MEMORIAS DE GETXO

miércoles, 23 de julio de 2014

PAELLAS EN AZKORRI (1963)


Como todos los años (ya van a hacer 58), se acerca una de las fiestas que ha creado una de las más enraizadas tradiciones querida por todos los getxotarras y por otros que, sin serlo, no han perdido ninguna convocatoria, incluyendo a las nuevas generaciones, “Las Paellas”. Unas fiestas que gracias a la iniciativa de un cuadrilla de amigos: Damián Ayo, Antonio Bilbao y Félix Yurrebaso, se crearon un 25 de Julio de 1956. Y que gracias al enorme esfuerzo de algunos miembros de la Sociedad Itxas Argia de Getxo, se ha mantenido a través de tantos años. 
 
Como homenaje a esta romería, que nos llega todos los años en Julio, hoy traigo a estas paginas un recordatorio de la que se celebró en las Landas de Azkorri en 1963. Bajo un cielo completamente azul, auténtico día de verano, se iniciaba con un viejo rito que dirigió D. Francisco Antxustegi (Párroco de Andra Mari), un misa de campaña. La afluencia a las campas era más que notable, ya casi sin empezar el día habían llegado más de 5.000 personas, el tiempo y la tradición festiva hacían prever un mayor número de asistentes a medida que avanzaba el día. 

 
El presupuesto de aquella fiesta superó las 80.000 pesetas, para realizar todo el montaje (toldos, tubos, bar etc.,) se instalaron 100 choznas con 13 toneladas de tubos metálicos. Otro de los colaboradores, que año tras año se presentaba a la cita era Arroz SOS, que regaló más de 300 kilos, que luego serían convertidos en unas espléndidas obras de arte gastronómico. El delegado de dicha firma comercial llegó a tal efecto desde Algemesí (Valencia).
 
Se presentaron a concurso más de 200 paellas. Si contamos las que no se presentaron, quizá llegaron a las 400. El jurado estuvo compuesto por los afamados cocineros bilbainos Gabriel Echevarri (H. Excelsior) y Fernando Robledo (H. Torrontegui). Ambos acompañados por el miembro de Itxas Argia Angel Arriola. 

  
Aquel día, antes del reparto de premios, el Párroco de Getxo, dedicó una plegaria a la memoria, de Gerado Zubilla (txistulari de Gatzaga), pero resiente en el caserío Abadene del barrio de Sarri (Getxo), que había sido uno de los amenizadores durante años de aquella fiesta y que había fallecido en Abril de aquel año con gran pena de los vecinos de Getxo por su cariñoso y afable trato. 
 
Le siguió a las 17,30 horas un Concurso de Aurreskularis de Bizkaia, que fue ganado por un joven veterano Deustoarra de tan solo 52 años, Sabino Eguiguren, seguido por José Luis Orbe, Lekerika, Pedro Mari Arbulu y Jose Zarraga (Eperra).

 

En la clasificación de Paellas resultó ganadora la de “Piñabeko”, seguida por las de la “Sociedad Recreativa de Derio”, los “Tres Silenciosos”, los “Tabanos” e Iraola. Había quien rumoreaba que los seudónimos se debían, (era la época, que al ser solo hombres los sukaldaris, no querían que sus esposa se enteran de su habilidades). Sin embargo, después de un día espléndido, una tormenta de verano acabó con la fiesta, aunque seguro que a más de uno le vino el chapuzón de maravilla, que la lluvia agua el vino.

 
Este año esperemos, que al igual que algunos de los anteriores, luzca un día espléndido, y la fiesta se desborde por las campas de Aixerrota, manteniendo ese equilibrio de ciudadanía y respeto a los demás, a las instalaciones que gracias a Itxas Argia disfrutamos, que hacen de esta tradición festiva algo tan singular. Ya desde hace un mes, madrugadoras cuadrillas que gustan de la paz, han vallado con palos y cuerdas sus cotos. 


 

No hay comentarios:

Publicar un comentario