MEMORIAS DE GETXO

lunes, 18 de marzo de 2013

GUERRA CIVIL EN GETXO -IV-




Siguiendo con estas pequeñas historias sobre la Guerra de 1.936, hoy toca la cuarta entrega, que nace con la Correspondencia en tiempos de Guerra


CORRESPONDENCIA EN TIEMPOS DE GUERRA


Durante estos aciagos días las correspondencia relativa al conflicto se sucedia, el 2 de Septiembre de 1.936 el diario “Euzkadi”, publicaba una nota del Director General del departamento de Finanzas del Gobierno Vasco Eliodoro de la Torre, animando a todos los “Comisarios de Finanzas”, y a las “Juntas de Defensa” a prestar la maxima colaboración para crear un “Comisariado de Finanzas”, que tendrian como función el visado y autorización de talones, la recaudación de todas las suscripciones para las milicias y Cruz Roja, cuyos importes se debian de ingresar, en las cuentas que el Depatamento de Finanzas tenia en Cajas de Ahorros y Bancos.


El día 14 de Noviembre de 1.936 el Departamento de Gobernación del G.V., se dirigia al Ayuntamiento de Getxo, y al resto, para exortarles a reducir gastos en personal de Orden Publico, haciendo un reajuste económico que no dañara su servicio, hasta que entrara en funcionamiento el “Cuerpo de Orden Publico de Bizkaia”.




A pesar del avance de la Guerra, el 3 de Diciembre de 1.936, el Departamento de Justicia del Gobierno Vasco, recordaba al Alcalde de Getxo, que se debia proseguir con la catalogación del Patrimonio Artistico de Euskadi, no se dejaban de realizar, los trabajos de un tiempo normalizado.


El 7 de Diciembre de 1.936, el Departamento de Defensa e Industrias Movilizadas del G.V., ordenaba la entrega de las reservas de explosivos de su propiedad, para las obras de defensa que se estaban realizando en la Galea.


El 19 de Diciembre de 1.936 se recibia un telegrama del Gobernador Civil, en la Alcaldia, recordando que el día 20 de dicho mes debian de quedar constituidas todas las “Juntas de Defensa”.


El 6 de Enero de 1.937 el Alcalde recibia contestación a una carta remirida al G.V. en la que solicitaba se intensificase la pesca de litoral, para suplir a la carne, producto que empezaba a escasear.




LOS BOMBARDEOS


A partir del Alzamiento militar en 1.936, entre los defensores de Getxo, un grupo de Gudaris de Algorta, montaron vigilancia en sitios estrategicos del Municipio.


Muchos vecinos de Getxo se desplazaron a otros municipios mas pequeños, zonas de aldea (Baserris), evitando asi las incursiones de la aviación facciosa, el 8 de Agosto de 1.936, el entonces Alcalde Justo de Zabala exortaba a que estos vecinos retornaran a sus casas, en la misiva decia que la vida ciudadana, a pesar de los momentos criticos, provocados por el alzamiento, estaba resultando ordenada, incluso entre las personas vinculadas a familias de maxima importancia “economica e industrial”, y aducia que su concurso era necesario para la economia del municipio.


El día 16 de Agosto de 1.936, las explosiones de los cañones del buque de guerra faccioso “Velasco”, sobresaltaron a los vecinos de Getxo, estaban bombardeando la “Campsa” (Santurtzi), los vecinos pudieron observar como dos depositos de combustible, volaban por los aires.


El 17 de Febrero de 1.937 se trataban en el consistorio asuntos relacionados con los refugios antiaereos, el Concejal Geronimo Garcia, propuso se activara la habilitación de los mismos, quedando en manos del Alcalde el seguimiento de dicho tema.


El 31 de Marzo de 1.937 nuevamente el Concejal Geronimo Garcia, proponia que se habilitase un refugio que a su vez pudiera ser utilazado como lavadero en el barrio de Las Arenas, no obstante el Concejal Jose Uribarri matizó que según criterio del Departamento de Vivienda, los refugios debian construirse en las zonas mas pobladas.


El 7 de Abril de 1.937 tras un intenso debate sobre la conveniencia de que las campañas de las Iglesias solo fueran utilizadas para prevenir de los bombardeos, al igual que lo venian haciendo en Durango, ya que el barrio de Andra Mari no disponia de sirena de Alarma, se llegó a la solución de instalar una sirena en dicho barrio, no parece que se queria molestar a la Iglesia. El Concejal Cristobal Claramunt en previsión de bombardeos, propuso llegar a un acuerdo con el Municipio de Leioa, para realizar un Refugio Antiaereo en el “Monte la Boronita”. 

 


Otros refugios antiaereos se hallaban situados en Las Arenas, alli solian utilizar los sotanos del Gran Cinema en la calle Las Mercedes, y tambien sotanos de algunas casas; en Romo el anteriormente citado del “Monte la Boronita”; en Algorta habia uno situado en “Los Puentes”, el cual formaba parte de una galeria que terminaba en el Puerto Viejo, a la altura de la “Pasteleria del Pelotari” habia otra boca de entrada, en la bajada de Aretxondo, en la parte baja de la campa que esta detras del “Ugartena” existia otra boca de entrada; en Andra Mari, en la zona de Benancio los escasos vecinos, no habia mas de 5 casas, se solian proteger en “Malakate”, colocaron luces en el tunel, aunque como habia que bajar muchas escaleras, los vecinos optaban por guarecerse bajo el puente que cruzaba la carretera de Bilbao a Plentzia (ver foto inferior), aunque no esta como en la época sive como ilustración.


El 14 de Abril de 1.937 la comisión de Fomento propuso la construcción de un Panteon donde se inhumaran los cadaveres de los vecinos el Municipio, que fallecieran en la defensa de las Libertades.


El día 24 de Abril de 1937 sobre las 11,40 horas se produjo una incursión de la aviación facciosa, compuesta por cuatro aparatos que arrojaron cinco bombas sobre lugares ocupados por población civil indefensa.




Las bombas cayeron en lugares habitados causando varios muertos, entre ellos algunos niños. Los lugares sobre los que se produjo el bombardeo fueron: la Calle Lertegi (en un chalet ocupado en esa fecha por refugiados), que habitaba antes de esa fecha Juan Churruca, en los pinares del Sr. Valdes situados en esa calle, otra en el cierre del edificio donde estaba instalada la Maternidad, otra en la calle Negubide y otra en el pinar propiedad del Sr. Aznar, esta ultima causo la muerte del vecino de Algorta, de calle Sarrikobaso Adolfo Garcia.


En aquel bombardeo algunas bombas tambien cayeron en los Talleres del Ferrocarril de Santander, causando tres heridos de poca consideración, dos de ellos de Romo (Domingo Lorente domiciliado en la calle Santa Eugenia Nº 2 y Norberto Bayona domiciliado en la calle Prolongación Amaya Nº 7), el otro Jose Basarrate era vecino de Erandio, los talleres sufrieron grandes desperfectos.

Otra de las bombas caeria en la calle Ibaigane, en el Nº 21, propiedad de Dionisio Mendive, causando desperfectos en la planta baja y los tre pisos superiore, sin provocar heridos.


Otra tercera cayo en la calle Maximo Aguirre Nº 32, en la vivienda propiedad de Cecilio Irisarri, causando serios desperfectos en varias plantas.

Alguna bomba cayo en las vias del ferrocarril, cerca de la calle Santa Eugenia, otra que no llegó a explotar cayo en Santa Ana, tambien sufrieron desperfectos las casas de Santiago Urquijo y Federico Celaya, en los Ns. 19 y 23 de la calle Santa Eugenia, ademas de en el Nº 20 propiedad de Felix Laña.

Los desperfecto fruto del bombardeo en la calle Maximo Aguirre fueron de gran importancia, afectaron a las viviendas de mas de 69 personas, en la calle Ibaigane ascendieron a 47 personas las afectadas.


Otras personas que resultaron heridas de gravedad y que posteriormente fallecieron fueron:


Pilar Lopez Oses, de once años de edad, domiciliada en la calle Ibaiondo, que fue enviada al Hospital Artetxe situado en Zugazarte.


Josefa Arana Gueresta (Refugiada), de 16 años, domiciliada en la calle Negubide, fue traslada grave al mismo hospital.


Jose Laria, de 12 años, domiciliado en la calle Travesía Kresaltxu, grave, enviado al Hospital Iñaki Deuna, esta persona falleció esa misma noche.


Así mismo se produjeron varios heridos de carácter leve entre ellos Vicenta Arrieta San Sebastian, que fue hospitalizada en el Hospital Artetxe y Beatriz Velasco Sobradillo, de 25 años, domiciliada en la calle Caja de Ahorros, ingresada en el Hospital Iñaki Deuna.




También cayeron algunas bombas sobre la zona de Askorri causando heridas al vecino de Getxo, Castor Beitia, del caserío Etxebarretxu, que fue trasladado al Hospital Iñaki Deuna.


El día 3 de Mayo el Concejal Jesus Cabeza, ante la demanda de proteccíon en el refugio de Romo-Leioa, conminaba a su terminación y a la apertura de nuevas bocas de acceso, que facilitaran la entrada al creciente numero de persona que lo utilizaban.


Muchas familias pasaban el día a las puertas de los refugios, sobre todo las personas de mas edad, impedidas, la tensión y la incertidumbre que se vivían esas jornadas era tal, que con frecuencia las familias se dividían en dos grupos para evitar la muerte de toda la unidad familiar, si una bomba llegaba a alcanzarles. Habia algunas personas, que en Las Arenas, debido al panico que les causaban las explosiones de las bombas, para evitar verse enterradas vivas, optaron por esconderse en la playa, pensando que esa zona no iba a ser bombardeada.


En la proxima entrada, la numero cinco, abordaré la evacuacion de niños y adultos.

7 comentarios:

  1. Seria interesante un pequeño comentario sobre las fotos. A qué lugares actuales corresponden, por lo demás una trabajo de excelente calidad.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  2. Estoy de acuerdo sobre la necesidad del comentario en las fotos para ubicarlas en la actualidad si fuese posible. En cualquier caso te felicito por tu blog el cual sigo a diario. Muchas gracias.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  3. Voy a hacer un repaso de las fotografias y realizaré un comentario sobre las mismas.

    ResponderEliminar
  4. Virutas Muebles a Medida FB17 de junio de 2013, 11:44

    Yo he oido contar a mi abuela, que vivía en la c Amistad (encima de Irusta), que al principio se escondían en el sótano de casa, pero cuando los bombardeos fueron más intensos, iban a Churruca, debajo del monumento había un refugio. ¿Tienes algón dato de eso? No sé en la actualidad que hay debajo. Alguna vez me he fijado, que debajo del obelisco donde está el busto de Churruca hay una portezuela de acceso a la base, pero no hay nada que indique que aquello fué utilizado como refugio antiaereo en la guerra.

    ResponderEliminar
  5. Yo tambien le habia oido contar a mi Ama, que iba a la playa de Las Arenas, pero no sabia nada, a cerca de lo de Churruca.

    ResponderEliminar
  6. En lo que ahora es Areetako Etorbidea, había durante la república y la guerra una taberna llamada "Taberna Mota" que estaba regenteda por mi amama de Berango. Durante los bombardeos se escondían en el sótano.

    ResponderEliminar
  7. La foto de la Iglesia en ruinas, supongo que será la de Areeta

    ResponderEliminar