MEMORIAS DE GETXO

miércoles, 22 de octubre de 2014

AURELIO TOVAR “BURGOS”


Hace algún tiempo que empecé a traer a estas páginas algunos “Personajes de raigambre Getxotarra”. Al menos así eran reconocidos por las gentes de los distintos barrios y épocas. 
 
Continúo con otro de ellos, uno del barrio de Romo. De este barrio ya traje a “Memorias de Getxo” a Ignazio Sáez “Inazito”, Nikolás Gómez “Kolás”, a Adolfo Tornero “El Bolo”, a José Luis Martínez de Luna “Txutxo”, a Vicente Rozas “Cosechero” y a Dominica Lombide “Dominica la Colchonera”. 
 
En esta ocasión se trata de un personaje que daba al barrio un toque peculiar: Aurelio Tovar SantosBurgos”. Nace en “Hurones”, pequeña población de tan solo ocho kilómetros cuadrados en (Alfoz-Burgos). Lo hace el día 16 de Julio de 1903. Desde esta población, años más tarde, se trasladaría a vivir a Romo, a la calle Kresaltzu Nº 7. 
 
Hombre dedicado a la jardinería, fue amigo de otro de los personajes que pasaron por estas paginas “Kolás”. Precisamente fue en el “Bar de la Viuda de Armentia”, conocido popularmente como el “Bar de Kolas”, donde estableció su templo gastronómico. Comía a diario en dicho establecimiento, pero era de buen yantar, así que, si la comida del día no era de su agrado, subía a la cocina del bar, y a Agustina (la cocinera), suegra de Kolas, le pedía que le pusiera algo más sustancioso. Siempre tenía como compañeras de plato unas buenas guindillas picantes, y a cualquiera que entraba en el bar y le decía: !Que aproveche!, el contestaba !Escabeche!. Tenía la costumbre de ponerse en la primera mesa del bar, junto al mostrador. Tenia un fiel acompañante de cuatro patas, que le esperaba todos los días para recoger alguna sobra de su comida, a este canino le puso el nombre de “Jose Mari”, se trataba del perro de Manolo Sertutxa. 
 
Hombre de humor, hubo quien quiso propasarse en aquello que más quería: su comida; así que esperó e ideó una fórmula para que el intruso no volviera a mancillar su plato; parece que aquel molesto convidado tenía por costumbre introducir en su plato una rebanada de pan. Con todo cuidado, un buen día, preparó un trozo de pan al que untó a conciencia una rabiosa y picante guindilla y esperó pacientemente a que el perillán, cual lazarillo de Tormes, hendiera su pan en el plato y lo llevara a su boca, “...!!fuego salía de la misma!!, tras lo que Burgos exclamó: "!!Mañana, si quieres, repite!!...”. 


Era un personaje querido por todas las cuadrillas del barrio, precisamente en la (fotografía superior) aparece junto a las escuelas de Romo. En ella podemos ver a alguno de los jóvenes veinteañeros de los años 60, que gozaron de su amistad. En la fila de arriba y de izquierda a derecha (con gafas): Jose Manuel Fernández “Zurdo”, Emiliano Zubiaga (+), Aurelip Tovar “Burgos” y Ramón Mambrilla (+). En la segunda fila: Iñaki Etxeandia “Berdulo”, Iñaki Erekatxo, Paco López (+) y Juan José Imaz. Agachado en la última fila, la de abajo, aparece con gabardina, Valentín Sanz de Icaza “Tino”. 
  
Personaje de costumbres curiosas, chirenes y populares, cuentan que asistió a la boda de un vecino, en Zaragoza, con su inseparable bota de vino en ristre, ofreciendo al sacerdote oficiante un buen trago de aquel néctar, seguro que pensó !!el mio es mejor, aprovecha que no siempre se presenta la ocasión!!. Era todo un espectáculo como enófilo, tomaba el vino en porrón, derramándolo suavemente sobre su frente, y acariciando su tez, lo dejaba deslizar por ambos lados de la nariz hacia su boca. 

  
De su humor y amistad nos dejó un bonito recuerdo cuando en los años 60, acudió a la despedida de solteros de: (José Antonio Fernández “Zurdo”, Paquito López y José Andrés Egaña), en compañía de Julen Aresti. Ambos perfectamente disfrazados, “Burgos” con levita y sombrero de copa “...!me recordaba a Jhon Huston, en una de sus interpretaciones como predicador, en uno de sus míticos western!...”; su acompañante “Julen”, igualmente serio en su papel, disfrazado de chófer con gorra de plato, llevó a bordo de su blanco Seat 600 a “Burgos” y “Zurdo”, hasta el “Restaurante Serapio” de Berango (actual Batzoki). Junto a ellos y con gafas también ataviado con disfraz, sentado a la mesa, estaba el padre de uno de los homenajeados, el padre de “Zurdo”. En la fotografía superior podemos ver a (Fernandez padre, Burgos y Julen Aresti).
 
Son varias las fotografías que nos recuerdan a “Burgos”, entre ellas esta, que aparece (bajo este texto), en la que se puede ver de izquierda a derecha a Peña, Aurelio Tovar “Burgos” y Manuel Isart. 


Aún quedan muchos más. Irán apareciendo en estas páginas por sus respectivos barrios. Quizá con la ayuda de todos los que siguen esta página, podamos completar la relación de los personajes que se han ganado el reconocimiento y el recuerdo de todos sus vecinos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario