MEMORIAS DE GETXO

martes, 4 de septiembre de 2012

UNA GENERACION MARCADA


Una generacion marcada, los refugiados de 1937, fueron personas que en la mayor parte de los casos, perdieron viviendas, dinero, todas sus propiedades, el avance de las tropas franquistas les obligo por miedo, a lo que venian oyendo de la actuación de aquellos enemigos de la democracia, a avandonar hogares, a enviar a sus hijos a paises de acogida, a separarse, en algunos casos, padres, hermanos e hijos, y en bastantes ocasiones a no retornar a su tierra, porque en el caso de hacerlo podian ser ejecutados, por los falangistas, militares y otras gentes de regimen de Franco, algunos desgraciadamente perderian luego sus vidas en campos de exterminio, como el aleman de Auswitch, o en el campo de concentración francés de Gurs, del gobierno de Vichy, cercano a Oloron y Pau.

Asi que emprendieron un largo y doloroso exilio que les llevó a distribuirse por todo Francia, Belgica, Inglaterra, Mexico, Venezuela, la URRS y otros paises.


Al exilio salian desde diferentes lugares, Bilbao. Santander, Asturias, Barcelona, etc., los que lo hacian desde los puertos del norte, en la mayor parte de los casos lo hicieron con destino a los puertos frances de (Burdeos, Pauillac, La Rochelle, La Pallice, St. Nazaire), desde estos puertos los exiliados serian conducidos a los lugares de acogida previstos por el gobierno de Francia, lugares como Nates y Verdon, en los bajos Pirineos (Orthez, Guethary, St. Christau), a otros lugares de Francia como (Dax, Narbone, Sète, Pesenas, Chateau de Loir, Enghien-les-Bains, etc.), a Belgica (Marchin), tras la gestión anteriormente realiza por el Gobierno Vasco.


El Departamento de Asistencia Social del Gobierno Vasco elaboraba unos listados con los exiliados que eran evacuados en los vapores "Kenfig Pool", "Candleston Castle", "Kellwyn", "Perros Guirec", "Sarastone", "Molton", "Al Racon", "Stancroft", "Ploub Azlance", "Marvia", "Pilton", Stambrook", "Thorpebay", "Jacobus", "Stanwold", "Naisel Vale", "Mieres", "Stangrove", "Stambrige", "Celta", "Margaret Rose", "Brendel", "Naisel Vale", "Altsu Mendi", "Bramden" y "Stanray", y eran desembarcados en los puertos de Pauillac, Grenoble, Cherburg, El Havre, Saint Nazaire, Montpellier, Burdeos, Le Mans, Nantes y La Pallice entre los meses de Junio y Septiembre de 1937. 

 
El trasporte a los lugares de destino cercanos se realizaban en pequeños autobuses o camionetas, mientras que a los lugares mas lejanos se realizaba mediante ferrocarril, asi unos eran trasladados a Francia, (cerca de 20.000), seguido de Bélgica (unos 5.000), Inglaterra (en torno a 4.000) y la URSS (2.900). A mayor distancia, Méjico (455), Suiza (450) y Dinamarca (100). Suecia, Noruega y Holanda no acogieron niños, pero financiaron el sostenimiento de colonias en territorio francés. Dentro de estas cifras se encuadran tambien los procedentes de otras zonas del estado.

El 21 de marzo de 1937 tiene lugar la primera expedición oficial de niños al extranjero organizada por el Gobierno vasco y con el apoyo del Gobierno de la República. Esta expedición partió del puerto de Bermeo (Vizcaya) con 450 niños vascos, con destino a la isla de Oléron, en la localidad francesa de Boyardville.
La expedición prosiguió por tierra hasta Burdeos, en donde durante un mes vivieron los niños alejados de la Guerra. El 21 de abril fueron desalojados y alrededor de 300 enviados a París. Los restantes serían conducidos a Oostduinkerke (Bélgica).


El 6 de mayo de 1937 salen en dirección a Francia 2.273 niños embarcados en el “Habana, acompañados por 72 maestras, enfermeras y auxiliares, y tras una travesía muy movida, en la que un 90% de los niños se marearon, desembarcaron en el puerto francés de “La Pallice, donde fueron desinfectados y vacunados.

En septiembre de 1937 se calculó que habían unos 20.000 niños refugiados en el país vecino. Eran en gran mayoría, como hemos apuntado, vascos, aunque también los había procedentes de Asturias, Santander y Madrid.


Los niños, que viajaban acompañados por maestras y auxiliares, llegaban en barco a puertos del suroeste, principalmente a Burdeos, desde donde eran distribuidos por diferentes puntos de la geografía francesa. Desde los “centros de selección”, se les distribuía en colonias colectivas o en familias de acogida. 
 
Otros final mente irian a Inglaterra, pero en un principio, el Gobierno británico se negó a dejar entrar en el país a refugiados que no fueran ex combatientes. El cónsul británico en Bilbao, Stevenson, pidió al Foreing Office, el 8 de abril de 1937, que acogiese a los niños vascos al igual que lo estaban haciendo otros países como Francia. Pero su petición fue denegada.


En Inglaterra, desde noviembre de 1936 funcionaba la organización “Basque Children’s Committee”, que tenía por objeto ayudar a las mujeres y los niños de la Zona Republicana. Este comité presidido por la conservadora Catherine Marjory Stewart-Murray, duquesa Atholl -la llamada duquesa roja por su condición social, escribió una carta al diario “The Times, en la que pedía al Gobierno británico que diese su consentimiento para la acogida de los niños vascos en su territorio. Por fin, el 15 de mayo de 1937, el Gobierno dio su visto bueno y aceptó admitir de una manera temporal en Inglaterra a 2.000 niños, aunque no estaba dispuesto a responsabilizarse económicamente de estos pequeños, pues consideraban que esto supondría una violación del Tratado de No Intervención.
Los niños vascos partieron en el barco “Habana” el 21 de mayo a las 6:40 horas desde Santurce. Al llegar a Gran Bretaña, los niños fueron alojados en un improvisado campo de refugiados cerca de Southampton, al que llamaron “Stoneham Camp. En cada tienda de campaña dormían de ocho a 10 menores, y por cada cuatro tiendas, había una maestra y una asistente que actuaban como responsables.


En 1937, se establecieron en Inglaterra, Escocia y Gales un total de 94 colonias, que albergaban a los 4.000 niños acogidos en Gran Bretaña.

A finales del año 1937, con el derrumbe del Frente Norte, el Gobierno británico empezó a presionar para que los niños volviesen a España. La Iglesia católica envió a Inglaterra al padre Gabana para que organizase la repatriación. El Comité de los Niños Vascos se opuso, exponiendo que no daría vía libre sin una petición expresa de los padres. Una vez recibidas las solicitudes, se puso en marcha los mecanismos de repatriación. A finales de 1939 la mayoría de los niños vascos habían sido repatriados. 

 
Otro de los lugares de exilio fue la URSS, en septiembre de 1936, la Secretaría de la Internacional Comunista, remitió una carta al jefe del Estado soviético solicitando su autorización para que los niños del estado fueran evacuados a la URSS. 
 
La segunda expedición salió del estado lo hizo desde puerto de Santurce (Bilbao) el 13 de junio de 1937, en el trasatlántico Habana con alrededor de 4.500 niños a bordo. A su llegada a Burdeos, un grupo de 1.495 niños fueron trasladados a otro barco, el buque francés Sontay con destino a la URSS, al puerto de Leningrado. Algunos de aquellos niños atravesaron por una situación de angustia latente que en muchos casos se prolongó para el resto de sus vidas, pues desconocían qué les había sucedido a sus familiares. El sentimiento de desarraigo seguiria aún en muchos, a través de los años.


Se sucedian narraciones de aquellos refugiados como las acontecidas a continuación:

Tres barcos salidos ayer 10 de mayo de 1937 de Bilbao, llegaron esta mañana a Pauillac con dos mil evacuados, en los buques «Carimafe», «Chateau Palmer», conduciendo numerosos refugiados de Bilbao.

El «Carimare», cuando se hallaba a diez millas de la costa, ha sido intimado por una chalupa rebelde, pero cuando este buque faccioso se ha dado cuenta de que aparecían en el horizonte los buques franceses «Le Terrible», «La Bourrasque» y «La Somme», se ha alejado a toda máquina.

A su salida de Bilbao, el «Almirante Cervera» intentó deshacer el convoy, pero no insistió, ya que los buques que conduciann a los refugiados iban escoltados por buques de guerra franceses y por el buque británico «Boyal Oak».

El día 10 de Mayo desde La Rochelle, saldria con dirección a Bilbao el buque «Habana», para efectuar un nuevo cargamento de refugiados vascos, este mismo buque habia llegado a dicho puerto el viernes dia 7 de Mayo, llevando a bordo 2.483 refugiados.

Aquel mismo dia 10 de Mayo el Gobierno Inglés hizo saber a la llamada “Junta de Salamanca” que Inglaterra continuaria sus preparativos para la evacuación de Bilbao de niños, mujeres y mayores no combatientes, inaugurando un sistema de transportes con barcos españoles entre Bilbao y los puertos franceses. Los barcos llevarian el pabellón de San Jorge con la Cruz Roja en fondo blanco, asi mismo que los barcos regresarian a Bilbao con lastre y el personal inglés cooperaria con las autoridades francesas para, asegurar el desembarque, manifestaban tambien que Inglaterra tenia la intención de proteger estos barcos en alta mar. Advirtiendo a los militares facciosos que no permitirian ninguan actuación contra aquellos buques que iban a transportar exiliados.

Entre tanto las fuerzas alemanas e italianas que ayudaban a Mola, El día 20 de Marzo llegaron nuevos contingentes alemanes e italianos a reforzar las fuerzas de Vizcaya. El Alto Mando alemán establecio su cuartel general en un hotel de Vitoria. El día del cumpleaños de Hitler desfilaron ante el Alto Mando los pilotos alemanes y el personal auxiliar.

El día 26 de marzo desembarcaron en San Sebastián 2.000 alemanes; unos 16.000 italianos, se hallaban en este frente y prestan servicio, tanto en las primeras líneas como en la retaguardia.

Hacia dias que Alto Mando italiano se encontraba alojado en un hotel de Azpeitia. La iglesia de San Agustín, de Azpeitia, habia sido transformada en cuartel de legionarios y tropas italianas”.

Algunos de los refugiados fueron llevados a Home Belgo-Basque de Marchin-lez-Huy, Lieja (Belgica), pertenece a la provincia/estado de Lüttich, el traslado a este lugar se pudo realizar gracias las gentiones del Departamento de Asistencia Social del Gobierno de Euzkadi que colaboró con la organización del Home Belgo-Basque, en la proxima entrada realizare una descripción de este lugar.


Los refugiados conducidos a Natua (Francia), Ciudad del departamento de Ain, a 88 Km de Lyon, en la ruta hacia Ginebra. Su población al final del siglo XIX era de 3500 habitantes, esta situada en la región de Rodano-Alpes, aquellos refugiados, para llegar hasta la misma tubieron que cruzar toda Francia a traves de Angoulême, Limoges, Clemont-Ferrand, Lyon, para finalmente, despues de recorrer mas de 700 km., llegar a Nantua. Pequeña población, junto a un bello lago, que todos los inviernos se elavaba, rodeada de montañas, de una belleza digna de las mejores fotografias.
 

En la fotografia aparecen arriba de izquierda a derecha Mama Dogi (Nantua), Lola Echave Bolinaga, Germain (Nantua), Carmen Echave Bolinaga, abajo en el centro Josefa (Pepi) Echave Bolinaga. Las hermanas Echave eran naturales de Areeta (Las Arenas) Getxo, antes de tener que salir evacuadas a Francia, vivian en la calle Las Mercedes esquina a la calle Mayor, en el numero 3., perdieron todos sus ahorros incluida la vivienda, en la entrada del domingo 30 de octubre de 2011 ya hacia referencia a esta familia.


En Nantua fueron acogidas, al igual que el resto del contingente de exiliados, algunos Catalanes, por sus habitantes, siendo alojados en la antigua cárcel de Nantua. Donde fueron internados miembros de la Resistencia y tambien exiliados Vascos y españoles, es hoy el marco de un museo para la memoria. Hábilmente expuestos a través de escenografías audioguiadas comentadas en “off” por antiguos maquis franceses y un soldado inglés, los fondos, muy variados, recrean la atmósfera de los años 40, la Ocupación, la Resistencia, la organización de los maquis y la deportación.

 
En Nantua permanecieron muchos de ellos, trabajando en domicilios particulares, hasta que el avance de las tropas Alemanas les obligo a retornar a Iparralde y de allí, algunos, tras verificar que no existían reclamaciones “Políticas” contra ellos pudieron regresar a sus hogares y otros emprender un largo Exilio, que como en el caso de la hermana mayor de las Echave, Josefa (Pepi), aun le quedaria un largo periplo hasta llegar, con su esposo Ramon Lara Mazon (Bilbao) tambien exiliado a quien conocio en Iparralde, a Venezuela, lugar del que tras el fallecimiento de su esposo retornaria a Bilbao con su hijo Aitor .


Algunos de los vascos conducidos a Gurs, en los años 40-41, hicieron el mismo recorrido que los miles de judíos franceses, alemanes, holandeses etc. , los convoyes cruzaban Francia de sur a norte hasta su llegada a los crematorios de Auswitch. Terminada la contienda mundial los franceses se dieron mucha prisa en hacer desaparecer las huellas del campo de Gurs, que les acusaba directamente de los crímenes que allí se produjeron, principalmente durante la ocupación alemana. Un bosque de pinos sembrado ex profeso por los pueblos de la zona, oculta para siempre los vestigios del Campo de Gurs, pero no así su memoria. Contrasta con el monumento funerario que homenajea, en el Cementerio de Getxo, a aquellos que provocaron aquel exilio.


No hay comentarios:

Publicar un comentario