MEMORIAS DE GETXO

miércoles, 7 de noviembre de 2012

EL BOLO



En todos los Pueblos, barrios, lugares, existen personas, hechos, sitios, que forman parte de la memoria colectiva, de esa ilusión, breve en el tiempo, pero larga en el recuerdo, que es la aventura de la infancia y la juventud, donde los simples hechos, las personas, los lugares ya barridos por el paso del tiempo, son recordados y elevados al grado de bella fantasia de nuestro recuerdo.

En el barrio de Romo (Getxo), en los años 50, vivió una de esas personas, personaje popular, que permanece en el recuerdo de los vecinos de Romo, que ya cumplieron la cincuentena, niños que en los años 50, revoloteaban al rededor de su quiosco, para invertir su escasa paga en chucherias.


Adolfo Tornero Velasco, “el Bolo”, era natural de Donosti, al finalizar la Guerra de 1937 estuvo prisionero por su militancia comunista, alli realizó un pequeño muñeco de madera, parecido a los arlequines, que regalaria años mas tarde a su ahijada Kontxi, se caso con Amelia Ciruelos natural de Torrijos (Toledo), ella tenia un bar en Donosti, junto a la estación de ferrocarril, y alli se conocieron, al casarse vinieron a vivir a Romo sobre 1950, estuvieron viviendo en la calle Ezequiel Aguirre, el matrimonio no tuvo descendencia, sin embargo tuvieron dos ahijadas Kontxi y Amalia (ver foto inferior), la madre de ambas Kontxi Cabestrero cogeria posteriormente el quiosco del Bolo.


En 1.955 monto una fruteria en la calle Urkijo de Las Arenas, ademas montaron un pequeño quiosco, en el barrio de Romo (Getxo), donde vendían todo tipo de chucherías, en el exterior del quiosco solian colocar cajas de fruta, articulos que tambien vendian, el pequeño comercio estaba situado en la esquina de la confluencia de las calles Caja de Ahorros y Kresaltzu, junto a lo que era la campa de las Escuelas de Romo, en la parte posterior del quiosco , junto al quiosco, estaba la churreia, y de ella tomaba la acometida de electrica, de un pequeño poste, precisamente era el punto donde los chavales mas atrevidos, con una trastada propia de sus pocos años, aprovechaban para dejares sin luz, el bueno de Adolfo tenia que subirse en una pequeña banquetilla, con el riesgo que esto suponia debido a su voluminosa humanidad, para poder ver dentro de aquel pequeño reducto.

Adolfo tambien regentó el bar de la Playa de Arrigunaga alla por los años 1.960, en la foto inferior se le ve junto a su mujer dentro de aquel bar de madera, el resto son clientes.


Era un hombre bajito, que pesaría casi 120 kilos, dicen que casi no podía entrar debido a sus amplias dimensiones, había una canción que todos los niños de la época entonaban cuando llegaban de las excursiones parroquiales, que mas o menos decía “......a la entrada de Romo, lo primero que se ve, es la chabola del Bolo, pegadita a la pared....”.

Adolfo tenia mucha afición al ciclismo, en alguna ocasión llegó a organizar una carrera ciclista, en fiestas de Romo. Falleció en 1.966 a los 57 años.

En las tres fotos que aprecen mas abajo, entre otros estan Cacharrin, Tomas Zorrilla (padre de Kontxi y Amalia), Antonio Andreu (Antonio el Pescadero), etc.


Agradecer a Amalia y Kontxi Zorrilla ahijadas de Adolfo Tornero su ayuda para poder realizar esta entrada, ambas aparecen en la foto inferior.



 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada