MEMORIAS DE GETXO

viernes, 17 de mayo de 2013

LAS FIESTAS Y LA PLAZA DE ALANGO - II -



Lo interesante de una pequeña historia, son los añadidos, de aquellos que vivieron en primera persona, aquellos dias de fiesta, sirven para profundizar en esos viejos recuerdos de la juventud. Como un complemento a mi entrada de ayer, relativa a las fiestas de la plaza de Alango, un asiduo de esta pagina, ha dejado el siguiente añadido:

...Al lado, adosado a la casa que se menciona, dónde vivía Anselmo Bidegorri, éste tuvo la "Carpintería Bidegorri", dónde el mísmo Anselmo como propietario trabajaba.

La “Academia Bidegorri” de la c/Martikoena, también ocupó, el primer piso de la casa, lo regentaron dos hijas de Anselmo, (no sólo una). En el mísmo sitio estuvieron situados lavaderos públicos municipales, la amplia zona colindante, careció de red de agua suficiente y había restricciones por sequías.

Al chatarrero Antonio Lorenzo, los chavales del entorno y de Algorta, solíamos llevarle para sacar alguna peseta “al kilo” cobre, zinc y plomo, de dónde se “podía”, para que todos me entiendan, yá que a muchos sus padres, a veces, no podían darles “la paga” de “los domingos”, como éra constumbre para los pobres de Getxo; el chatarrero (cómo se le llamaba), se aprovechaba de las “requisas populares”, pagándonos tres “perras gordas” por kilo, aunque fuera cobre...!¡.

La plaza de Alango, por entonces, éra un descampado sin asfaltar, en ella aparte de la verbena de San juan, con su correspondiente “fogata”, era lugar de aracciones populares, solían venir “saltibanquis”, de vez en cuando, con sus parodias “mágicas y comícas de calle”, uno de los asiduos fué con su “troupe”, el famoso “MAJATABA”, que se enterraba vivo, (con un truco) de un día para otro...!¡



Ese circo callejero, causaba la afluencia de muchísima gente, sobre todo chavalería con sus madres, al que solian acudía con banquetas etc., de casa, fué una gran diversión para los algorteños, tánto cómo las verbenas de San Juán.

El comandante Sacanelles, “enchufó” a muchos hijos de algorteños, por amistad con su esposa y su familia, ellos éran de Algorta, para no “hacer la mili” fuera de Bizkaia, gracias a su influencia en la “caja de reclutas” y en la comandancia militar de Bilbao, ésto lo pudo hacer durante cierto tiempo, pues le jubilaron “ántes de lo previsto”, debido a una acusación “anónima” de “simpatías republicanas”, por los “enchufes” realizados, cuando paradógicamente en la guerra del 36 estuvo con los “requetés navarros”.

La hoguera de San Juan, nó sólo se hacia con el material que se traía del citado del “Monte Juan Pepe”, que por cierto, no estaba situado dónde se dice, sinó más a la derecha, cercano al “fuerte canteras”, en ella el vecindario quemaba en la hoguera, muebles viejos, ropas y desechos diversos, con lo cual la hoguera a veces llegaba alcanzar los 6 metros de altura, sin llamas, los bomberos locales tenían que limpiar y apagar los rescoldos al día siguiente, para poder celebrar las verbenas...
”. 

 
A ver si la gente se anima y complementa datos sobre Alango y otras fiestas de Getxo.


3 comentarios:

  1. Recuerdo haber visto en la plaza de San Juan,cuando era de Tierra, combates de boxeo, con ring y todo.

    ResponderEliminar
  2. Academia Bidegorri. Anselmo Bidegorri tuvo tres hijos, Anselmo, Amelia y Edmundo. La fundadora de la academia fue Amelia junto con otra maestra que no era su hermana. En los años 70 continuaron con la academia las dos hijas de Edmundo, Victoria y Amelia (que se llamaba igual que su tia).
    Un saludo.
    Un bilbaíno hijo adoptivo de Getxo.

    ResponderEliminar
  3. Y la otra era Mari, vaya tirones de oreja!!!!!

    ResponderEliminar