MEMORIAS DE GETXO

martes, 18 de junio de 2013

LOS BARRIOS DE GETXO y -V-


Areeta-Las Arenas, este su nombre actual, ultimo de los barrios, que en las entradas referidas a Getxo voy a tocar, tenia duda de si tratar a Santa Ana como un barrio diferente, quizá porque en sus tiempos, entre la separación natural, que en algunos lugares tenia, el muro y cañaveral de Allende, en la calle Gobela, que era un lugar sombrío, aparentemente alejado del barrio principal, daba la sensación de ser otro mundo.

Que como decía en la entrada referida a Romo, no era si no un conjunto de arenales, argomales y vegas, cruzados por innumerables arroyos, sus arenas apatir de la promulgación de la llamada “Ley Madoz o Mendizabal” desamortizadora del 1º de Mayo de 1855, vería cambiar su fisonomía de la mano de Máximo Aguire e hijos, quienes con la plantación de pinos marítimos, argomas y otras plantas, consiguieron fijar y sujetar las tierras.

Pero que siglos antes en 1558 requería de la intervención de una Comisión, compuesta por por delegados los Consulados de Bilbao y Burgos, entre ellos Juan de Erauso, nombrado por el de Bilbao para desviar el rio Gresalzu (hoy llamado Gobela), con objeto de que en lugar de desembocar en la ria, donde llevaba muchas arenas, lo hiciera a la mar, hacia la parte de Algorta, junto a las peñas del Gobela, mas tarde sería nuevamente canalizado y desembocaría en el Río Udondo.

 
Aquella y otras modificaciones del cauce, al igual que las actuaciones sobre los terrenos, hicieron que aquellos arenales tristes, con playa inmensa, donde no asomaba ningún edificio, creando un espacio agropecuario, empezaran a ser repoblados, de arboles, pastizales y plantaciones horticolas, que irían transformando aquellos eriales, para dar paso a una nueva urbe bien trazada, con edificios señoriales, Areeta-Las Arenas, que en 1863 contaba con un numero reducido de viviendas entorno a la Antigua Iglesia de Las Mercedes.

Y adquiriera pronto una gran relevancia como zona veraniega y residencial, pero nada de esto era ajeno, a los movimientos que la Oligarquía Bizkaina, realizaba en los albores de 1890, tratando de intervenir directamente en la política nacional en defensa de sus intereses y que apoyándose en su creciente riqueza no tardaron en copar la representación política de Bizkaia.


A la diferentes elecciones presentaron sus candidaturas, que eran mas bien nominalistas (chavarristas, martinezrrivistas, gandaristas...), que en 1897 preocupados por la incursión de nuevas fuerzas políticas, nacionalistas, socialistas, les llevaría a fundar La Unión Liberal conociad como “La Piña”, uno de cuyos fundadores sería Víctor Chávarri, con objeto de reagrupar una parte de la oligarquía vizcaína con vistas a mantener intactas sus posiciones de poder político.

La Piña controló todos los cauces de acceso a las instituciones. Ejerció la defensa de sus intereses en el Congreso y en el Senado, pero también en la administración local a través de unas diputaciones provinciales que gracias a los Conciertos Económicos disfrutaron de autonomía fiscal y de control sobre los ayuntamientos, actuación que controlaba la banca (Banco de Bilbao, el Banco de Vizcaya y el Crédito de la Unión Minera), así que no fue extraño que en sucesivas corporaciones fueran copando las alcaldías y concejalias.

Estos oligarcas se asentaron en las grandes mansiones, que a lo largo de la ría, muelle y Zugatzarte, se fueron construyendo, la presencia de los (Careaga, Chavarri, Delclaux, Echevarrieta, Ibarra, Lequerica, Lezama-Leguizamón, Menchaca, Mcmahon, Olabarria), configurando un mundo servil a su alrededor.


En 1887-1888 tuvo sus mas y menos con el resto del barrios del Municipio, planteándose incluso su desanexión, sin embargo un acuerdo final con el Ayuntamiento, por el que se realizaba un empréstito, para el barrio de 70.000 pts, logró mantenerlo en la unión, años mas tarde sonaría por sus calle una vieja canción que seguro hablaba de aquellos días, su letra decía “...El pueblo de Las Arenas que a Getxo no pertenece, le vamos a gobernar de manera independiente, Alcalde Simón Ugarte y secretario Batelera serenos Silbote y Manta y de alguacil Irineo y a Lasuen, y a Mendia, para que el pueblo ande bien, por sí acaso hay viajeros sospechosos en el tren, y Don Pedro de Oliver de recaudador de multas, y la Casa Ayuntamiento será la tasca de Lucas...”.

 
Pero Areeta-Las Arenas era algo mas que eso, aquel lugar casi vacío al principio, en 1825 solo contaba con 23 habitantes, agrupados en un pequeñísimo espacio, entorno al Puente, que en 1858 solo tenia, junto a la ria, un viejo molino de viento “Esazerrota”, una vieja casa “El Consulado”, en 1845 se abriría la “Casa del barquero” (ver foto superior) edificio que daría cabida a los diferentes barqueros, que atravesarían la ría entre Getxo y Portugalete, cargados de personas, productos hortofrutícolas y todo tipo de mercaderías, pasaje que tuvo sus momentos de conflicto entre los municipios de la margen derecha (Getxo, Urduliz, Berango, Leioa y Erandio) y el de su izquierda Portugalete; la “Bodega de Abajo de la Canal, Taberna de Echevarri” primera instalación hostelera de propiedad municipal, de la que se tiene constancia en el barrio, que en 1845 arrendaría Francisco de Egusquiza.


En 1864 se construiría uno de sus núcleos (para algunos barrio) Santa Ana, sus primeras construcciones levantadas a lo largo del año de 1864, fueron la casa de Eduardo Coste Vildósola y la ermita de Santa Ana, fundada por Dña. Francisca Labrocha, viuda de Máximo Aguirre en 1864, fue llevada a cabo por Modesto de Echániz y Zavalla, la imagen de la Santa, que da nombre a la ermita, fue adquirida por la fundadora en Paris, desde 1864 hasta 1876 fue el único lugar de culto con que contó Las Arenas.

Mas tarde se edificaría la casa de comidas “La Napoleona” junto al Puente Bizkaia; en 1868 se construiría el balneario “Baños de Mar Bilbainos” instalación hostelera que abrió sus puerta de la mano de Máximo Aguirre Ugarte, instalación de ocio y turismo, que en 1898 vería cerrar sus puertas; el “Hotel Antolín” propiedad de Eusebio Alcorta, que vino a suceder a “La Napoleona”, instalación hotelera situada en la llamada Plazuela de Las Arenas Nº 10.


Epoca de algunas carencias, en 1883, el agua potable, bien preciado, se hacia escasear, por ello se abrió un aljibe para suministrar tan preciado liquido a los vecinos; en 1888 abriría sus puertas el “Balneario de Felipa Bustingorri”, casa de baños situada en el paseo del muelle de Las Arenas, junto a la playa, entre las entonces propiedades de Allende y Caño, Felipa el 8 de Marzo de 1888 solicitaba a la Corporación Municipal, autorización para construir una casa vivienda y balneario, y que el 22 de aquel mismo mes recibiría autorización de edificación, de un edificio de dos plantas, bajo y ático, de impresionante fachada, con 11 habitaciones dedicadas a baños, edificada por el del arquitecto Elorriotarra Casto de Zabala, autor entre otras obras de la “Cruz del Gorbea”.


Sus núcleos de población, dibujaban unas clases sociales diferenciadas, incluso por calles, mientras que en las zonas del Pinar, Zugatzarte se asentaban las clases altas, en la calles Urkijo, Maria Cristina, Amistad, lo hacían sectores de clases trabajadoras, en muchos casos con viviendas de alquiler e incluso realquiler, modalidad típica de la época.

El “Tranvia de Sangre”, es decir el de esfuerzo proporcionado por las bestias de tiro o la propia fuerza humana, el primer tranvía que se estableció de este genero se llamó “La Paloma”, el tranvía de Bilbao a Las Arenas y Algorta llegaría en 1.877 (eléctrico desde 1.896), el ferrocarril de Bilbao a Las Arenas en 1.887, el ferrocarril de Las Arenas a Plentzia en 1.893, el “Puente Bizkaia” que unió ambas margenes de la ria en 1.893, serian los medios de comunicación que articularían el barrio, dotándole en aquella época, de agilidad para transportar personas y mercancías. 

 
La construcción de las “Escuelas Publicas” en la denominada “Plaza de las Escuelas”, su construcción se realizo entre los años 1899–1903, su primer maestro fué Dn Paulino Mendivil, nacido en Gatika en el año 1858, y el “Mercado de Abastos” situado en el rectángulo que formaban las calles Andres Larrazabal (denominada en su época calle de La Estación), Urquijo, Ogoño (llamada calle Nueva) y Las Mercedes, cuyo proyecto de construcción se visó el 15 de Diciembre 1914, singular mercado, centró el comercial de carne, frutas y pescado del barrio, acabarían por conformar uno de los barrios mejor cohesionados de Getxo.


Barrio que vería en sus playa uno de los mas trágicos naufragios, el 28 de agosto de 1913, la gasolinera “Maria Victoria”, a bordo de que iban algunas de las familias pertenecientes a la élite bilbaina, capitaneada por Agustin Madariaga, naufragó en la playa de Las Arenas, pereciendo 7 personas.

Barrio con calles de perfecto trazado, preciosos paseos marítimos, singular por la falta de cuestas, solo existía la “Cuesta Basabe”, mientras que los mas cercanos, salvo el de Romo, tenían fuertes pendientes, cuenta con uno de los monumentos históricos, que hablan de su pasado ligado a la ria y el mar, construcción dedicada a Evaristo de Churruca y Brunet, a quien por su aportación al Puerto de Bilbao, se erigiría un monumento en su honor en 1939, en la denominada mojijonera de Las Arenas.

 
Que contaba con su “Embarcadero”, en sus inicios, a principios del siglo XX, no fue tal y como lo conocemos hoy en día, era simplemente una pasarela que arrancaba desde donde esta actualmente la grúa, pasarela que se soportaba sobre pilotes de traviesas de madera, bordeado por una barandilla en ambos extremos y que finalizaba en una escalera, lugar desde el que se podía acceder a las embarcaciones que se aproximaban para recoger pasajeros. Ya en 1910 adquirió la forma de estructura de hormigón que conocemos actualmente.

 
Como no hablar de sus instalaciones deportivas y clubs, el primero en nacer el “Spoting Club” casa bote, también fue conocida como “Viejas Tablas”, que nacería en 1898 y desaparecería por hundimiento en 1981; mas tarde el “Club Maritimo del Abra”, fundado en 1902, desde sus inicios fue un centro de relación, recreo y practica deportiva para la gran burguesía Vasca, donde en 1910 se celebro un afamado campeonato de Law-Tenis, lugar donde las Orquestas mas afamadas de los años 50 del pasado siglo, acudían en verano, en el muchos vecinos escuchaban, en los bancos corridos, de madera, que tenían en la fachada del paseo marítimo, los sonidos de personajes famosos (Xabier Cugat, Los Iberos o los Pekenikes), cuando aun no había llegado la radio y menos la televisión a muchos hogares del barrio, con sus puesta de largo, que se abrían con el rigodón, un baile que se ejecutaba en grupo haciendo corro, celebrada alrededor del 25 de julio

 
No debo seguir sin nombrar a uno de los Clubs de mas solera de Getxo, el “Arenas Football Club”, equipo que nacería cuando en 1901, un grupo de amigos areneros comenzó a reunirse una vez por semana en los campos de Lamiako, en 1909 se creaba de forma Oficial y al siguiente año se formo la primera Junta Direcctiva figurando como presidente Feliciano Etxebarria, club con un palmares si igual, consiguiendo el Campeonato Nacional de Futbol el 18 de Mayo de 1919 frente al Barcelona, a quien batió por 5 a 2, seriel el once de los Jauregui, Vallana, Monacho, Uriarte, Arruza, J.M. Peña, Ibaibarriaga, Pagazaurtundua, Sesumaga, Barturen y F. Peña. 

 
Del Club “Raspas del Embarcadero” Culb con mas de cien años de vida, una trainera salió en el año 1934, con el nombre de “Sociedad de Remo del Embarcadero”, la foto superior corresponde a la ficha de aquella tripulación, la hazaña más notable en esos inicios fue la de haber ganado el Campeonato de España de Trainerillas en el año 1945, en categoría senior, el campeonato se disputó en la ría del Nervión.

Dentro de las actividades folclórico culturales y montañeras cabe destacar a la “Sociedad Ondarrak” y al grupo de dantza “Berantzagi”, la “Sociedad Ondarrak O.A.R. de A.C.” como se llamó, tuvo su sede social en el ático de la Casa Social de Areeta-Las Arenas, en el llamado popularmente “Cine social”, se constituye el 7 de Mayo de 1966, teniendo como miembros de la Junta Directiva como Presidente a Jesus Goitia, Vicepresidente a Eduardo Galilea, Secretario a Juan Fernandez, Tesorero a Jose Iganacio Basagoiti, Delegado de Montaña a Fernando Ibarnegaray, Delegado de Deportes a Higinio Ortuzar, Delegado de Cultura a Javier Alfonso Fallos, Delegado del área Social a Juan Manchon y como vocales a Gonzalez y Juan Luis Gumb, en cuanto al grupo de dantza ya hablé sobre el en mi entrada del 13 de julio de 2012.


Existen muchas historias, de sus gentes, de sus actividades sociales, de sus fiestas, algunas ya he contado en mis entradas, otras las iré trayendo a esta paginas. Con esta entrada termino mi paseo por los barrios de Getxo, seguro que he dejado muchas cosas sin contar, pero sirvan como un pequeño apunte a la historia de nuestro Getxo.

1 comentario:

  1. muy interesante tu serie sobre "barrios"
    ahora que getxo se ha convertido en un bloque compacto de casas y calles, invitaría a los getxotarras a pasear a pie por el valle de baserri o bolue (=molino), por detrás de fadura y llegar hasta la ermita de santa coloma
    sarrriko basoa

    ResponderEliminar