MEMORIAS DE GETXO

martes, 8 de octubre de 2013

CON EL PASO DEL TIEMPO -II-


Siguiendo con los cambios que el tiempo y la mano del hombre han provocado en nuestro Pueblo. Por el cariño que profesamos a nuestros barrios y sus gentes, a quienes conocimos, con quienes compartimos días de alegría, veranos, en los que como decían los versos de la película Esplendor en la Hierva “...Aunque mis ojos ya no puedan ver ese puro destello, que en mi juventud me deslumbraba...”. Seguiremos manteniendo el recuerdo de las cosas y las gentes que nos rodearon.

De esos recuerdos de esa belleza, de los lugares que compartimos, de los campos y playas, de los viejos barrios, es por los que hoy daremos un pequeño paseo. Por algunos de ellos, aún a sabiendas de que faltan muchos, pero sirvan de ejemplo estos que traigo a estas paginas.

Ayer lo dejaba en la zona del cruce de Venancio. Hoy partimos de la zona conocida, ahora, familiarmente como Ambulatorio de Bidezabal. !Es curioso!, hasta nos cambian el nombre a nuestra playa, que no solo a ella. Playa sobre la que en su día estuvo una de las fuentes mas antiguas del Pueblo, la de “Arrigunagako-iturri” en 1868. Pero primero pasaremos por el barrio de Sarri, para desde allí acercarnos a Aixerrota, y bajar hasta nuestra familiar playa.

Continuando con el orden de la entrada anterior, En tercer lugar veremos el Barrio de Sarri”, situado detrás de lo que hoy es el Ambulatorio de Bidezabal, desde la propia carretera de Bidezabal hacia la hoy calle de su mismo nombre (Sarri Kalea). Lo formaban los caseríos de Sarri Aurre, Martintxune (Pepelloena), Abedene, Dendariñe, Bekoetxe, La Casa Nueva y las Escuelas de Sarri. Espacio que en su día formó lo que se llamó la campa de Sarria (ver fotografías inferiores).


El “Molino de Aixerrota” y todo su espacio. Sobre su construcción parece que existen dos versiones, trataré de saber cual es la correcta, o si ambas forman parte de la historia de este viejo molino de viento.

Una nos habla de que Aixerrota se construyó a mediados del siglo XVIII por encargo de Francisco Antonio de Arteaga, precisamente en un documento de 1795 figura como su propietario su hijo Antonio de Arteaga. Persona notable en la Anteiglesia, ya que fue apoderado de Getxo en las Juntas Generales en los años 1788, 1792 y 1793. Siendo ademas Regidor de la Anteiglesia en 1792 y en 1795, también fue “mayordomo” de la iglesia de Andra Mari de Getxo.

La otra versión, nos habla de que su construcción se llevó a cabo entre los años 1726 y 1727, debido a los efectos de una sequía que afectó al Señorío de Bizkaia a principios del Siglo XVIII. Una vez que la sequía hubo pasado, hacia el año 1787, los molinos tradicionales volvieron a tener grano que moler y con el paso de los años el molino de Aixerrota se dejó de emplear con ese fin, manteniéndose como vivienda durante el resto del siglo. Actualmente y desde la remodelación de finales del siglo XX, el molino alberga una galería de pintura y, en el edificio anexo, un restaurante (ver fotografías inferiores).
 




La playa de Arrigunaga con su Castillo, fruto del diseño del Arquitecto de Ondarroa, Pedro Guimon, a la que daría el nombre de “Kaioabia”, el Blocao (fortificación) del que hoy tan solo quedan unas ruinas. Fortificación que formo parte de otro conjunto de defensas que en el Siglo XVIII, sirvieron para proteger el Abra. Y la casa del Cable edificio de comunicaciones, cuyas obras se terminaron de realizar el 16 de Diciembre de 1873. En el año 1875 se produciría la la inauguración del cable submarino, emisario que pondría en contacto directo Inglaterra con Getxo (ver fotografías inferiores).



Se que hay muchas mas zonas, que han experimentado el cambio demoledor del paso del tiempo y las manos del hombre, pero sirvan estos ejemplos, para ver su efecto en nuestro barrio. El la próxima entrada le tocará al Puerto Viejo de Algorta, segundo enclave Getxotarra.

1 comentario: