MEMORIAS DE GETXO

miércoles, 20 de marzo de 2013

GUERRA CIVIL EN GETXO -VI-




Continuando con estas pequeñas historias sobre la Guerra de 1.936 en Getxo, hoy toca la sexta entrega, que nace con los Transportes.


TRANSPORTES


El 20 de Octubre de 1.936 el Gobierno Vasco a traves de la Consejeria de Obras Publicas, se hacia cargo de forma provisional de las redes de transporte ferroviarias, Autobuses, Tranvia y Funiculares.


El 30 de Noviembre de 1.936 el Alcalde de Getxo se dirigia al Director General de Transportesdel G.V., indicandole que se habia hecho cargo del “Comité de Defensa”, y de que solo disponian de 8 vehiculos para los servicios, por lo que debido a la extensión geografica del municipio, eran a todas luces insuficientes, aducia a la falta de comunicaciones, debida a la supresión del servicio de autobuses y a la limitación de otros servicios de transporte, ferrocarril y tranvia, no alcanzaban ni a la mitad del sector municipal. Explicando que el “Comisariado de Orden Público” requería de un minimo de 5 coches, por otro lado los servicios de vigilancia compuestos por 85 individuos entre Agentes de Orden Publico y Guardia Municipal, requerían de medios rapidos de transporte, debido a las circunstancias del momento.


Por otro lado los servicios ordenados por el “Comisariado de Orden Público”, de recogida o incautación de objetos de valor (Alhajas, oro, plata, etc.), en los domicilios abandonados por las familias, y a petición del Departamento de Hacienda, requerían de un exaustivo inventario, a fin de garantizar su propiedad, por lo que era, cuando minimo necesario, contar con un vehiculo que garantizara su seguridad y entrega.




Ademas y por autorización del Departamento de Defensa, existia un servicio periódico de enlaces, para los mas de 800 jovenes del municipio, que se hallaban en los distintos frentes, para ayuda de cambio de ropa y limpieza.


Requerían de su atención los servicios de defensa de la Galea, con la obras y traslado de personal. La atención de llamadas con motivo de enfermedades y servicios Hospitalarios, tambien necesitados de atención con extraordinaria frecuencia, atención a los marinos de Guerra Ingleses, traslado de Oficiales del Estado Mayor, altos funcionarios de Centros Oficiales, todos ellos necesitados de traslados urgentes.


Por otro lado el “Comisariado de Asistencia Social”, para desempeñar su labor de asistencia a refugiados, que necesitaban ropas, distibución de alimentos, requerian de una camioneta para trasladar utiles y alimentos.




Por lo que valoraban necesario contar con un minimo de 22 vehiculos distibuidos de la siguiente manera:


Ayuntamiento, Alcaldia y Presidencia del comité 7 Vehiculos.


Comisariado de Orden Público 5 Vehiculos.


Comisariado de Asistencia Social 5 Vehiculos.


Comisariado de Abastecimientos 1 Vehiculo.


Restantes Comisariados 3 Vehiculos.


Camionetas para Asistencia y Abastecimiento Social 4 Vehiculos.


Al servicio de reparto de alimentos municipal, le habia correspondido, en el reparto que el Departamento del G.V. habia realizado, 55 tn. de maiz y 5,5 tn. de aceite, lo que debido a la falta de vehiculos hacia casi imposible su distribución.


El 24 de Abril de 1.937 el Alcalde se dirigia al Departamento de Defensa, exponiendole las dificultades que tenian para hacer llegar los alimentos a los vecinos, ya que carecian de medios de transporte, los racionamientos tenian un peso de 60 Tn., por lo que los ciudadanos ante la falta de medios para el reparto, comenzaban a protestar. Por otro lado la habilitación de refugios requeria tambien de vehiculos, para el acarreo de sacos y demas materiales, hacia notar tambien la escasez de carbón, se tenian que abastecer de leña procendente de los montes de Brutron, por lo que solicitaba disponer de al menos un camión.


Las necesidades de trasporte rapido y eficaz eran perentorias para los responsables de mantener los servios en el Municipio de Getxo ya que el mismo contaba con 22.000 habitantes. 

 
ULTIMAS HORAS DE LIBERTAD


El día 24 de Mayo de 1.937 se remitia una circular al Secretario del Departamento de Gobernación, en la que se advertía que los aviones facciosos, realizaban sus incursiones desde la mar, motivo por el cual resultaba dificil avistarlos, lo que provocaba que las señales de peligro o alarma, se daban cuando los aviones estaban sobre la zona de descarga, provocando victimas civiles. Proponia que para mejorar la efectividad de los avistamientos y dar las señales oportunas, se utilizara el edificio denominado “Casa Barco”, enclavado en un lugar estratégico, por localización y altura, y la instalación de un timbre eléctrico conectado a las alarmas. Al día siguiente se recibía la contestación del departamento, indicando que se iba a poner en marcha dicho servicio, el día 27 se recibía una circular del Departamento de Defensa (Marina de Guerra), indicando que se había designado al atalayero Manuel de Zabala para hacerse cargo del puesto de vigía a instalar en la Casa Barco.


El día 11 de Junio de 1.937 las tropas franquistas, inician un fuerte ataque con aviación y artilleria tratando de romper el cinturon de hierro, el 12 de dicho mes se rompe el sector de Monte Gaztelumendi, invadiendo todo el Txorierri, las columnas Italianas avanzaron por la costa hacia Getxo.


El 2 de Junio la Corporación Municipal que estaba formada por el Alcalde en funciones Alejandro Elorriaga y los Concejales Jose Uribarri, Pedro Larrondo, Dionisio Muruaga, Geronimo Madariaga, se encontraba despachando asuntos de indole general, faltaba poco para que las tropas sediciosas entraran a sangre y fuego en el Municipio.




La VI entra en Sondica y Lujua, ascendiendo al monte Umbe y estableciendo contacto en Lauquiniz con “Flechas Negras” que en este día alcanzaron la desembocadura de la ría en Las Arenas, el día 15 de Junio de 1.937, dos batallones Italianos de Flechas Negras al mando del Comandante Sandro Piazzini, cuyo jefe era el General Roatta, entraron por la parte sur de Aldapa, ocuparon Algorta, liberaron a 300 presos antirrepublicanos que estaban en el depósito de pescadores la “cofradía”, junto al Muelle de Arriluze, y el día 16 entraron en Las Arenas.


La noche del 16 al 17 de Junio de 1.937, ante la inminente llegada de las tropas facciosas, el Batallón de Ingenieros del Ejército del Norte, según unos, o el grupo de Ingenieros de la Escuela Militar de Euskadi, según otros, con el objetivo de dificultar el avance de las tropas de Franco, dinamitó los cables del Puente por el lado de Las Arenas cayendo la pasarela y la barquilla a la Ría, quedando en pie los dos pilares que lo sustentaban, por eso se cuenta que “en la madrugada del 17 de Junio una gran explosión que se oyó en todo Portugalete y La Arenas, que destruyó el Puente Colgante.


Un grupo del batallón “Saseta” o del “Delta” situó una ametralladora en el campanario de Santa María de Portugalete para hostigar a una batería italiana que estaba en “La Boronita” (Leioa), donde hoy en día está el colegio Gaztelueta.


Hubo un fallo de coordinación y la 5ª División al mando de Beldarían se encontro en Las Arenas con la retirada cortada, tuvieron que cruzarla a través de dos puentes formados por pontones, que tuvieron que montar, mientras un batallon tuvo que volver de Portugalete para protegerles mientras las construian .


El día 17 el Batallón el Comandante del batallon “Malatesta” Jesus Escauriaza, hermano del parroco de la iglesia de Las Mercedes, ordenó incendiar la iglesia de Las Arenas, y ese mismo día el jefe del Estado Mayor del Ejército del Norte ordenó pasar todas las tropas a la margen izquierda, antes de destruir todos los puentes de Bilbao.


Sobre los últimos momentos de la lucha en Las Arenas, señalaba el periodista Ingles STEER, nació el 22 de Noviembre de 1909 en Cambridge (East London),Estalló una guerra civil en Las Arenas donde estaban las casas de los pudientes”. Empezó a entrar en acción la Quinta Columna, algo más de un centenar de jóvenes, que se habían evadido del servicio militar, sacaron las boinas rojas, que habían guardado durante once meses, fusil en mano, subieron a los pisos más altos de sus mansiones, desde donde dirigían sus disparos a la calle. 

 


Al mismo tiempo los italianos ocupaban Algorta, sorprendidos por esta brusca acometida las milicias se retiraron a Las Arenas y fue después de haberse retirado de esta zona cuando se enteraron de la conspiración que había originado tal confusión.


El batallón “Malatesta”, que había observado todo esto desde el principio, envió dos compañías de lanchas motoras desde Portugalete, desembarcaron rápidamente y se abrieron camino hacia Las Arenas, alli volaron cuatro casas donde habían quedado armas abandonadas y una fabrica de armas cortas, disparando contra cualquiera que veían con boina roja.


Durante cuatro horas Las Arenas se convirtió en uno de los rincones más violentos del mundo.




En la proxima entrada, la numero siete, abordaré el comienzo de una nueva guerra, las represalias de los franquistas y las fobias contra el euskera y la inteligencia.

No hay comentarios:

Publicar un comentario