MEMORIAS DE GETXO

martes, 5 de junio de 2012

MIREN LARREA AGUIRRE, UNA FOTOGRAFA Y POETA DEL PUERTO VIEJO.


Miren Larrea Aguirre, nacio en Mamariga Santurtzi el 11 de Diciembre de 1922, hija de Jose Larrea del Hoyo natural de Zierbena y de Josefa Aguirre Echevarria natural del Puerto Viejo (Algorta).


Pertenecia a una numerosa familia, como muchas de la época, eran 8 hermanos, Juan Jose, Mari Carmen, Alberto y Soledad, (nacieron en el Puerto), Julian (murio al de poco de nacer), Miren (nació en Mamariga), Carola (nacio en San Ignacio) y Eduardo (nació en Erandio, su madre fue a vender la pesca, y como estaba salida de cuentas, le llego el momento del parto en esa localidad, asi que alli tuvo al pequeño de los Larrea).


Su ama era una reputada vendedora de pescado en Erandio, al igual que todas las sardineras de la época, tenia un gracejo especial, trabajo durante muchos años en aquella plaza, fue muy recordada por todos los Erandiotarrak cuando dejo aquel trabajo.

En el recuerdo de Miren esta un Puerto Viejo maravilloso, en aquellos años, los de su niñez, lleno de gentes alegres, amables, divertidas, gente sencilla pero de una nobleza enorme, pero sobre todo hace incapie en que estaba “lleno de gente, de niños”, eran muchos los vecinos, que vivian agolpados en aquellas pequeñas casas.


Iban a la “rivera” a coger mojojones, caracolillos, que luego su ama vendia, aunque alguno guardaban para degustar en sus casas, eran los tiempos de la postguerra, tiempos de hambre y habia que agudizar el ingenio. Sus estudios basicos los realizó en las Monjas del Puerto.


Estalla la Guerra, los niños estaban asustados por las bombas, solian guarecerse en un tunel que existe en el Puerto, aquel era su sitio de refugio, cuando oian unas lúgubres sirenas, que avisaban del ataque de la aviación facciosa. Ante la inminencia de la llegada de las tropas franquistas, como tenian miedo a los invasores, se fueron hacia la localidad cantabra de Santander y alli embarcaron, Carola, Miren y Eduardo, rumbo a un puerto Frances y de alli les trasladaron hasta Donibane Garazi, a una colonia regida por responsables del Gobierno Vasco, estaban unos 500 niños, lugar en el que estuvieron durante 3 años. Como responsables de aquella colonia estaban Amezaga y su mujer ambos de Algorta. Lo recuerda como una época triste, por separarse de sus Aitas, cada niño tenia su recuerdo de casa, y añoraban volver con sus familias.

Finalmente regresaron a sus casas, tenian sobre 14-15 años, vivian en la casa que esta entre Etxetxu y el Sausalito, donde vive la familia de Galin, en el primer piso. Alberto fallecio con 21 años por unas heridas de guerra, cuenta Miren que las monjas le trataban muy mal “parecia mentira que siendo monjas fueran tan malas, eran del bando fascista, y le trataban muy mal” y eso que muchos jovenes del puerto les protegieron antes de entrar los auto denominados “nacionales”.

Pronto tuvo que ponerse a trabajar en tareas de servicio, lo hizo en Zugatzarte, en las casa de los Borda. En esa casa trabajo 3 años, hasta visperas de su boda.

Miren se caso con 29 años con Bernardo Aguiriano Gurruchaga natural del Puerto Viejo, nacido en Karola Etxea. No tuvieron descendencia. Bernardo trabajaba en la Unquinesa, en esa empresa trabajo hasta su jubilación, como regalo de despedida le hicieron un reloj de oro.


Su hermana Carola empezó en el Bar Txomin, sus inicios en la cocina se remontan a una masiva llegada de anchoas, a las playas de Ereaga y Puerto Viejo, se llenaban bolsas, cestas, hasta mas de un bote que estaba alli amarrado, era impresionante. Comenzó a prepararlas en el bar y tuvieron gran aceptación. De alli paso al Karola Etxea que mantuvo mas de tres decadas, para luego seguir con el mismo su nieto Gualberto Royo.


Miren es una mujer que no deja de sorprender, parece fragil pero tiene una fuerza interior increible, una sonrisa contagiosa, es alegre, sensible, hablar con ella es una autentica delicia.

En sus recuerdos del puerto no puede dejar de hablar sobre aquellos malditos años de la droga, en el parque de Jeraratxu, alli los camellos solian trapichear, venian chavalas, que incluso traian a sus hijos pequeños, fue una epoca de desgracia, mucha juventud se perdio. Miren se solia preocupar por los chiquillos del puerto para que no entraran en aquel sordido mundo, asi que organizaba acitividades para los crios, lo hacia con sumo tacto y cariño, no imponiendose, pero sabiendo tratarles y que ellos le tuvieran confianza. En cierta ocasión con el grupo de niños que atendia, les gustaba tocar instrumentos, pero no tenian mas que unos pocos de carton, organizó una rifa y con el dinero que obtuvieron, Miren les dijo “mañana prepararos que vamos a Bilbao a comprar instrumentos de musica”, compraron un atabal, un bombo y platillos, asi que junto con algun txistu que tenian formaron su propia fanfarria, esto sucedia alla por el año 1962.

 
El anteriormente mencionado Parque de Jenaratxu, recibe este nombre de su amama Jenara Echevarria, que tenia unas huertas en esa zona, a las que llamaban las huertas de Jenaratxu.


Otra inquietud de Miren fue logar un lugar donde las mujeres del Puerto pudieran reunirse y realizar actividades, consiguio en tiempos de “Txikitin Sarria” sobre 1987, que les dejaran la antigua perrera, hoy desgraciadamente, muchas de aquellas señoras han ido desapareciendo, y el actual Ayuntamiento quiere recuperar esos locales.

Dentro de sus multiples aficiones yo destacaria las dos que mejor reflejan la sensibilidad de Miren:

La Poesia, tiene un monton de poemas, dedicados a su amado Puerto Viejo y dentro de ellos, destacaria dos “Puerto de Algorta” un cantico a las gentes del Puerto y “Atrapada sin salida” que refleja su caida y la jaula en la que se ve encerrada. Pero si se leen cualquiera de ellas esta llena de emociones y de un amor hacia sus gentes que impresiona.


La otra es la Fotografia, que decir de ellas, tiene algo de magia su capacidad de captar la imagenes, lo mismo amaneceres que contrasoles, su enorme capacidad para captar lo cotidiano dotándolo de ternura. Lo que más sorprende de sus fotografias es que, a pesar de no contar con ningún tipo de estudios de fotografía, sus imágenes están dotadas de un instinto poco comun. Un fotografo conocido le dijo en cierta ocasión “Miren, tu sigue, tienes algo especial”.


Como consecuencia de ello Miren ha obtenido numerosos premios fotograficos:

El 21 de Noviembre de 1997 tercer premio Nagusien Etxea de La Arenas, con una estupenda fotografia de un ojo en la roca de una montaña similar al de Axular.


El 20 de Noviembre de 1998 primer premio Nagusien Etxea de La Arenas, una extraordinaria fotografia de un pobre pidiendo limosna que refleja el alma de la miseria de una increible forma.

El 21 deNoviembre del 2000 primer premio Nagusien Etxea de La Arenas, una visión de su casa desde el Bar Txomin en la que refleja toda la belleza del alma del Puerto Viejo.


21 de Diciembre del 2001 primer premio Nagusien Etxea de La Arenas, una fotografia de una escalera que da la sensación de autentico vertigo.

El 20 de Diciembre del 2002 tercer premio Nagusien Etxea de La Arenas, con una fotografia del perro de su sobrino nieto Gualberto.

El 22 de Diciembre del 2003 segundo premio Nagusien Etxea de La Arenas, con una imagen de los primeros cuidados de una madre a su hijo increiblemente bella.

El 25 de Octubre del 2007 primer premio Nagusien Etxea de La Arenas, un amanecer en la ria, verdadera obra de arte.


El 21 de Noviembre del 2008 premio especial Nagusien Etxea de La Arenas, imagen que evoca el inicio de la jornada de un pescador.

En definitiva unas fotografias que son un autentico lujo para la vista y que representan el alma de una mujer con una sensibilidad y ternura increibles.


En su pequeña casa, que es su caja de sorpresas, Miren tiene una autentica joya , sus fotografias de la historia del Puerto y sus Gentes. Historia de toda una vida que almacena con verdadero amor. A sus 90 años conserva una memoria envidiable, viaja por sus recuerdos haciendo de la conversación una imagen gratificante.

Miren es una enamorada de la musica, tiene cantidad de disquet, de distintas melodias, aunque ella dice que lo que mas le gustan son los tangos, ha sido una mujer que dice de si misma “he bailado todo lo que quieras y mas”.

Es un alma de aquel Puerto Viejo lleno de canciones, risas y alegrias que poco a poco se nos esta marchando, pero que no olvidaremos nunca.

1 comentario:

  1. ¡Hola, Karla! Esta misma tarde tenemos una reunión (Facebook) para hablar de la Fotografía en el Puerto Viejo de Algorta, de 19 a 21 horas en el Barbarella de la Calle Euskal Herria nº 2. Un abrazo.
    https://www.facebook.com/groups/1385020958401682/

    ResponderEliminar