MEMORIAS DE GETXO

lunes, 23 de abril de 2012

CELE MADARIAGA UN HOMBRE QUE CAMBIO NEW YORK POR LAS MORCILLAS

Celedonio Madariaga Butron “Cele”, nació en Mungia en 1921, en una casa situada detrás del Juzgado, allí tenia su amama un comercio.

Cuando se produjo el avance de los Franquistas, Cele y la familia evacuan a Mungia y se instalan en Salsidu, en la casa donde luego harían las morcillas, era una casa de madera propiedad del Aitite que era carpintero, con su hermano Isidro y sus tres hermanas.

Durante la Guerra fue excedente de cupo, tenia 14 años, a su madre, Juana Butron, y a su hermana, que estaba embarazada, les mato la aviación franquista, trabajaban en la finca de Etxaberrieta, que era un Hospital de Guerra, cuando salían de trabajar, en el paseo Zugazarte, cayo aquella bomba que acabo con sus vidas.

Cele conoció a su esposa, Victoria Hernandez, en casa de sus primos donde ella trabajaba, en Algorta. Tuvieron tres hijos Juan Luis , Ana Mari y Jose Ignacio, todos nacieron en la casa de “Luisa la Saquera”, esta casa hace esquina con la Avda Salsidu y Bizkerre, allí estaba la quincalla de “Casilda” de telas e hilados,y también los lavaderos del rió Gobela.

Luego fueron a vivir a la travesía Iturgitxi, cuando Jose Ignacio tenia 9 años, Cele negocio con los inquilinos que tenia en la que había sido la casa familiar y que repartieron entre las hermanas, el se hizo una casa nueva, por lo que solían tomarle el pelo por aquello de la canción “Celedon a hecho una casa nueva....”.

En la casa de Salsidu ellos vivían en el primer piso y como tenían otros libres solían alquilarlos, en cierta ocasión y coincidiendo con la obra de La central Nuclear de Lemioz, llegó un ingeniero alemán a trabajar en la central, como era costumbre con los que habitaban aquella casa mantenían un trato familiar con Cele, un día surgió una conversación por parte del alemán que se sentía orgulloso pues dijo que era hijo del Comandante de la Lejión Condor ( la Legión Cóndor masacro la Villa de Gernika, por orden de Franco, durante la Guerra de 1937), por lo que Cele, que casualmente había vivido y presenciado aquella masacre, pues vivió en esos días en Gernika, no pudo contenerse y muy enfadado le aclaro que aquello fue una autentica carnicería sobre una población civil indefensa, que el estaba con su Aita en la hermita de Jainko arriba de Gernika y los bombarderos pasaban a la altura de los ojos ametrallando a las columnas de gentes que uhian de aquella carnicería, cuando aquello sucedía Cele tenia solo 14 años, y le espeto al descendiente de aquel asesino, que a el nadie le puede decir que lo que el vivio fue de otra forma, por mucho que hayan tratado de cambiar la historia.

Comenzó sus primeros pasos relacionados con la carnicería en una que estaba al final de la Avenida Basagoiti, pasando la casa de Jose Antonio Agirre y llegando a la esquina final de las casas. 

 
Se fue a navegar, porque en esa época había necesidad, recalo en América aproximadamente en 1948, estuvo 5 años en Estados Unidos, dice su hijo Jose Ignacio que ilegalmente, al principiooo se quedo en New York City, alli tomo contacto con el difunto Pedro Salgado “Karrako”.

Pedro Salgado era para los Vascos que llegaba a New York como el Consulado, el les facilitaba todos los tramites, ayudando a mucha gente, prestandoles dinero, este hombre era originario del Puerto Viejo de Algorta, emigro en 1929 a los Estados Unidos cuando la depresión, también conocida como Crack del 29.

De New York marcho a Idaho con Juan Luis Basurto, Juan Atxurra, fueron con un contrato a la frontera con Canada, donde Cele estuvo trabajando de leñador, talaban pinos, en un lugar por el que pasa el rio “snake river”, un lugar impresionante mente bello, lleno de osos. Comenta Jose Ignacio que allí muchos estaban sin papeles y que aveces había juicios para expatriar a amigos y compañeros, entonces ocurría una cosa muy curiosa, allí los juicios eran en ingles, y el abogado que tenían que era un tal “Etxeberri o Etxebarria”, hijo de emigrantes vascos, pero que había nacido allí, y hablaba ingles y euskera, entonces las traducciones siempre eran o bien porque no hablaban euskera en castellano con su Aita y el hacia de traductor y hablaba en euskera con el abogado que a su vez transmitía a la corte sus palabras en ingles. Cele solía decir que el nunca hablo tanto euskera como en los Estados Unidos de América. Llego el momento que le toco a el y le dijeron que si quería quedarse en América y el les dijo que no que había cumplido con lo que le había llevado hasta aquellas tierras y que volvía a casa en 1954.

Cuando volvió de las américas, al principio pensaba ser chófer, pero como había aprendido el oficio de carnicero se decidió por esta profesión, estuvo trabajando en la plaza del mercado de Algorta con Pedro Latorre, quien al jubilarse le propuso que cogiera el negocio. A partir de ese momento fue cuando empezó a hacer las morcillas con las recetas tradicionales de la época, receta que junto con las salchichas le granjearían gran fama en el barrio de Algorta, dice Jose Ignacio que en aquella receta también intervino Aberasturi el Viejo, el de los helados de Las Arenas, con lo que sabia Cele y las mejoras de Aberasturi se llego a la forma de hacer que tanto hemos agradecido sus clientes. 

 
Las morcillas de Algorta son diferentes a las de otras zonas, llevan puerro, cebolla y menor cantidad de arroz, dependía de si la cebolla era mas dulce o menos las cantidades, hacían unos 2.000 kilos de morcillas a la semana. Al principio hacían el picado a mano trabajaban con una cazuela y un fuego, luego pasaron a utilizar 5 marmitas de un montón de litros, picadoras, envasadoras, aunque el toque personal siguio produciendo la calidad que todos hemos conocido.

Recalca Jose Ignacio que a pesar de que todo el mundo le llamaba “Celes”, su nombre diminutivo era “Cele”, que viene de Celedonio y no de Celestino, así todos eran “el hijo de Cele”, “el nieto de Cele”, “el sobrino de Cele”, todo giraba en torno a el, aunque dice, entre risas, que la que mandaba era la Jefa.

Cele Madariaga falleció el 27 de Diciembre del 2006 en Algorta a los 85 años de edad, dejándonos un recuerdo imborrable.

1 comentario:

  1. ¿Podrías acceder a su árbol genealógico o darme el nombre de sus hermanas? lo necesito.

    ResponderEliminar