MEMORIAS DE GETXO

miércoles, 18 de abril de 2012

UN BARCO DE ALGORTA EN TIERRA FIRME


La Casa Barco, construccion de 1901-1914, fue una edificación que se realizó en los llamados (Antiguos Campos Eiiseos), en el solar original de la calle Arkotxa.
 

La construcción de tan particular edificio fue encargada al arquitecto bilbaino Atanasio de Anduiza y Uríbarri, autor también del Ayuntamiento de Portugalete (1883) y del Palacio de Chávarri (1894) en la Plaza Elíptica de Bilbao, uno de los primeros edificios construidos en el Ensanche de Bilbao, por Felix Chavarri y Salazar.


Felix Chavarri y Salazar fue miembro de una estirpe distinguida (que inició su abuelo, como propietario de minas, pero venida a menos, con su padre). Industrial vizcaíno hermano de Víctor y de Benigno. Forma parte del primer grupo gestor de Altos Hornos de Vizcaya en 1901. 

Al comenzar el turismo en el Abra (hacia 1870) la villa de Portugalete rivalizaba con la incipiente barriada de Las Arenas en captar veraneantes que buscaban la playa y la brisa marina. A comienzos del siglo XX Portugalete dejó de ser un destino turístico, en beneficio de los nuevos barrios de Getxo.

También algunos empresarios portugalujos se asentaron en Getxo, en distintas mansiones como la de Víctor Chávarri en Zugazarte o José Mª Martínez Rivas en Aiboa.


Un caso especial es la Casa Barco, una de las construcciones más curiosas de comienzos de siglo XX. En 1901 la afición y el gusto por los barcos impulsaron a Félix Chávarri y Salazar (hermano pequeño del recientemente fallecido Víctor, el célebre empresario de Portugalete) a hacerse construir una vivienda que rememore el puente de mando de un barco, incluyendo los ojos de buey y que ofrezca una vista sobre su Portugalete natal.



Félix Chávarri falleció tempranamente en 1907. Durante unos años la Casa Barco es habitada por otros miembros de la familia Chávarri hasta que más adelante, hacia 1930, pasa a ser la residencia veraniega de los duques de Medinaceli.

Además de los Chávarri otras familias portugalujas que se afincaron en mansiones de Getxo con vistas a la margen izquierda fueron las familias Martínez Rivas desde Santa Clara en Aiboa y Galíndez desde Aitzgoien en Atxekolandeta.

La pintoresca Casa Barco fue derribada en 1974 y el nombre se conserva en la urbanización de viviendas construidas en el solar original de la calle Arkotxa. Otra de las edificaciones que desafortunadamente no se conservaron, cuyas caracteristicas merecieron pasar a futuras generaciones.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada