MEMORIAS DE GETXO

martes, 23 de octubre de 2012

EL AMPARO DE LAS ARENAS


El Amparo viejo y desaparecido Restaurante de Las Arenas, lugar de pantagruelicas comidas, de muchas gentes de Getxo y otras, incluso venidas de Bilbao, para saborear aquellos deliciosos manjares, que ofrecia Amparo Brochado, su anunciante cartel de madera, sus miradores del mismo material, daban a la calle Mayor, el local hacia esquina con la calle Club, llamada por los Areneros “la Cuesta Basabe”, nombre que se debia a su propietario Lorenzo Basabe Urrutia, natural de Rigoitia.

Lorenzo Basabe Urrutia nació el 14 e Noviembre de 1855, en Erandio, hijo de Jose Basabe Madariaga (Errigoiti) y de Josefa Urrutia Zavala (Azpeitia).

Lorenzo era un hombre muy activo, tenia una compañía de gabarras, estas embarcaciones no funcionaban a motor, eran trasportadas por un remolcador, por lo que los profesionales que las manejaban, en aquellos tiempos, ultimas decadas del siglo XIX, requeria que tuvieran fortaleza fisica, estaban largas horas expuestos a las inclemencias del tiempo, sobre aquellas barcazas de chapa vieja, sin lugar donde guarecerse del viento y la lluvia, ria abajo, ria arriba, para llevar las mercancias desde la darsena de Galdames hasta los muelles de Ripa. En aquellas gabarras transportaban grava y grijo (para jardineria, etc.), entre otras cosas, su socio le solia insistir para motorizar aquellas gabarras pero nunca logró convencerle, era un hombre muy tradicional.


Lorenzo Basabe Urrutia y Leandra Saiz Monasterio, se casaron el 23 de Junio de 1886 en Bilbao, tuvieron seis hijos, Antonio, Pedro, Jose, Pepita , Soledad y Jesus.

Lorenzo Basabe edificó como residencia familiar, la casa que mas tarde acogeria al Restaurante Amparo, esta edificación data de 1899, era una casa roja de ventas blancas, el tiempo la convertiria en gris. Lorenzo incremento su fortuna en la guerra de 1914 (primera Guerra Mundial), en los bajos de la vivienda, en lo que luego seria el Amparo, tenian una panaderia. Era un hombre muy aficionado a la pesca, hay quien lo define como “un gran pescador”, guardaba sus cañas y aperos de pesca en los bajos de la casa.

Durante la Guerra de 1937, los Basabe perdieron todos sus bienes, su hijo Jesus murió y otros emprendieron el largo camino del exilio.

Cuando falleció Lorenzo la vivienda, al no ponerse de acuerdo los hermanos, fue vendida, el nuevo propietrario volvió a venderla, esta vez por pisos, adquirieron aquellos pisos el Restaurante Amparo el bajo, el sotano lo adquirio Gaya, el segundo Juan Antonio Aznar, el tercer piso lo adquirió el dueño del Restaurante Uria y los derechos de levante fueron adquiridos por Amparo Brochado. Mas tarde parte de las viviendas fueron adquiridas por un contratista de Las Arenas.


Antes de ser bar los bajos que mas tarde ocuparian el “Amparo” tuvieron muchos usos primero fue Panaderia, luego Funeraria y finalmente una patateria.

Amparo Brochado Martin estuvo casada con Manuel cuesta, se quedó viuda y se vovio a casar con Arturo Catania Vega.

Amparo antes antes de la Guerra estuvo de encargada del “Circulo Monarquico”, centro que fue quemado antes de la guerra, estaba en el cruce de las calles Areetako Etorbidea y Barria, mas tarde iria a los Consulados de la llamada “Zona Internacional de Las Arenas (ver entrada del martes, 24 de julio de 2012), en el Maritimo del Abra, trabajando en la cocina.


En 1938 abriria sus puertas el “ Restaurante Amparo”, bajo la denominación de Restaurante economico, su titular fue Amparo Brochado Martin, su emplazamiento era el numero 37 de la calle Mayor de Las Arenas, tuvo como cocinera a Victoria Oquina Garcia de Karranza ella y su hermana Rosario, vinieron a Las Arenas porque decian que “las vacas no daban para comer”, una se puso a trabajar en el Restaurante y la otra Rosario en una casa de Neguri, mas tarde conoceria a Manuel Cuesta Brochado (Manolo), hijo de Amparo, con quien se caso. Manuel y Rosario tuvieron dos hijos Amparo (Ver foto inferior) y Manuel.

El “Restaurante Amparo” daba a las calles Mayor y Club, la cocina estaba donde ahora se encuentra la barra del bar “La Gabarra”, en el extremo del fondo tenia un vater y desde alli hasta la fachada de la calle estaban las cocinas, disponian de un armario grande donde tenian las vajillas, una gran mesa de madera para trabajar, tres cocinas de las antiguas de carbon, desde las que calentaban un voluminoso calderin (siempre tuvieron agua caliente), una gran fregadera de marmol, dos comedores a los que llamaban (el grande y el pequeño) y una habitación en la que ellos vivian, en la cocina tenian un viejo telefono, de los pocos que habia en Las Arenas en aquellos tiempos. 

 
Amparo era la encargada del local, muy buena cocinera, aunque era Victoria Oquina Garcia la que se encargaba de la cocina, Amparo era la que organizaba y daba las ordenes, el local tenia dos entradas una que daba a la calle Mayor y otra a la calle Club, en la fachada de dicha calle tenia dos ventanas alargadas, que protegian unos barrotes metalicos. En aquel local en los años 60 trabajaban Amparo, Manolo, Rosario y una interina Antonia que vino de Villarrubia de los Hojos Ciudá Real, era una artista limpiando los txipirones.

El restaurante tenia una fama merecida, en aquellos fogones se asaban unos suculentos besugos y txitxarros, la temporada del besugo era de locura en aquel local, se hacian unas cazuelas de txipirones memorables y todo los relacionado con las patas, callos y morros a la Bizkaina eran demandados por aquella clientela, en los años enque se empezó a construir las casas de la calle Mayor, hacia 1965, habia dias que daban 70 comidas. Tuvieron clientes de cierto renombre, Jose Maria Oriol fue uno de ellos, tambien musicos que solian tacr en el Maritimo “Los Pekenikes”, “Los Bravos”, cuando se celebraba el Circuito de Getxo en Julio solian venir ciclistas como Gabika, tambien jugadores del Arenas. 

 
Uno de los asiduos de aquel local era “Juan”, todos los chavales nacidos en los años 40-50 le conocimos, era el que cuidaba la famosa “Campa de Juan” (ver foto inferior), lugar de juegos de todos los crios de la zona, tenia un muro donde las baserritarras amarraban los burros cuando iban a la vendeja, se sentaba a la entrada del bar con su perro y su inseparable cachaba, pedia un “Porronsito y otro Porronsito” mientras le contaba a Rosario “la señora marquesa me ha mandau a haser ejersisios espirituales a Portugalete, !ene¡ otro Porronsito”, de mientras se le iba pasando el tiempo y se olvidaba de los ejercicios, asi que el bueno de Juan subia la cuesta Basabe (calle Club) dando tarascadas.


Finalmente el Amparo cerro sus puertas y hoy en día parte de sus locales estan ocupados por “Mapfre” y el Bar “La Gabarra(antiguo Bar Amparo) de Las Arenas, en cuyos locales aparece expuesta una fotografia de 1945, año en el que el Club de Remo Raspas del Embarcadero logró la hazaña más notable en su historia al obtener la victoria en el Campeonato de España de Trainerillas en categoría senior, foto cuyo original se encuentra expuesto dicho local, en ella aparecen los componentes de aquella histórica trainerilla, junto con aficionados del barrio arenero.

Deseo agradecer la colaboración de Amparo Cuesta y de Pilar Gorrochategui (nieta de Lorenzo Basabe) para poder realizar esta entrada.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada