MEMORIAS DE GETXO

miércoles, 19 de febrero de 2014

SANTA ANA CICLO CLUB y -III-


Con esta entrada doy por terminada, al menos de momento, esta pequeña historia de uno de los clubs ciclista que más horas e ilusiones ha aportado a los aficionados de nuestro Pueblo. 
 
En 1971 se siguieron repitiendo algunas de aquellas pruebas ciclistas organizadas por esta sociedad. El Domingo 2 de Mayo de 1971, Santa Ana Ciclo Club era la encargada, en colaboración con la Federación Bizkaina de Ciclismo, de organizar una carrera ciclista para preseleccionar a los que más tarde iban a participar en los Campeonatos Juveniles de España. Aquella prueba que se celebró en el paseo de Arriluze, contó con 15 participantes. Y el control de la misma corrió a cargo de Juez Arbitro y miembros de la Federación, así como con asociados del Santa Ana Ciclo Club. 

 
El 27 de Septiembre de 1980 se celebraría el “XI Torneo Las Mercedes”, prueba que también contó con la ayuda organizativa del Santa Ana Ciclo Club. Prueba para la categoría de cadetes. Con un recorrido de aproximadamente 45 km., se realizaron 15 vueltas a un circuito que tenía su salida en la calle Mayor con el siguiente recorrido: (Mayor, Barria, Avda. del Triunfo, Cervantes, Negubide y Mayor), (ver plano de recorrido debajo). 

 
Los premios iban: desde las 1.200 pts+trofeo hasta las 400 pts+trofeo a la clasificación individual (con un total de 6 premios); y desde las 2.000 pts+trofeo hasta las 700 pts+trofeo para la clasificación por equipos. 
 
Durante los años 80, siguieron organizando carreras, y participando en cuantas pruebas organizaba la Asociación Bizkaina de Ciclismo. Así como participando en la organización del Circuito de Getxo, más concrétamente en sus ediciones XXXVII (1982), XL (1984). Cuyas solicitudes de autorización corrieron de la mano de su entonces presidente Juan Maria Ezcurdia Goyeneche. 

  
El 27 de Enero de 1989 se produciría la dimisión del Presidente del Santa Ana Ciclo Club Alejandro Ibarnegaray “Chani” y toda su junta directiva. Los hechos, que al parecer motivaron aquella dimisión, tuvieron que ver con algunos desencuentros con el consistorio, de diversa motivación, que finalmente con la escusa de algún accidente acontecido durante la prueba (se cayeron varios corredores), que el responsable municipal achacó a problemas organizativos del Ciclo Club Santa Ana, derivarían en que el Culb, dejara de ser el organizador de aquella competición ciclista. 
 
Para paliar la falta de directivos, se incorporaron a aquella nueva Junta Directiva los siguientes socios (Ver fotografía inferior). 

 
El Club contaba con una veintena de chavales por aquellas fechas. Se marcaban como objetivos el mantenimiento de las dos pruebas que se venían celebrando en Santa Ana y Romo, así como la organización de las dos carreras de juveniles de Berango. Además de la Randoné Santa Ana 1989 y la carrera social. La randoné Santa Ana, tenía como recorrido el siguiente: (Areeta-Las Arenas, Urduliz, Mungia, Soietxe (Los Cuarteles), Libano, Alto Paresi, Busturia, Gernika, Alto de Morga, Mungia, Urduliz, Sopela y Areeta-Las Arenas), contando con la cumbre mas alta en el Alto Paresi de (400 mts.), realizaron un gráfico de la orografía de aquella carrera (Ver fotografía inferior). 

 
En 1993 Santa Ana Ciclo Club contaba con siete corredores, los cuales participaron en las cuatro pruebas provinciales. El 24 de Julio de 1994 realizarían la Prueba ciclista para Escuelas de Ciclismo Santa Ana, en colaboración de la Federación Bizkaina de Ciclismo. Este recorrido era prácticamente rectangular. Abarcaba las calles Amaya, Santa Ana, Máximo Aguirre, Bidebarrieta y Santa Ana, cuyo sentido de marcha era el descrito. Eran los tiempos de la presidencia de José Paniagua San José. 
 
La sociedad que contaba con un presupuesto de 1.940.000 pts, arrastraba un déficit de 480.000 pts., que trataron de cubrir con el excedente de años anteriores y nuevas subvenciones municipales. 

 
En 1995 la Sociedad Santa Ana Ciclo Club tuvo algún desencuentro con la comisión de fiestas del barrio, y dejó de celebrar, dentro de las mismas, la tradicional carrera de “Escuelas”, que según decía la sociedad ciclista “...dejó de celebrarse por una decisión unilateral de la comisión de festejos, ante nuestra sorpresa, y rompiendo con la tradición de muchos años atrás...”. 
 
No obstante siguieron adelante con la idea de mantener aquella carrera y finalmente se celebraría el Sábado 9 de Agosto de 1995, con un circuito que recorría las calles Santa Ana, Ibaibide, Ibaigane, Máximo Aguirre y Santa Ana. La prueba contó con una alta participación (110 ciclistas), y una duración de 2 horas (16,30 a 18,30). Cerraron aquel año con unas pruebas de carácter social que se celebrarían el día 12 de Octubre del mismo año. 

 
1998 fue el último año de actividad oficial de aquel Ciclo Club que había nacido el 21 de Mayo de 1960, en cuanto a la constancia escrita de sus relaciones con el Ayuntamiento de Getxo. Era Presidente del club D. Valentín Laguillo. Durante aquel año consiguieron clasificarse en varias pruebas: Circuito de Punta Galea (tercer clasificado), Premio Santa Ana de Berango (Clasificación individual), Premio Ayuntamiento de Aretza (Clasificación individual), Campeonato de Bizkaia (Clasificación individual) y Subida al Vivero de Lezama (Clasificación individual). 
 
Describir todo esto sin recordar a alguno de sus ciclistas, que por otras razones tuvieron su lugar en el recuerdo, sería injusto, sobre todo a algunas de sus jóvenes promesas, como el caso de Beremundo Miguel Sainz, quien defendiendo los colores del Santa Ana Ciclo Club, perdería su vida, a temprana edad, en un triste accidente ocurrido durante una prueba ciclista en Bergara (Gipuzkoa el 1 de Mayo de 1971), (ver fotografía inferior). 

 
Otros lo serían por sus logros en la competición, como uno de sus presidentes “Chani” Iribarnegaray, que llegó a ser corredor profesional, o como Isidro Zapatero, que fue sub-campeón de España de juveniles en 1960. 
 
Pero en la memoria de muchos vecinos del barrio de Areeta-Las Arenas, quedaba registrada toda una época, casi 40 años, de actividad asociativa, que tantas promesas del ciclismo aportó a nuestro Municipio. Promesas que recorrieron aquellas viejas calles de un barrio todavía incipiente que en la calle Mayor contaba con establecimientos hosteleros de raigambre como el Restaurante Ortuzar y el Bar Benito, edificios y comercios con solera como la casa de Triki (zapatero remendón), Aberasturi o las Castañeras. 

 
Seguro que en el cajón de la historia de aquel Club quedan muchos capítulos de socios, nombres de ciclistas, incluso anécdotas aún sin contar. Si aparecen nuevos datos prometo traerlos a estas paginas. Deseo expresar mi agradecimiento a Mikel Atienza (quien me aportó las primeras fotografías) gracias a las cuales inicié la búsqueda de datos, Alfredo Iribarnegaray, a Valentin Laguillo y a Txuma Ituarte que me facilitaron algunos datos, que han hecho posible esta entrada.

1 comentario:

  1. Gracias por este y todos tus articulos. Son muy interesantes y nos ayudan a recordar la historia de nuestro pueblo. Una corrección, Chani no era Ibarnegaray, sino Iribarnegaray. Soy su sobrino, se lo que me digo.

    ResponderEliminar