MEMORIAS DE GETXO

martes, 12 de febrero de 2013

IÑAUTERIAK


Esta época festiva recibe múltiples nombres, “Carnaval”, “Carnestolendas” o “Antruejo” se designa en Euskera como “Iñauteria”, “Iñoteria”, “Inhauteri”, “Iñateri”, “Ihauteri”, “Ihaute”, “Laute” o “Lote” según las zonas, o bien “Aratuztea”, “Aratoste”.

Los carnavales no son solamente una expresión festiva de Euskal Herria, todo el mundo los ha conocido y los vive. La celebración del Carnaval tiene su origen en fiestas paganas, como las que se realizaban en honor a Baco, el Dios del vino, las saturnales y las lupercales romanas, o las que se realizaban en honor del buey Apis en Egipto. 

 
Los Inauteriak son una expresión que surje del fondo de las expresiones primarias del hombre, son momentos de ruptura con las ataduras convencionales, de critica a encorsetamientos sociales.

Con la llegada del Cristianismo, que trata de romper, lo que para el son costumbres paganas, de transformar esa celebración en lo que hoy se conoce como “Cuaresma”, momento de todo tipo de penitencias, sacrificios, castigos y ayunos.

Los Carnavales están regidos por actos contrarios al significado de la Cuaresma, responden a actos de reafirmación psicológica, a critica social, a libertad, y es desde esa libertad festiva, que se enfrenta a castigos y ayunos, a costumbres importadas de una cultura impositiva.

En la Edad media, época tan inflexible en los ayunos, abstinencias y cuaresmas, con persecuciones a quienes no respetaban las normas religiosas, renació el carnaval llegando es tradición hasta la actualidad. 


 
En algunos lugares como Mañeru las canciones matinales son una expresión de esos momentos de penitencias:

Despierta hombre, despierta
despierta para tomar,
la ceniza en la cabeza,
y alla podras contemplar,
que al cabo del poco tiempo,
en polvo has de parar,
entre la podre y el gusano,
hasta el juicio universal...”.

En otros como Mundaka responden a una tradición fruto de la “leyenda” popular:

Los hombres, a través de los “atorrak”, y las mujeres mediante las “lamiak”, al compas de la canción Aratuste desfilan por las calles del pueblo, esta letra dice:

Aratuste zara, Aratuste
mundakarrentzat
egun hobarik ez,
marrau atorra zuri jakaz
buruan pañuelo sedazko
ederrekaz...”.

 
Según la leyenda, la indumentaria de los atorrak, formada por falda, blusón y pantalones blancos, una funda de almohada en la cabeza y un pañuelo rojo, “fue utilizada por primera vez por el conde local Antón Erreka. Este personaje llegó un día a su casa, con unas copas de más, se vistió las enaguas de su mujer, y dicen que sin darse cuenta, salió a la calle para escapar a los escobazos de su enojada esposa. Los vecinos creyeron que se trataba de una genialidad más de la primera autoridad local y se dispusieron a celebrar una gran romería que no cesó hasta el toque de ánimas”.

La musica es otra de las expresiones que acompaña a todo el contexto del carnaval, diferenciando el ambiente rural (con instrumentos, generalmente autóctonos, como txistu, tamboril, atabal o pandereta), o el de ambiente urbano (en el es valido cualquier instrumento, banda de música o fanfarria).


La dantza es otra de las expresiones que configuran los Inauteriak, en el medio rural se mantienen unos bailes típicos, que van siendo transmitidos de generación en generación, en el ambiente urbano los bailes son mas fruto de los grupos de dantza organizados, y su expresión popular responde mas a desfiles de cuadrillas con diferentes ritmos, según la musica que elijan para ese año.

La vestimenta es parte fundamental, varia según las poblaciones, y según la imaginación de grupos o personas individuales, en el ambiente rural se utilizan vestimentas, del sufrido mundo animal, pieles de (zorro, oso, etc.) cencerros, cuernos; en el ambiente urbano se siguen otras pautas, los disfraces son mas fruto de la visulización de peliculas, costumbres etnicas y a veces de lo que se tenga mas a mano, lo que es caracteristico a todos ellos en en antifaz, la careta, el cubrir el rostro, para dar mas posibilidades a la extroversión.


Las parodias del canaval varian según el medio, aunque todas ellas tienen un elemento comun, la critica social, mientras que en el ambiente rural siguen mas las tradiciones con antiguos rituales de origen agrícola o de fiestas de primavera, con representaciones como en el de Lanz (muerte de “Miel Otxin”, un bandido que tras ser juzgado por el pueblo es quemado en una hoguera); el del ambiente urbano, que superando épocas duras de represión, realiza representaciones de critica politica, social, relijiosa o simplemente de hechos cotidianos del pueblo.

En Getxo el Aula de Cultura colabora con los centros escolares del municipio organizando los carnavales infantiles. Durante el fin de semana se iran sucediendo, desfiles de cuadrillas e individualidades, donde se repartira la imaginación y la alegria, uno de los puntos de máxima concentración suele ser la Plaza de la Estación de Algorta, donde se suele instalar un Kiosko para la música, en Romo tambien las cuadrillas recorreran las calles, teniendo como punto de reunión la plaza de las escuelas. En Andra Mari, con algunos disfraces con motivo Sanfermineros, las cuadrillas de Itxas Argia, desfilaron por las calles del pueblo, repartiendo alegria y musica, tambien multiples dulces para los mas pequeños.


En cualquiera de los casos, el fin de semana y el día tradicional de carnavales “Martes de Carnaval”, si el tiempo lo permite, niños y adultos saldran por las calles, llenádolas de colorido y alegría, sera un buen momento, para la critica social, seguro que estos días no faltaran alusiones a los sobres y los maletines, es posible que alguien cante una vieja canción de Lekeitio:

Baserritarra zegoanean
dirua kontatzen zirzirzir,
eskribau jauna aldamenean
barreaz itotzen kirkirkir...

1 comentario: