamientos del puerto, la Grúa Titan, avanzaba a buen ritmo. Según decía la prensa: “...La Grúa Titan en construcción frente al rompeolas, (puerto exterior) destaca ya a simple vista, de lo que se deduce que su construcción se halla muy avanzada, lo cual facilitara las obras del nuevo puerto...”


Por aquellos días la empresa del tranvía trataba de mejora su servicio, construyendo siete carruajes para el invierno, que según decían eran de gran belleza, además de otros cuatro para el verano. También ampliaban su cuadra de caballos, con la compra de catorce equinos, para dedicarlos al servicio de viajeros.

El diario anteriormente mencionado, nos dejaba la estadística de los ferrocarriles, que se habían construido en el anterior año en el País Vasco: “...De Guernica a Pedernales (9,50 kilómetros), de Elgoibar a Deva (13,50 kilómetros) y de Las Arenas a Plencia (14 kilómetros). En toda Europa se habían construido un total de 4.152.751 kilómetros...”

En el pleno municipal de Getxo del 10 de mayo de 1894 se daba cuenta: “...De una comunicación del Director General del Tesoro Público, informando haber dejado sin efecto el nombramiento hecho a favor de D. Santos Larrazabal, para la administración de loterías de segunda clase de Guecho, y nombrar en su lugar a D. Mateo López Añua Ruiz...”


Por otro lado se daba informaba sobre lo que más tarde sería la “Casa del Cable” de Arrigunaga: “...Se da cuenta de una instancia de D. José Aparicio, representante en España de la Compañía del Telégrafo Submarino de Bilbao a Inglaterra, solicitando se le ceda en venta un terreno sobrante de vías públicas en el punto de Arrigunaga, para construir un pequeño edifico con destino al marre de dicho cable...”

En la próxima entrada de esta serie, sobre el último cuarto del Siglo XIX, veremos cómo el Convento de la Santísima Trinidad de Algorta, invitaba a la Corporación Municipal a una función solemne que se iba a celebrara el día 20 de mayo de 1894.

miércoles, 8 de septiembre de 2021

LA COLONIA ESCOLAR DE CARDEÑAJIMENO y -III-

Con esta entrada, la última de esta serie, finalizaré la historia de una de las iniciativas municipales, en favor de los niños y niñas más desfavorecidos de nuestra Anteiglesia.

SEXTA EXPEDICION A CARDEÑAJIMENO (1933)

El día 16 de junio de 1933 salía, para Cardeñajimeno, la primera expedición de niñas: “...Colonia Escolar.- Hoy a las siete de la mañana, saldrá con dirección a Aguas Claras (Burgos) la primera expedición escolar de esta Anteiglesia, integrada por 40 niñas, a la que acompañan las maestras Dña. Luciana Salazar y Dña. Francisca Ugarte y el oficial de la sección de Instrucción Pública D. Luis Ezcurdia...” (El Liberal 16 de junio de 1932).

El viernes 1 de agosto se producía el relevo de los colonos: “...El relevo de los colonos.- A mediodía de hoy se verificará en el vestíbulo de la Casa Consistorial la revisión de los equipos que han de llevar los cuarenta niños que el día 1 de agosto próximo han de ir a la finca de Fuentes Blancas (Burgos) para relevar a las cuarenta niñas que allí están desde hace mes y medio, formando la primera expedición de las Colonias escolares de este año...” (El Noticiero Bilbaíno 28 de julio de 1933).

El viernes día 15 de septiembre volvía la última tanda de los colonos de Cardeñajimeno: “...Las Colonias escolares.- Mañana, viernes, regresarán de la finca San Ignacio, que el Ayuntamiento de Guecho posee en Aguas Claras, término municipal de Cardeñajimeno (Burgos), los cuarenta niños que forman la segunda expedición de las Colonias escolares de este año, después de haber estado allí durante mes y medio. Con el regreso de esta expedición ha quedado ultimado, por este año, el veraneo de los niños, que tan grato resulta a los pequeños escolares...” (El Noticiero Bilbaíno 14 de septiembre de 1933).

SEPTIMA EXPEDICION A CARDEÑAJIMENO (1934)

Getxo en 1934 era un municipio puntero, en cuanto a protección a las personas más necesitadas. Tenía cinco Cantinas Escolares: “...De cuya administración se encarga el Patronato de Protección Escolar. Estaban situadas en Las Arenas, San Ignacio, Algorta, Santa María y Sarachaga. A las mismas asisten unos 300 escolares. El coste por comida ascendía a unos 50 céntimos...”

Además el Municipio contaba con: “...Baños Artificiales en la casa de Socorro, en un departamento independiente, los mismos eran llevados con la cooperación de la Junta Antituberculosa de Getxo, que estaban a cargo de practicantes. Los baños ultravioletas, se aplicaban a toda persona necesitada, que no contará con recursos no le permitieran costearse ese tipo de medicación...”

En cuanto a la Lucha Antituberculosa: “...El Ayuntamiento se encargaba de procurar la vacuna B.C.G., para todo recién nacido en el municipio, y de procurar la enfermera titulada que la aplique...”

En 1934 se realizó un plano de obras, que a pesar de que la calidad fotográfica no es la idónea, nos permite ver como era la colonia, y la descripción que hacían de la misma, conocer cómo eran sus instalaciones.

Decía la memoria: “...La Colonia esta instalada en la “Quinta San Ignacio”, Ayuntamiento de Cardeñajimeno, a siete kilómetros de Burgos, y a dos de la Cartuja de Miraflores. Está situada en un altozano.

Consta de tres plantas: En la planta baja se encuentran las cocinas, comedores, salas de recreos, y una amplia Capilla.

En el Primer piso, se encuentran los dormitorios, cuartos de baño, servicios sanitarios, enfermería y ropero.

El Segundo piso, tiene la misma disposición que el primero.

Adosado a una de las paredes de la finca hay un frontón. Rodea a la misma un robledal y huerta donde se cultivan las hortalizas para alimentar a la Colonia. El agua es abundante, se extrae por medio de un motor eléctrico, que a su vez provee de luz eléctrica a la finca. Los servicios religiosos, son efectuados por el párroco de Cardeñajimeno, quien autorizado por su superiores, celebra misa todos los domingos en la capilla de la Finca...” (Expediente Signatura 3236002 del A.M.G.).

En 1934, el número de niñas/os que viajaban a la Colonia de Cardeñajimeno se había consolidado, ya que en los últimos tres años se había mantenido en 40 pequeñas/os.

La primera expedición de ese año partió para Cardeñajimeno el día 20 de julio: “...La primera Colonia.- Hoy, miércoles, saldrán en autobús para la finca de Aguas Claras, en el término municipal de Cardeñajimeno (Burgos), las cuarenta niñas que componen la primera Colonia escolar de este año, con el propósito de que pasen dos meses en aquella hermosa posesión. Acompañarán a las expedicionarias las maestras Dña. Amalia Fernández y Dña. Luciana Salazar y el oficial de la Sección municipal de Instrucción Pública, D. Luis Ezcurdia, más el personal subalterno necesario...” (El Noticiero Bilbaíno 20 de junio de 1934).

La segunda tanda, la de los niños, salía para Cardeñajimeno el día 7 de agosto: “...Relevo de colonos.- El lunes, a las siete de la mañana, saldrán en un autobús para la finca “Quinta de San Ignacio”, que el Ayuntamiento posee en el término municipal de Cardeñajimeno, a siete kilómetros de Burgos, los cuarenta niños que han de componer la segunda expedición de las colonias escolares de este año, para pasar allí cuarenta y cinco días. Van con ellos los maestros municipales señores D. Tirso Pérez Alveniz y D. Samuel González. El mismo lunes por la tarde, regresarán en el mismo autobús las cuarenta niñas que formaron la primera expedición, y que pasaron allí el plazo reglamentario de cuarenta y cinco días, durante los cuales experimentaron una notable mejoría en el aspecto general de su salud.

Al anochecer regresaron en el mismo autobús las cuarenta niñas que formaron la primera expedición, que permanecieron allí mes y medio, tiempo que también estarán los que marcharon ayer. ...” (El Noticiero Bilbaíno 3 y 7 de agosto de 1934).

Los niños regresaron el día 20 de septiembre de Cardeñajimeno: “...Regreso de colonos.- En perfecto estado de salud, regresaron a sus casas los 40 niños que por cuenta de este Ayuntamiento formaron la segunda expedición de las Colonias escolares de Guecho, habiendo pasado una temporada en la finca “San Ignacio”, que el Municipio posee en el término de Cardeñajimeno (Burgos)...” (El Noticiero Bilbaíno 21 de septiembre de 1934).

OCTAVA EXPEDICION A CARDEÑAJIMENO (1935)

Aquellas colonias habían calado, por sus virtudes curativas en los vecinos de Getxo, hasta el extremo de que los empleados municipales se sentían deseoso de verse incluidos entre los seleccionados. El día 15 de abril de 1935, el Alcalde y Primer Teniente de Alcalde, D. Luis Urresti y D. José Bautista Merino presentaban una moción el el pleno municipal: “...Proponiendo, que sin que sea perjuicio para las Colonias escolares, podrían habilitarse unas habitaciones para los empleados municipales, abonando por ello el estipendio que se considere oportuno...” Propusieron en el pleno municipal que: “...Por ser el primer año, y como periodo de prueba, la permanencia de cada empleado sea de una semana completa. Que sea concedido a los empleados municipales de plantilla...” (Expediente Signatura 2478-2 del A.M.G.)

Cómo relataba en la primera entrada la iniciativa mas sonada para ayudar de las Cantinas escolares y aquellos pequeños escolares fue: “...La encabezada por el arenero D. Juan Ituarte (Ver fotografía superior, dentro de un círculo), que llegó hasta el frontón “Hai Alai” de Sanghai, donde el gerente del mismo D. Teodoro Jauregui, junto al cuadro de pelotaris del frontón, realizaron una campaña para enviar fondos para el mantenimiento de setenta niños de las cantinas escolares, durante la temporada de 1936...” (El Noticiero Bilbaíno 23 de junio de 1935).


Con la llegada del verano la octava expedición a Cardeñajimeno partía para Burgos el martes 18 de junio de 1935: “...La primera expedición escolar.- El próximo martes, a las nueve de la mañana, saldrán de frente a la Casa Consistorial, en autobuses, cincuenta niñas de las diversas escuelas públicas de la localidad que han sido seleccionadas para ir a pasar una temporada de mes y medio en la Colonia que este Ayuntamiento posee en término de Cardeñajimeno (Burgos). Acompañarán a las niñas las profesoras Dña. Luciana Salazar y Dña. Amalia Fernández, y para su servicio irán dos sirvientas y una cocinera. Conducirá la expedición, hasta dejarla instalada en la Colonia, el jefe del Negociado de Instrucción Pública del ayuntamiento, D. Luis Ezcurdia...” (El Noticiero Bilbaíno 15 de junio de 1935).

El lunes 5 de agosto retornaban los expedicionarios, y como venía siendo habitual, en el mismo autobús, salían las niñas hacia Cardeñajimeno: “...Relevo de colonos.- El lunes saldrán para la finca que el Ayuntamiento posee en Cardeñajimeno (Burgos), 40 niños que componen la segunda expedición que este año se envía a dicha Colonia Escolar. El mismo día regresarán las 40 niñas de la primera expedición que han pasado allí una temporada de 45 días, durante la cual han experimentado notable mejoría en su estado de salud...” (El Noticiero Bibaíno 4 de agosto de 1935).

Aquellos pequeños colonos retornaban a Getxo el viernes día 20 de septiembre: “...Regreso de colonos.- Esta noche, alrededor de las ocho y media, llegarán a esta localidad los cuarenta niños que han pasado una temporada de mes y medio en la magnífica finca que, para sus colonias escolares, posee el Ayuntamiento de Guecho en el término de Cardeñajimeno, de la provincia de Burgos...” (El Noticiero Bilbaíno 20 de septiembre de 1935).

NOVENA EXPEDICION A CARDEÑAJIMENO (1936)

Esta fue la última experiencia de las niñas y niños de Getxo en aquella colonia. El golpe de estado de 1936 truncaría aquellos días de salud y divertimento de los pequeños de nuestra Anteiglesia.

En marzo de 1936 la Junta Municipal de Beneficencia estaba compuesta por:

  • Dña. Justa Ugarte.

  • Josefa Tapia (Viuda de López).

  • Dña. Isabel Echevarria de Pereiro.

  • Dña. María Luisa de Zubiaria.

  • Dña. Dolores Ibarra Arana.

Y el Patronato de Protección escolar estaba formado por:

  • Josefa Tapia (Viuda de López).

  • Dña. Isabel Echevarria de Pereiro.

  • Dña. María Luisa de Zubiaria.

  • Dña. Dolores Ibarra Arana.

Para el día 3 de junio de 1936 se anunciaba en la prensa bilbaína: “...Las Colonias Escolares- Mañana, miércoles, se reunirá en el Ayuntamiento el Protección Escolar, a fin de proceder a la elección de las cuarenta niñas que han de formar la primera expedición de las Colonias Escolares, que han de pasar mes y medio en el edificio-quinta que este Ayuntamiento posee en el termino de Cardeñajimeno (Burgos)...” Las niñas salieron hacía la Colonia el día 18 de junio. (El Noticiero Bilbaíno 2 y 17 de junio de 1936).


Ese 18 de junio de 1936 salían para Cardeñajimeno las niñas de Getxo. Aquella iba a ser la última estancia en aquella colonia, ya que tras los primeros movimientos sediciosos de los golpistas, el día 29 de julio de 1936, llegaban a la prensa las preocupaciones de los familiares de las pequeñas: “...Ha comenzado a despertar inquietud entre las familias, el hecho de que no se tenga noticia alguna del estado en que se encuentran las niñas de las escuelas públicas de esta localidad, las cuales forman parte de la Colonia Escolar que el Ayuntamiento de Guecho mantiene en Cardeñajimeno...” (El Noticiero Bilbaíno 29 de julio de 1936).

Para el día 8 de agosto de 1936 ya se habían recibido noticias de las niñas de Castrojimeno: “...Merced a las gestiones realizadas por el Ayuntamiento de Guecho, en cooperación con Radio Emisora Bilbaína, se ha sabido con satisfacción que tanto las niñas, como el personal de dirección y subalterno de la colonia escolar, que el Ayuntamiento sostiene en Cardeñajimeno (Burgos), continua sin novedad en su salud...” (El Noticiero Bilbaíno 8 de agosto de 1936).

En octubre de 1936, los frentes de guerra ya mostraban gran actividad, en Elgeta los rebeldes lanzaban un duro ataque, en el de Elorrio las refriegas eran continuas.

Para lograr que niños, maestros y personal afecto a la Colonia pudieran regresar se realizaron diversas gestiones entre el Ayuntamiento de Getxo, Cuerpo Consular y Cruz Roja Internacional. Prueba de ello son las cartas que estos organismos se cruzaron, y que aparecen recogidas en la documentación de “Badator” (Euskadiko Artxibo Historikoa), del fondo de D. Santiago Aznar Sarachaga.

La primera estaba dirigida al decano del Cuerpo Consular (Zona Internacional) de Las Arenas, y era de fecha 1 de octubre de 1936: “...Teniendo en cuenta su alta representación y teniendo en cuenta las constantes demandas que en esta Alcaldía se reciben por parte de padres y familiares de las niñas y demás personal de la Colonia Escolar que este municipio sostiene en Cardeñajimeno (Burgos), realice gestiones encaminadas a lograr el retorno de los mismos.

La Colonia se compone de 41 niñas, y el personal afecto a la misma, maestra-administradora, maestra- vigilante, cocinera y dos sirvientas.

La proximidad de la época de frio, y teniendo en cuenta que salieron provistas de ropas, para la época de verano, unida a una larga separación de sus padres, tratándose de niñas de tan corta edad, aconsejan el retorno a sus casas.

Por ello y teniendo en cuenta que se trata de una cuestión humanitaria, solicitamos su gestión...”

La segunda carta de fecha 3 de octubre de 1936, respuesta del Cuerpo Consular Internacional, recogía lo siguiente: “...Nos es grato acusar recibo de su carta del 1 del actual. Queremos hacer presente nuestro propósito de la gestión humanitaria que nos han encomendado. Hemos de hacer presente, que habiendo obtenido autorización por al Junta de Defensa de Vizcaya, por medio del Gobernador Civil de la Provincia, comenzamos inmediatamente nuestras gestiones...” Firmaba el escrito el Secretario del Cuerpo Consular, N. Berastegui.

En la tercera, fechada el 14 de octubre de 1936, que recogía las declaraciones de padres, madres y personas integrantes de la Colonia, en ella se decía: “...Las madres de las niñas se reiteran en su deseo de que las niñas retornen a sus hogares. Por todo ello el Alcalde , recogiendo ese unánime deseo de las madres, no puede menos que acudir a V.S. ponga en practica lo medios que su alto cargo le sugieran para que esas niñas y demás personal de la Colonia vuelvan al calor de sus hogares...” La carta iba dirigida al representante de la Cruz Roja Internacional.

Adjuntaban una relación con los nombres de las niñas y el personal afecto a la Colonia que adjunto más abajo.


Tras estas gestiones, un lago recorrido les esperaba aún, el día 15 de octubre viajaron en autobús desde Burgos, acompañadas por la Cruz Roja, hasta Gasteiz, de allí se trasladaron a Donosti, donde pernoctaron en un colegio. El día 16 embarcaron en el puerto de Pasajes, en el destroyer ingles S.K.H. 15, llegando a Las Arenas ese mismo día, hacia las 14:45. La prensa bilbaína relataba así el periplo de las niñas y sus acompañantes: “...Poco antes de las tres de la tarde fondeó en el Abra el buque de guerra ingles (Destroyer inglés “S. K. H. 15”), a bordo del cual venían embarcadas desde San Sebastián, las cuarenta niñas, dos profesoras y servidumbre, que formaban la Colonia Escolar de Guecho, que desde junio último se encontraban en la finca “San Ignacio” de Cardeñajimeno...” Para recibirlas, en las pasarelas del embarcadero de Las Arenas se encontraban: “...Una Comisión del Ayuntamiento y el Cuerpo Consular, familiares de las niñas y gran número de vecinos, la banda de música y tamborileros municipales. Las gestiones para llevar a feliz termino el retorno de las pequeñas y acompañantes, fueron llevadas por el Gobierno Vasco, Cruz Roja Internacional, Cuerpo Consular de Inglaterra...” (El Noticiero Bilbaíno 17 de octubre de 1936).

La noticia también era recogida por otros diarios, la rotativa del “Euzkadi” llevaba a sus paginas una gran fotografía: “...De las niñas de la Colonia Escolar, junto Comité de la Cruz Roja Internacional, y un jefe y un oficial del destroyer en el que efectuaron el viaje...” (Euzkadi 17 de octubre de 1936).

Con la guerra ya avanzada, negros nubarrones de represalias caían sobre los territorios ocupados. Se decretaban incautaciones: “...Contra inculpados por actos u omisiones contrarios al movimiento nacional...” (El Diario de Burgos 25 de febrero de 1937). Incluso la Iglesia amenazaba: “...A quien coopere con anarquistas y comunistas, quedará excomulgado...” (Fragmento de la pastoral del Arzobispo de Burgos. Publicado en el “Diario de Burgos” 27 de febrero de 1937).

En este estado de cosas, nuestras Colonias Infantiles también sufrieron de ocupaciones y embargos forzados. El día 27 de febrero de 1937 se recibía una nota del Guarda Jurado de la finca San Ignacio de Cardeñajimeno: “...El que suscribe, Guarda Jurado del Sanatorio, propiedad del Ayuntamiento de Guecho, hace constar que en el edificio requisado por orden del General Jefe de la Sexta División se ha procedido, por el Capitán de Intendencia D. Antonio Bienzobas, al recuento de los efectos que en el mismo se hallan...”

El 12 de abril de 1937 se recibía una comunicación, en el Ayuntamiento de Getxo, por parte del Ayuntamiento de Burgos: “...Para que se autorice a la Academia de Ingenieros Militares la utilización de la finca...” En ese entre acto, en el mismo escrito, se decía: “...También se han recibido solicitudes para utilizarla por parte de Organizaciones Juveniles de Burgos (Falange Española) y del jefe de la Guardia Civil de esta Capital...”

El 27 de marzo de 1937, el Teniente Coronel de E. M. de la Sexta División de Burgos, enviaba un escrito al guarda de la finca de Cardeñajimeno, D. Francisco Calvo (que vivía en el barrio de Cortes), en la que ordenaba: “...Sírvase V. entregar en esta sección de E.M. las llaves del sanatorio de “Villa San Ignacio”, propiedad del Ayuntamiento de Getxo...”

El 18 de noviembre de 1937, un informe del Ayuntamiento de Getxo, firmado por el Jefe de Negociado D. Tirso P. de Albeniz, daba detalle sobre la finca San Ignacio de Cardeñajimeno: “...Esta finca estuvo bajo la custodia del guarda D. Francisco Calvo hasta el 27 de marzo último. Momento en el que se ordenó a dicho guarda entregara las llaves en la Sección del estado Mayor de Burgos. A partir de esa fecha parece fue ocupada por fuerzas del ejercito, actualmente se halla cerrada...”

Aquellos terrenos y edificio, como relata el medico e historiador Martín Frutos, en su obra “El Sanatorio antituberculoso de Fuentes Blancas”: “...Hubo otra incautación, esta por parte del ejercito golpista. A primeros del 1937 se decide ubicar allí un sanatorio antituberculoso, pero como la germana Legión Cóndor no tenía dónde ubicarse para descansar, tras bombardear las zonas “rojas” del Norte, se decidió usarlo como refugio de los soldados alemanes...”

Cosa que confirmaba un escrito del Procurador D. José Ramón Echevarrieta a D. Idelfonso Arrola del 27 de julio de 1937: “...Para contestar a su pregunta del 17 de esta, sobre al situación de la finca, escribí al Párroco de Cardeñajimeno. Hoy he recibido la visita de dicho señor, quien me dice que en la actualidad se encuentra libre, por haber sido desalojada recientemente por unos alemanes que la ocupaban...”

El 5 de junio de 1939 una nueva notificación del mencionado Procurador era enviada al Alcalde de Getxo: “...Tengo noticias de que en breve quedará desalojada la finca San Ignacio de Cardeñajimeno, al haber terminado su misión la Academia de Ingenieros, que allí ha estado instalada...”

Como consecuencia del paso del ejercito por aquella finca, se hizo preciso solicitar el reconocimiento y eliminación de materias peligrosas. El 2 de octubre de 1939, el General Jefe de Artillería, enviaba un telegrama por correo, al Procurador del Ayuntamiento de Getxo, D. José Ramón de Echevarrieta : “...En relación a su solicitud de reconocimiento de los alrededores del edificio propiedad del Ayuntamiento de Guecho. Manifiesto que realizado el reconocimiento por parte del personal del Parque de Artillería, se ha destruido una carga de inflamación y varios cartuchos de dinamita goma. No se puede garantizar que dicha zona haya quedado totalmente libre de materias peligrosas...”

El 25 de junio de 1940, según una nota del Ayuntamiento de Getxo, se accedía a que pudieran usar la finca de Cardeñajimeno: “...Accediendo a la Jefatura de la O.J.E. de Burgos, cedemos para el presente verano la finca de Cardeñajimeno...” Todas estas noticias relacionadas con la ocupación de la finca San Ignacio de Cardeñajimeno están sacadas de la siguiente documentación (Expediente Signatura 3236002 del A.M.G.).

LA COMPRA DE LA FINCA SAN IGNACIO POR LA DIPUTACIÓN Y EL AYUNTAMIENTO DE BURGOS EN 1940

Esta propiedad fue “comprada” al Ayuntamiento de Getxo por la Diputación de Burgos en 1940, tras el golpe de Estado de 1936: “...Adquisición de la finca que posee el Ayuntamiento de Guecho. Tras las gestiones realizadas por los comisionados que se desplazaron a Guecho, para tratar con aquel Ayuntamiento de la compra de la finca que posee en Cardeñajimeno, se adopta el acuerdo de adquirirla en 147.500 pesetas...” (Diario de Burgos 4 de agosto de 1940).

El 22 de diciembre de 1940, en ese diario, se decía respecto de la compra de la “Villa San Ignacio”: “...Se autoriza a la Diputación de Burgos para adquirir del Ayuntamiento de Guecho la finca de Cardeñajimeno, sita en las proximidades de Fuentes Blancas, que se destinará a Hogar Infantil y Colonia de los jóvenes del Asilo. Queda enterada la Corporación y que se ponga en conocimiento del Ayuntamiento de Guecho, para que pueda otorgarse la correspondiente escritura de compraventa, facultando al Diputado D. Emilio Quintana, para que la firme y haga entrega...” (Diario de Burgos 22 de diciembre de 1940).

Aquellos terrenos y edificio, más tarde, como cuenta el medico e historiador Martín Frutos, en su obra “El Sanatorio antituberculoso de Fuentes Blancas”: “...Tras su adquisición por la Diputación de Burgos en 1943, y ser cedido al Patronato Nacional Antituberculoso, se usará como hospital hasta 1956. A partir de ese momento todas las ideas que se plantearon, no cuajaron, por lo que ante su precaria situación, en los años 80 fue derribado...”

Ese fue el destino final de un centro que durante ocho años acogió, durante los veranos, a los niños/as de Getxo.

Todos los datos de esta historia, de la Colonia Escolar de Cardeñajimeno (Burgos), están sacadas de los siguientes expedientes del Archivo Municipal de Getxo: Signaturas-2513-2, 3144014, 3245013, 3266002, 3135-7, 2478-2 y 2819-16. Además de artículos de prensa de los siguientes diarios: El Noticiero Bilbaíno, El Liberal, Euzkadi, La Tarde, de Bilbao y el Diario de Burgos.