MEMORIAS DE GETXO

miércoles, 1 de octubre de 2014

SAN AGUSTÍN, UN COLEGIO DE GETXO 1947-48 -I-


San Agustín, un colegio de Getxo, más concretamente del barrio de Santa Ana. Su primera ubicación fue en la Avenida Zugazarte, en el chalet Lertegi, casa que perteneció a Sir Ramón de la Sota, en la actualidad sede de la ingeniería Sener. En esta primera ubicación fue regentada por los Agustinos desde 1938 a 1944 y posteriormente por los Claretianos desde 1944 a 1947. Este año pasó a Santa Ana. Hoy, el edificio que fue en 1932 una de las primeras Escuelas Vascas fundada por José Antonio Aguirre, forma parte de la Iglesia Parroquial de Santa Ana. 
 
Ya he recogido parte de la historia de este colegio en otras entradas. En esta ocasión voy a hacer un repaso de sus actividades desde 1947 hasta 1950, y lo haré gracias a una de sus herencias, su “Memoria Escolar”, que ha llegado a mis manos gracias a una buena amiga. Estas memorias, de las que quizá exista algún ejemplar más correspondiente a otros años, recogían la vida académica, deportiva y festiva del Centro. En esta entrada recogeré la correspondiente a los años 1947-48, muchas de las caras que veremos, sus protagonistas, quizá ya no estén entre nosotros, muchos de ellos ya habrán sobrepasado los 80 años. 

 
Quizá como introducción al hacer del Colegio nos puede ayudar un pensamiento que incluían en su presentación en aquellas fechas “...agradecemos por tantos y tantos hogares, al entregarnos diariamente a sus hijos, para que en el alba cuartilla de sus almas, vayamos prendiendo la ciencia y el saber...,...y nuestra tarea pedagógica sirva de acicate a nuestros queridos colegiales...”. Colegio de fuerte componente religioso,(sus principales cuadros eran de confesión catolica), y así en aquella memoria, dedicaban sus primeras líneas a modo de dedicatoria a “Pio XII”. También, ¿Quién sabe?, si de forma forzada o voluntaria, mencionaban al golpista-dictador. 

 
Y a modo de bulliciosas mariposas surcando el cielo de la ciencia, abrían aquellas paginas con una encendida loa a una de sus figuras religiosas el “P. Prefecto Rvdo. D. Eduardo Renovales”, profesor de lengua y literatura, a la vez que director espiritual del colegio. De quien podemos intuir algo de su pensamiento académico y métodos, gracias a alguna de sus citas “...se pretende modelar perfectamente esa cera virgen...,...siempre con una disciplinar vigilancia...”. 
 
Del contenido profundamente religioso de aquellos años nos da idea algunas de sus celebraciones seculares. Baste señalar que la apertura del curso se iniciaba tras la “Misa del Espíritu Santo”, que era celebrada por el profesor de latín y Catedrático del Instituto D. Donacio Garcia. Otras de sus celebraciones eran el “Domingo Mundial de Misiones” para la que recaudaron entre los alumnos la cantidad de 498,35 pesetas; la de “Santo Tomás de Aquino”, que celebraron en la ermita de Santa Ana, propiedad de los Sres. Aznar, y en la que el coro escolar entonó el “Tedeum Laudamus”; y como no, los inevitables “Ejercicios Espirituales”, que los alumnos de séptimo celebraron en “Villa Santa Teresa” (Donosti), que en aquel texto definían como “...días de santo recogimiento, suficientes para espolear el alma...,...y reemprender la lucha contra el pecado...”, !Que trabajo les daban los “pecadillos” de aquellos imberbes estudiantes a aquellas almas torturadas!. Pero quizá la celebración por excelencia fuera el “Mes de las Flores”, que durante el mes de mayo se celebraba en todas las escuelas en los años 50, en el que el colegio en pleno acudía a la Basílica de Begoña, celebrándose en la capilla del colegio con singular devoción, adorando el altar con innumerables ramos de flores dedicados a aquella celebración Mariana. 

 
Dentro de los actos culturales, aquel año celebraron el IV centenario del nacimiento de Miguel de Cervantes. Para dicho evento pidieron ayuda al Ayuntamiento de Getxo, que fue acogida con gran interés por su entonces Alcalde D. Juan Bautista Merino. El día 16 de diciembre celebraban en el “Teatro Cinema Social” de Areeta-Las Arenas una jornada cervantina, la primera parte de aquel acto corrió a cargo de los alumnos de música del “Conservatorio Vizcaíno”, que fueron dirigidos por el profesor D. Gabriel Verkós, con piezas de Handel (Largo), Mozart (Serenata en sol mayor y Andante de la casatión), Boccherini (Minueto). La segunda parte, una conferencia sobre “La creación del Quijote”, a cargo del Director del Instituto Masculino de Bilbao D. Antolín Mendiola. Para terminar el cuadro artístico del colegio San Agustín dio vida a un retablo cervantino, en cinco cuadros, prólogo y epílogo original de D. Fernando Ruiz Lecue y D. Jacinto Gomez Tejedor, titulado “Castillos que renacen” que bajo la interpretación de un elenco de actores compuesto por alumnos 6ª, 7º y Comercio: Eduardo Chapa (Cervantes), Jesús Uribe-Échevarria, Manuel Muñuzuri (D. Quijote), Jose Ignacio Lobera (Sancho Panza), Jose Maria Echevarria y Jose Miguel Rica (Cura y Barbero), García Revuelta (Bachiller), Luis Landecho, Jose Felix Gaminde, Fernando Reyna y Ricardo Sagarminaga en el papel de (cabreros), dieron vida a aquel retablo. En la fotografía inferior puede apreciarse el aspecto que ofrecía el salón de la Casa social. Aquel acto también tuvo su parte cómica, la cual corrió a cargo de los siguientes alumnos: Aguirre, Albert y Reparaz. 

 
Otra de aquellas celebraciones culturales fue la festividad de Santo Tomás de Aquino “Tommaso D'Aquino”, patrón de las universidades y centros de estudio católicos. El día 5 de marzo, en el mismo “Teatro Cinema Social”, se celebró un festival dedicado al santo. Abrió y cerró el acto el “Coro de San Agustín”, con varias intervenciones musicales: Beethoven (Elegia Nocturna), (Gaudeamus Igitur) de autor desconocido, himno universitario del Siglo XVI (se cree que la música es de Johann Cristian Grüntaus (1717) y fue reescrita en 1781 por Christian Wilhelm Kindleben, teólogo evangelista); (Los Segadores) pasodoble y la estampa charra (De Ronda), que fueron interpretados por: Muñuzuri, Landecho, Arana, Real de Asúa, Bernar, Basterra, Diaz de Junguitu, Garcia Larrañaga, Ciordia, Hernandez y Rica Olave; le seguirian “Los Pequeños Pierrots” a cargo de: Crooke, Echevarria, Egusquiza, Angulo, Allende, Arregui, Geleyns, los hermanos Rica; le siguió (La Niña Gótica) con: Velilla, Cahapa, Rica, Solaun, Sagarminaga, Muñuzuri y Landecho; (El Chivato) obra interpretada por los benjamines del colegio: Amezaga, Bastero, Fernandez Irazabal, Geleyns, Álvarez, Lasa, Terrón, Allende, Elorriaga, Luis Rica y Olarra, que fueron secundados por dos alumnos de los cursos superiores: Madariaga y Echevarria. 


Le siguió una parte recitada (Gazpachos) a cargo de Enrique Albert, (Marcha Triunfal) Ignacio Garcia Revuelta, (La Pedrada) Luis Landecho, (Roequesos I el Potente) Jose Maria Rica, a quien acompañaban en el papel de pequeños ratoncitos Arcocha, Picabea y Junguitu; le siguió la parte cómica a cargo de: L.A. Aguirre, Albert y Raparaz como “Abundio, Pitorro y Calabazín”. Cerraba aquel acto una interpretación de la tira comica “D. Celes”, que correría a cargo de: Fernandez Damborenea (D. Celes), Celaya (Sra. Carovius), Perez Elejalde (hijo), Egusquiza (Profesor Nimbus), Saribiarte (esposa del anterior), Perdices (hijo de Nimbus), Montenegro (el botones) y Barrios (guardia). La chispa corrió a cargo del pequeño Nico Ermecheo que apareció del fondo de un baúl, causando el regocijo del publico asistente. El presentador de todos los números fue el alumno de 7º José Ignacio Lobera. 

 
Hasta aquí una entrada, que continuará en la próxima, sobre aquel año de 1947-48 de uno de nuestros colegios, el Colegio San Agustín de Santa Ana, uno de los centros por el que pasaron numerosos jóvenes de todos los barrios de Getxo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario