MEMORIAS DE GETXO

miércoles, 18 de septiembre de 2013

EL COLEGIO GAZTELUETA


Siguiendo con los colegios de Getxo, hoy traigo a estas paginas uno que pese a no estar ubicado en nuestro municipio, lo esta en Leioa, siempre ha sido un poco de Getxo. La mayoría de sus alumnos, sobre todo durante los años 50-60 provenían de los sectores mas acomodados del municipio, de la zona denominada coloquialmente como Neguri.

El propietario de esta finca de Leioa fue el naviero Antonio Menchaca, quien la mandó construir en 1928. Esta casa durante la Guerra de 1936-1939, se convertiría en hospital, centro en el que los soldados evacuados del frente, se reponían de sus heridas.

En Julio de 1951 se firmaría el contrato de compra de la casa, conocida mas tarde como “Colegio Gaztelueta”. De acondicionar aquella residencia se encargaron los profesores Eugenio Aguinaga, Manuel Botas y Cesar Ortiz de Echagüe. Al prever que no se iban a cumplir los plazos de las obras en curso, ellos mismos tuvieron que ponerse manos a la obra, y mano a mano con los obreros, se dedicaron a desescombrar, pintar, limpiar y descargar el mobiliario escolar. 

 
A partir de ese momento la vivienda superior de aquel chalet, que había sido la zona destinada al servicio, pasó a ser la residencia del profesorado. Hoy se conserva el mobiliario de aquella edificación, destacando en ella el “bar” de la planta baja, sala decorada con una espectacular barra de madera (ver foto superior), que había sido instalada por su antiguo propietario. La reforma de aquel chalet corrió a cargo de la empresa Macazaga, bajo la dirección de varios arquitectos, contando con la colaboración de Emilio Gana.

El Colegio Gaztelueta inicia su andadura el 15 de Octubre de 1951. Colegio de carácter religioso, fue la primera obra corporativa de enseñanza media del “Opus Dei”. En su nacimiento lo hace como centro de segunda enseñanza. Situado sobre una colina, en una finca de gran arbolado, en la que existía un chalet de esto vasco, inspirado en la mansión de Edmund Rostand (autor de Cyrano de Bergerac) en la población de Cambo (Lapurdi). Las instalaciones de Leioa estaban muy próximas al barrio de Romo, desde el cual se accedía al colegio.

Su inauguración el 15 de Octubre de 1951, contó con la bendición del Vicario General de la Diócesis, el Obispo de Bilbao Msr. Morcillo estaba ausente. Las clase comenzarían aquella misma tarde. Su comienzo tuvo algún pequeño percance, el autobús de color plateado y azul, sufrió una avería, por lo que el traslado del alumnado corrió a cargo de algunos padres.


Entre el profesorado de aquellos comienzos se encontraban Vicente Garin, Jose Luis Gonzalez-Simancas, Pedro Plans, Isidoro Rasines, Eugenio Aguinaga, Manuel Botas, Cesar Ortiz de Echagüe, Jesús Urteaga, Alvaro Calleja, Alfonso Ramil, Santiago Salord, Wladimir Vince y Santiago Fernadez.

Una de las características externas de los alumnos de aquel colegio, era su uniforme, pantalón gris, camisa blanca, corbata azul oscuro con listas amarillas y azul celeste y chaqueta azul marino con el escudo del colegio, similar al utilizado en algunos colegios ingleses.

Del diseño de su escudo, que figuraría en los bolsillos de las chaquetas de los alumnos, se encargaron Jesús Urteaga, Eugenio Aguinaga y Cesar Ortiz de Echagüe. 

 
En aquel colegio, parece que sucedía en todos los colegios religiosos, tenía gran importancia los deportes. En el existió un Club de Montaña, Ciclismo; se practicaron diversos deportes fútbol, balonmano, baloncesto, Atletismo, en esta modalidad cabría destacar por los titulos conseguidos a algunos de sus protagonistas:

Dentro del apartado del futbol cabe destacar la presencia del famoso delantero rojiblanco y pichichi Telmo Zarra, quien en 1952 arbitraria la final del campeonato de fútbol, en dicho colegio. El famoso futbolista del Athletic de Bilbao entro al terreno de juego vistiendo el chándal del colegio Gaztelueta.

En atletismo cabe destacar a Santiago Arbaiza (Campeón de Bizkaia de salto de altura), Juan Pedro Gonzalez y Eduardo Garcia (primero y segundo en lanzamiento de jabalina). Javier Iñiguez de Onzoño conseguiría el campeonato de España de salto de altura. 

 
Su equipo juvenil de balonmano llegó a la final de los Campeonatos de España de 1963. En 1965-66 se proclamarían campeones de deporte escolar de Bizkaia.

En el año 1957 terminaría sus estudios la primera promoción del colegio, la fiesta se celebro en las instalaciones del colegio, finalizando con un regalo de recuerdo, consistente en unos tarjetones con caricaturas.

Una de las actividades que ligaron este colegio al barrio de Romo, a otros barrios del municipio y municipios lindantes, fueron las clases nocturnas. Durante 1955-56 se organizarían unas clases de cultura general para personas del barrio de Romo. En el curso 1959-60 asistían medio centenar de alumnos. En el curso 1960-61 serian reconocidos oficialmente los Estudios Nocturnos de Gaztelueta. Su alumnado se duplica en el siguiente curso. En 1962-63 se iniciaron las clases de dibujo Industrial. En 1965-66 se inician los estudios de Bachillerato Superior.


Hasta aquí una pequeña reseña del Colegio Gaztelueta. Seguro que existen muchas historias de la vida de este centro, algunas de ellas ya recogidas en libros. El objeto de esta entrada es unirla a otras de los colegios que han existido, en aquellos primeros años, y publicar algunas fotografías de los centros y sus protagonistas.

4 comentarios:

  1. se te ha olvidado decir que es del OPUS DEI

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. PERDON ¡¡¡¡¡ si lo has puesto¡¡

      un saludo

      Eliminar
    2. pero los que estudian alli el 90% no

      Eliminar
    3. De los que estudian allí, el 99% no son del Opus Dei, porque nadie lo puede ser antes de los 18 años.

      Eliminar