MEMORIAS DE GETXO

viernes, 4 de octubre de 2013

UN COLEGIO EN AMESTI, EL COLEGIO SAN BERNARDO


Este colegio se creó en la casa que en su día fue propiedad de Juan Eusebio Dourte Azkarate (maestro organero), nacido el 15 de Agosto de 1849 en Gasteiz. Esta casa estaba situada en la calle Amesti de Algorta. Ya estaba edificada para finales del Siglo XIX.

Parte de aquellos locales fueron utilizados para la creación del “Colegio San Bernardo” libre y privado de segunda enseñanza, del que el Sr. Dourte fue director hasta su fallecimiento en 1896.

Tras el fallecimiento de sus propietarios Juan Dourte y su esposa Francisca Zalduondo Bareño,en 1896 el Ayuntamiento de Getxo, firmó una serie de contratos con el entonces director de la Escuela de Náutica del Puerto Viejo Dn. Domingo de Otxoa, para favorecer a las dos hijas que habían quedado huérfanas del matrimonio Dource. Lo que supuso la continuación del “Colegio San Bernardo”, trasladando la enseñanza que impartía el Sr. Otxoa en el Puerto, a la calle Amesti.


El acuerdo que se alcanzó con Dn. Domingo de Otxoa, el 16 de Septiembre de 1897, tuvo una duración de cinco años, por el que recibiría una subvención de 5.000 pesetas. Tenia una limitación en el numero de alumnos (30), de los que la mitad no debían pagar nada, una vez superado un examen previo.

El 20 de Septiembre de 1898 Dn. Domingo de Otxoa, dirigía una carta al consistorio. En la misma glosaba la importancia de los estudios de segunda enseñanza en los paises cultos. En ella decía “...El conocimiento de nuestros semejantes, la apreciación de sus derechos y deberes para con nosotros..., …es el fundamento de la familia, pueblo...”. Hacia un recorrido por las materias a enseñar Historia, Física y Química, Agricultura, Matemáticas, etc. Obviamente y teniendo en cuenta la época, también lo hacía sobre la religión, a quien le asignaba la potestad de modificar las inclinaciones humanas y la adquisición de conocimientos filosóficos. Todo ello como carta de presentación de los fundamentos de la enseñanza a impartir en dicho centro.


En aquel centro se impartieron clases de Segunda enseñanza, Náutica y Pilotaje. Según se recogía en el acta del acuerdo, el director del colegio se comprometía, además de impartir las clases diarias, a dar la denominada “de velas” (nocturnas), a los alumnos de segunda y náutica. Asimismo se comprometía amantener incorporado el centro al “Instituto Vizcaino” establecido en la Villa de Bilbao. También se comprometía a remitir a la corporación, las notas y calificaciones al finalizar los exámenes del curso. Aquel acuerdo se firmó el 20 de Septiembre de 1898, lo hacian Juan Jose Bilbao y Santiago Diliz.

El centro en 1901 parece que tuvo algunos problemas, debidos a la falta de interés por los estudios, de algunos alumnos. Motivo por el cual Dn. Domingo de Otxoa propuso al consistorio, tomar algunas medidas para evitar que siguieran repitiéndose aquellas conductas. Entre ellas, la de que los jóvenes que por faltas voluntarias (mas de 20 faltas), no tuvieran derecho a ser examinados en los exámenes ordinarios, y saliesen mal en los extraordinarios, tuvieran como penalización, el pagar una matricula por asignatura. 

 
Y que el importe obtenido sirviera para pagar libros y matriculas para los alumnos mas pobres, que hicieran un mejor aprovechamiento del curso. Aquella propuesta tuvo buena acogida y fue ratificada el 26 de Septiembre de 1901. Los informes de las notas de las diferentes asignaturas quedaban recogidas por asignaturas (ver fotografía superior). Asimismo se presentaba un cuadro de los resultados obtenidos por los alumnos en los cinco años del contrato (ver fotografía inferior).


En aquel periodo obtuvieron el titulo de Bachiller 10 alumnos. Terminaron la carrera de Náutica 40 alumnos. Entre los que se encontraban, ya con el titulo de capitanes tres de ellos, Castillo, Cortina y Manuel Echevarria. Respecto a los que habían obtenido el titulo de pilotos, habían sido objeto de elogios por su brillante carrera Fullaondo, Ajuria, Buñuel y Gorostola.

En 1902 surgió la discusión de la forma de funcionamiento de la Escuela de Náutica, sobre si debiera de ser “incorporada” o “libre”. Esto provocó una gran contestación. Estaba llegando ya el final de este centro. En 1905 las familias eligieron el enviar a sus hijos a Bilbao, el trasporte era barato y rápido. En la sesión consistorial del 3 de Septiembre de 1914 el Ayuntamiento acordó desligarse de todo compromiso con el Colegio San Bernardo. Este centro desaparecería poco tiempo después.


Por el pasaron numerosos vecinos de Algorta, que mas tarde cursarían estudios superiores. Entre su profesorado cabe destacar a persona tan influyentes en la vida del barrio como su fundador Juan Dourte (1894-1895), Prudencio Barcena, Gabriel Lafuente, Eduardo Larrea, Francisco de Aldecoa (1897-1898).


Hasta aquí un pequeño repaso sobre uno de los centros mas tempranos e importantes de Algorta.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada