MEMORIAS DE GETXO

miércoles, 3 de octubre de 2012

“JULIA LEARRA” UN COMERCIO ESPECIAL DE ALGORTA


Julia Petra Learra Sertutxa (Julia Learra), nació el 27 de Enero de 1890 en Algorta (Getxo), hija de Juan Pascual Learra Salsidua (1859) natural de Algorta y de Florentina Sertucha Larrazabal (1860) natural de Gatika, ambos se casaron en Algorta el 15 de Febrero de 1883.

Fue la tercera de seis hermanos Anselma (1885), Juana (1887), Maria Luisa Natalia (1892), Maria Florencia (1895) y Angel Alejandro (1900).

Julia Learra se caso con Fernando Martinez Quintana (1893) natural de Bilbao, tuvieron cuatro hijos Fernando (1922), Maria Luz (1925), Reinaldo (1927) y Begoña (1929).


Abrio su primer comercio en 1918 en la Avenida Basagoiti, estaba antes de llegar al Parque de Maria Cristina, (Ver foto inferior), la tienda en sus comienzos era un estanco, en el que tambien vendian cartuchos de escopeta, que recargaban ellos mismos, en la merceria aun conservan la maquina de recargar; despues de la Guerra de 1936, con la entrada de los “nacionales”, les quitaron el estanco por no ser de la ideologia de los vencedores, y aunque intentaron recuperarlo, al fallecimiento del dictador, se lo denegaron siempre, realizo viajes a Madrid pero resultaron vanos, dicha tienda pasaria mas tarde a llamarse “Zarraga”.

Se cambiaron a la de Juan Bautista Zabala en 1920, la tienda estaba justo al final de la calle, ocupaba parte de la actual farmacia de Aristegui, esta tienda disponia de vivienda en la parte trasera del comercio, según iban pasando los años, su hija pequeña Begoña, paso a ser el motor de la tienda, aunque Julia nunca dejo el timon, tenia mucho carácter y de alguna manera daba su impronta a la tienda, se fueron adaptando a los cambios e incluyeron nuevos articulos de venta, jugueteria, disfraces, trajes de baño, alpargatas era este un producto que imprimia carácter a la tienda, pero ella siempre decia que se vendia y que no.


Era caracteristico verla en la tienda con su maquina de coser, o sentada en una silla a la entrada, mujer muy trabajadora, recta, de fuertes creencias religiosas, de rosario diario, a las 19,30 h. mandaba a su hija que conectara la radio con la Basilica de Begoña; era refractaria con algunas costumbres de al época, cuando llegaron los papeles timbrados, los representantes le decian “porque no pones los papeles con el nombre de la tienda”, se negó siempre a utilizarlos en su comercio, solia decir “no os fijais que la gente cuando sale de la Farmacia de Aristegui los tira al suelo”, ella no queria que nada que tuviera su nombre acabara por los suelos, a dia de hoy, cuando la tienda va a cumplir 100 Años, en el 2018, no tienen ningun papel timbrado.


Cuando empezó la moda de los bikinis, las chicas jovenes iban por la tienda para ver modelos, pero Julia se negaba a verderlos solia decir “Biquini, ni por nada del mundo”, era una mujer de edad, a quien algunas modas nuevas no le entraban, asi que dejaron de trabajar esa prenda por no contradecirla, se ponia muy nerviosa.


Julia solia tambier coser hacia la ropa para las chicas de servicio de la gente de Neguri, venian por la tienda, les probaba, pero eso si las ropas siempre eran muy recatadas, nada de escotes. A Lombera “isla”, como era un hombre de grandes dimensiones, solia hacerle los canzoncillos a medida, se los hacia de tela “morena”; en aquella tienda nacieron sus hijas, alli se hacia el puchero, era una tienda dentro de la que la familia de Julia paso los mejores momentos de su vida . La Asociación de Comerciantes de Getxo le hizo entrega de un premio, en la foto inferior aparece Begoña Larrea recogiendo dicho premio junto al escritor Getxotarra Ramiro Pinilla.


Julia Learra Sertucha continuo trabajando hasta su fallecimiento el 22 de Julio de 1978 en Algorta.


En la actual tienda llevan desde Octubre de 1994, al frente de ella esta su sobrina Ines Gomez (hija del tercer hijo de Julia Learra), llevaba 40 años en la tienda, y su socia Maria Barcine, deso agradecerles a ambas su ayuda para poder realizar esta entrada.

1 comentario:

  1. Era de destacar sus precios abusivos para la epoca pero era el único sitio donde podías conseguir en Algorta ropa de arrantzal o simples alpargatas para las fiestas.

    ResponderEliminar