MEMORIAS DE GETXO

martes, 8 de enero de 2013

LA POBREZA A LO LARGO DE LOS SIGLOS EN GETXO



Al iniciar este tema, se que no es algo agradable, saber que tu pueblo, aparente, lleno de luces, con brillos de opulencia, a lo largo de su historia a mantenido y mantine rincones de miseria, que por otro lado, no son ajenos al devenir de la misma, no es plato de gusto.

Suelen decir que la pobreza de algunos suele alimentar la bonanza de otros, los bolsillos se estrechan y las conciencias se adormecen, a veces, para acallarla surgen, pequeños actos de bonanza, la limosma.

La pobreza un fenómeno social que ha aquejado a una gran parte de la población mundial, agudizado por el desarrollo del capitalismo a nivel general y por el modo en que se ha insertado, en muchos lugares actua como uno de los jinetes del Apocalipsis, nube oscura, que ha descargado epidemias, hambre y represión.


Definir la pobreza no es tarea fácil, la pobreza es algo mas que la falta de ingresos, vivir en la pobreza significa que uno tiene más probabilidades de morir a causa de enfermedades prevenibles, de tener una tasa más alta de mortalidad infantil, de no poder acceder a una educación, de carecer de unos ratios de vida y vivienda dignos, significa mayor vulnerabilidad al delito y la violencia, acceso inadecuado o carencia de acceso a la justicia y los tribunales, así como la exclusión del proceso político y de la vida de la comunidad.

La pobreza se refiere también al poder, quién lo ejerce y quién no, en la vida pública y a puertas cerradas, todo esto que se da en la actualidad, no es algo nuevo, en épocas precedentes, la pobreza se ha dado con manifestaciones muy distintas, Getxo es un pueblo aparentemente rico, sin embargo, a lo largo de su historia, ha estado rodeado de pobreza, en muchos casos extrema, en esta entrada hare un pequeño recorrido por esta lacra, que contrasta con la opulencia de algunos sectores, y que debiera de llamar a nuestras conciencias, recordandonos que algo estamos haciendo mal y que debe ser cambiado.


Una de las primeras expresiones, documentadas en nuestros archivos, nace en 1.880, ya en aquellos días surgian expresiones de mendicidad, por lo que se publico un “Bando de Buen Gobierno”, en el que en su articulo 10º, se advertía de la prohibición de ejercer la misma a “...todos los que no fueran vecinos de Getxo, asi como a cualquier forastero que quisiera implorar caridad publica....”, recordando la necesidad de obtener autorización de las autoridades locales, contrastaba aquella pobreza, con las normas que se publicaban en el articulo 22, se decia en aquel articulo “...queda prohibido terminantemente todo trabajo corporal en los Domingos y días de Fiesta entera, si fuere necesario continuar los trabajos en las labores del campo, se pedira permiso a la autoridad Municipal, que sera otorgado, siempre que la autoridad eclesiastica lo permita...” el mismo fue reformado, por su excesiva rigided, quedando finalmente asi redactado “...estando ordenado en el tercer mandamiento de la Ley de Dios santificar las Fiestas y no trabajar, se recomienda no realizar ningun trabajo en dichas fechas...”.



En 1.845 seguian dandose situaciones de pobreza y marginalidad por lo que en esas fechas el Consistorio Publicó un “Bando de la Mendicidad” en el que se hacia referencia al elevado numero de mendigos que “...vagan por nuestros pueblos, robando a los verdaderos pobres, y que alcanzan, ademas de una caridad mal entendida, fomentar la vagancia y alimentan la pereza, poniendo en peligro la propiedad privada y pueden causar males que no deben tolerarse...”, en el se prohibia dar hospedaje a personas foraneas, que realizaran postulancia, atacaban a los que cubiertos con el manto de la ignorancia, confundian a “...los verdaderos indigentes con los fingidos...”, por lo que amenazaban con multar a quienes toleraran aquellas conductas, y como si la miseria se pudiera compartimentar, establecian un registro de mendigos, a quienes se les dotaria de una cedula que acreditara su condicón de pobreza, y les autorizase a ejercer la postulacia, parece que entre otras cosas, en aquellos días la presencia de vagabundos afeara las calles de nuestro pueblo, por lo que se atacaba el resultado y no lo que provocaba aquellas situaciones de marginalidad, aquel Bando se firmo el 13 de Noviembre de 1.845.

El 24 de Septiembre de 1.887 el Ayuntamiento facultaba a Juan Bautista Cortina, testamentario de su hermana Rogelia Cortina, para la construcción de un “Colegio para Niños Pobres”, situado en “Mugaburu-ondo”, para beneficiar al vecindario mas necesitado, el mismo debia de ser regentado por las “Hermanas de la Caridad”, presentaba un estudio de dicho colegio, indicando que los terrenos ya habian sido adquiridos en el Puerto Viejo, en la actualmente denominada calle Caridad de Algorta, creandose la “Fundación testamentaria de Dña. Rogelia Cortina”, los planos de aquel colegio se ven mas abajo.


En 1.912 se creó el primer “Reglamento de Beneficencia”, en su presentación se decia que el Ayuntamiento destinaba anualmente la cantidad de 4.000 pts. a atender a los necesitados de la Anteiglesia, aquellas solicitudes de pobreza venian siendo informadas por los miembros de la Guardia Municipal, ya que se decia “....los concejales han de prestar toda su atención a los importantes problemas que se ventilan en el Ayuntamiento...”, indicaban en la misma que no dando el presupuesto para cubrir todas las necesidades era preciso “....establecer las condiciones que dentro de la pobreza, den derecho a para ser socorridos....”, para ello se planteaban, a fin de cubrir mejor la información y necesidades de aquellos pobres, crear dos Juntas, ambas independientes, atendiendo una a los necesitados de Las Arenas y otra a los de Algorta y Andra Mari.

Se marcaban como objetivo de aquella beneficencia en su articulo primero “....hacer que desaparezca totalmente la mendicidad, para lo que excitara el celo de las autoridades y tomará las medidas que crea necesarias, a fin de desterrar este mal....”, volvian a poner la carga sobre los pobres en lugar de sobre lo que provocaba aquella “lacra”.


Los socorros que se establecian, consistian en los comestibles mas necesarios para la subsistencia (Aceite, alubias, arroz, carne con hueso, patatas, tocino, garbanzos, leche y pan), tambien combustible (carbon vegetal), alguna ropa de abrigo y socorros de lactancia, las raciones de carne solo se suministraban dos días por semana, en cuanto a las ayudas de lactancia consistian en facilitar nodrizas a aquellas madres que no pudieran amamantar a sus hijos, el sueldo de aquellas nodrizas era de 25 pts. mensuales, eso si para tener derecho a esa atención era preceptivo el “Certificado de Buena Conducta”.

La compañía de “Ferrocarriles de Santander a Bilbao” se mostró dispuesta al transporte gratuito, a petición de la Corporación Municipal, en la linea de Las Arenas a Bilbao, para aquellos mendigos que fueran detenidos en el termino de Getxo, parece que el objetivo fuera alejar las expresiones mas desagradables, visualmente, de la pobreza. 

 
Formaban parte de aquella “Junta de Beneficencia” Evencio Cortina Arteta, Jose Maria Basterra, Jose Antonio Galdiz, Victor Diliz, Adolfo Arenaza, Jose Zubiaga, Pedro Larrondo y Juan Bautista Ibarra.

Algunos años mas tarde, en 1.929, se expedirian los “Certificados de Pobreza”, los cuales servian entre otras cosas para dar entrada, como centro de acogida, en el “Santo Hospital Civil de Bilbao”, los mismos eran expedidos para personas de diversa edades, asi uno de aquellos certificados se expedia a nombre de Ines de Zarraga y Elezgaray de 36 años, casada con Jesus de Ituarte, de quienes se decia, no poseian bienes de fortuna de ninguna clase, este era el caso de Aurora Guerricabeitia de 4 años de edad, cuyos padres adoptivos, Damian y Victoria, afirmaban carecer de bienes, la lista era larga y en general pertenecian a personas de condición muy humilde.

Parece que dentro de los habitos de repartir caridad, la misma se racionaba, asi en 1.932, se presentaba una lista de aquellas personas que la ejercian, mediante “Vales de Limosna”, los cuales se repartian los miercoles y sabados, destinados a los “Pobres de esta localidad”, asi los habia que daban cantidades en metalico y otros en especias (Comida y pan).


Entre los años 1.933 y 1.936 se elaboraron unos informes sobre la pobreza, referidos a personas en situaciónes de extremas, de los que desde diversos estamentos, se daban informes relativos a la confirmación de sus precarias situaciones, en muchos casos se trataba de peronas enfermas, sin trabajo, con escasisimos recursos, pagando rentas de 29 pts. por su vivienda de alquiler, era el caso del vecino del Puerto Viejo Remigio Aresti Ormaechea; en algunos casos la relación de bienes era tan precaria que solo alcanzaba (a alguna manta, sabana, un par de botas y un somier); en otros casos las solicitudes de ayuda se debian a que por el fallecimiento del esposa/a, por enfermedades contagiosas, se hacia preciso la quema de efectos personales, se les aportaba el 60% de la valoración de los enseres, destruidos por el “Servicio Municipal de Desinfecciones”. Los casos iban formando una gran pila de sufrimientos y dolores, niños de 4 años, para quienes se requeria ayuda para su ingreso en sanatorios, enfermos cronicos, ancianos sin recursos, toda una vergüenza en un Municipio donde gentes vivian en la opulencia.

En 1.937 la situación no habia cambiado, y como consecuencia de la Guerra habia empeorado, el hambre hacia presencia con mas dureza, asi en un escrito del 23 de Julio de 1.9137, con la nueva forma de saludar epistolarmente del regimen “Saludo a Franco, Arriba España”, el medico de Algorta Abel Clemente, solicitaba para los niños Carmen, Emilio, Santos y Maria Teresa Aguirre, que se encontarban muy debiles, la necesidad de que se les diera de cenar ademas de la comida del medio día, los casos de niños con hambre se repetian, niños recogidos en el Asilo Municipal, para los que tambien se solicitaba a quella cena, muchas gentes pedian acudir a Asilo para que se les faciliara alguna comida. En otros casos se traba de personas que como consecuencia de la Guerra se habian visto en la necesidad de desplazarse a este Municipio y querian retornar a su pueblo, no teniendo recursos, este ra el caso de Engracia Letamendi y su hija Isabel, de Eibar, la “Junta Carlista de Guerra” avalaba su buena conducta de persona Catolica y practicante, las situaciones revestian extrema pobreza en muchos vecinos, ademas de aquellos que sin solicitar ayudas mal vivian.


En Noviembre de 1.942 gracias a la ayuda de personas, como una de las benefactoras de Algorta Rogelia Cortina, en cuyo nombre Francisco Arluziaga Cortina, entregó a la “Junta de Beneficencia”, un donativo de 34.939,15 pts., en nombre de los herederos de dicha señora, asi con donaciones algunos casos podian solucionarse, pero se seguia si corregir la causas de aquella “nube oscura”, que seguia tras cientos de años asolando nuestro pais.

Años mas tarde en 1.989 se diseño un “Plan integral de lucha contra la pobreza”, del departamento de Trabajo y Seguridad Social del Gobierno Vasco, con el titulo “Euskadi en la Europa del 93”, con el ambicioso objetivo de plantearlo como un plan integral de lucha contra la pobreza, en el se hablaba que la crisis de la economia occidental desde 1.973, hacia replanterse todas las prespectivas socio-economicas establecidas hasta entonces, y hablaba de “....una acción prioritaria consistente en en responder a las unidades familiares sin ningun tipo de ingresos, ni propios ni publicos...”.


Hoy en el año de “gracia” del 2.012, cuando una nueva crisis del sistema capitalista, con destrucción de empleo, sobreproducción y crisis en la era de la alta tecnología, con recortes en sanidad, educación, prestaciones sociales, nos hace enfrentarnos a un futuro sombrio, con politicas sociales cada vez mas venenosas, intensificación del racismo, el crecimiento de la industria carcelaria, el aumento de la persecución de inmigrantes y trabajadores/as indocumentados/as, la guerra contra las mujeres y lesbianas, gays, bisexuales y transexuales, la clase dominante busca desviar la atención del fracaso del sistema económico y del obsceno crecimiento de la desigualdad.


Asi casi Siglo y medio despues de este breve resumen sobre la pobreza concretada en nuestro entorno mas cercano, seguimos sin atajar las causas que lo provocan, son ya casi 89.000 personas residentes en el País Vasco, las que sufren situaciones de pobreza y exclusión social y otras 323.000 están "en riesgo" de marginación por razones económicas, seguimos teniendo que recurrir a organizaciones humanitarias como la “Cruz Roja” o “Caritas”, asi entre otros lugares, nuevamente es la caridad la que sustituye a las medidas “urgentes” que se debieran tomar, la que hace que la necesidad coja mesa a diario en el Puerto Viejo de Algorta, en el que una treintena de personas se reúne en torno a un plato caliente, en el comedor social de las “Hijas de la Caridad, con el alma magullada por los reveses de la vida, y en el que resuenan en nuestros oidos frases tan lacerantes como “...nunca en mi vida me han dado nada, pero no me queda más remedio que venir porque si no, no como.....


No hay comentarios:

Publicar un comentario