MEMORIAS DE GETXO

viernes, 28 de febrero de 2014

EL TIRO PICHÓN DESDE LOS CAMPOS DE LAMIAKO HASTA AIBOA -II-


Como decía en la anterior entrada “La Sociedad Venatoria de Vizcaya” vino a sustituir a la “Sociedad de Tiro Pichón de Lamiaco”, sociedad nacida en Bilbao, pero que realizaría sus prácticas en el “Palomar de Neguri”. Muchos de sus impulsores aparecían en las listas de ambas sociedades. 
 
El 1 de Agosto de 1908, colocaba su bandera y placa “La Sociedad Venatoria de Vizcaya” en su nueva sede de la calle Buenos Aires números 9, 11 y 12, en el piso primero derecha. La bandera de aquella sociedad era de color blanco con un cuadrado rojo, en su extremo posterior superior (Matricula de Bilbao), y en el centro las iniciales S.V.V. Enlazadas, (Ver fotografía inferior). 


 

En 1909, solicitaban el traslado de la bandera y placa a una nueva sede, esta vez situada en la calle Gran Via Nº 18-1º. Autorización que les sería concedida el día 24 de Febrero de 1909. 
 
Sobre esta sociedad he podido localizar escasos documentos, quizá salvo los referidos con anterioridad, el más extenso sea su “Memoria Anual” de la Junta General Ordinaria celebrada en Mayo de 1912, gracias a la cual he podido presentar anteriormente su bandera. Documento impreso en “Eléxpuru Hermanos” de Bilbao. 
 
En aquella memoria definían los objetivos de dicha sociedad, basados según escribían “..en el fomento y protección de la caza...”., utilizaban la expresión “...derivado del sport cinegético, fue la instalación del campo de tiro...”. Del que decían que pese a su modesta instalación, llenaba las necesidades de cuantos cazadores lo habían visitado. 

 
El 31 de Marzo de 1911 acordaron realizar una suelta de perdices por varios municipio de la provincia, hasta un total de 53 piezas. Las repartieron de la siguiente manera: 
 
En Ciervana (8), Serantes (12), Andracas (9), Arraiz (12), Baquio (4), Zalla (6) y Monte Banderas (2). En Mayo de aquel año, la Sociedad Venatoria contaba con un total de 298 socios. 
 
El 1 de Abril decidieron llevar un libro de registro de perros de raza y formación del árbol genealógico de los mismos, para lo que formaron una comisión compuesta por las siguientes personas: Presidente D. Edmundo Couto; vocales D. Pedro Mac-Mahón, Manuel de Eguiguren y D. Damián Gorbea; como veterinario actuaba D. Cipriano Guerra. 
 
La campaña de 1911 parece que había sido de atonía general, por lo que realizaron diversa reformas, entre ellas “...la instalación de lavabos, W. Closs y urinarios...”, de cara a mejorar la imagen. El balance general a final de año fue el siguiente (Ver fotografía inferior). 

 
Gentes de creencias monárquicas, realizaron gestiones a fin de que el monarca español, ferviente admirador de la caza, les honrara en alguna ocasión con su presencia. Durante la presidencia de D. Antonio arteche, con la colaboración de D. Francisco Monasterio, D. Enrique G. Careaga y D. Jose Villalba, lograrían su deseo el 26 de Agosto de 1911. 
 
El monarca recibió a bordo de su barco, el Giralda, al Presidente y a una comisión de la Sociedad Venatoria, quien le ofreció la Presidencia honoraria de la Sociedad. Entre aquellas personas se encontraban: El Presidente de la Sociedad, D. Lino Rua; el Presidente del Campo de Tiro, D. Francisco Monasterio; y el socio fundador D. Jose Villalba. A partir de 12 de Diciembre de 1911, pasó el monarca a presidir aquella asociación. Por aquellas gestiones nombraron a su vez al socio Sr. Villalba “Socio Protector”. 
 
En 1912 presentaban una larga lista de socios, algunos de ellos honorarios, encabezados por el anteriormente citado (Alfonso XIII), D. Alberto Otaduy, el Gobernador Civil y los Presidentes de la Diputación y de la Audiencia Provincial de Bizkaia. Los socios fundadores ( eran del 1 al 92) y los socios de número (del 93 al 259). 
 
Este hecho, junto a los movimientos migratorios, que las élites bilbaínas iban a realizar, tras los cambios producidos en el Municipio de Getxo, a partir de la venta de terrenos producida, tras la Ley de desamortización de 1.850-1.860, daría paso en la década de 1890 a la urbanización de grandes áreas de Getxo (Las Arenas, Aiboa, La Galea y Baserri), y al asentamiento de muchas de aquellas familias en nuestro municipio.

En la próxima entrada veremos cómo a la Sociedad Venatoria, que utilizó los de Neguri, sería finalmente sustituida por al Sociedad de Tiro Pichón de Jolaseta.

No hay comentarios:

Publicar un comentario