MEMORIAS DE GETXO

lunes, 3 de septiembre de 2012

EL EXILIO MASIVO EN EUSKADI EN 1937



Entre el 27 de junio y 24 de septiembre de 1937 fueron evacuados por el Departamento de Asistencia Social del Gobierno Vasco miles de exiliados que fueron evacuados en los vapores "Kenfig Pool", "Candleston Castle", "Kellwyn", "Perros Guirec", "Sarastone", "Molton", "Al Racon", "Stancroft", "Ploub Azlance", "Marvia", "Pilton", Stambrook", "Thorpebay", "Jacobus", "Stanwold", "Naisel Vale", "Mieres", "Stangrove", "Stambrige", "Celta", "Margaret Rose", "Brendel", "Naisel Vale", "Altsu Mendi", "Bramden" y "Stanray", desembarcados en los puertos de Pauillac, Grenoble, Cherburg, El Havre, Saint Nazaire, Montpellier, Burdeos, Le Mans, Nantes y La Pallice.

Fue un exilio largo y doloroso, muchos no volverian a sus pueblo, todos fueron repartidos por diferentes lugares gracias a la solidaridad de Europa y Gran Bretaña.

Las listas las componian mujeres, niños y ancianos, las variedad de las edades, nos hacen sentir el desgarro del momento, iban desde niños de meses años hasta adultos de 65-80 años.


Asi se producia una correspondencia fechada entre los meses de Julio y Noviembre de 1939, sobre temas administrativos, asistencia a refugiados y responsables de los niños vascos evacuados, paradero de niños, relaciones con periodistas y medios de comunicación, propaganda, contratación de chicas vascas para el servicio doméstico en Inglaterra, etc, mantenida por la Delegación del Gobierno de Euskadi en Londres. Etre distintas personalidades y estamentos Pedro de Atutxa, Asociación Anglo-vasca The Anglo-Basque Society, Gabriel Aizpuru, María Dolores de Arroita, Ángel Aguirre, Cirilo de Arzubiaga, Gabriel de Arana, Fermín Astudillo, Juan Cruz de Ajuria, Domingo Astuy Atxurra, Gerardo González Artucha, Jesús de Asla, The British Academy, J. Andrews, antiguo capitán de los vapores "Thorpehall" y "Marvia", y un sinfin de personas y entidades.

En algunos casos, como el de una madre que deseaba reunirse en Inglaterra, con su hijo alli exiliado, veia con desesperación, que en aquel pais no existian refugios para personas adultas.


La evacución de todas las persnas se producia desde diferentes lugares de la geografia vasca asi podemos ver en la foto suprior a niños evacuados desde el embarcadero de Areeta (Las Arenas),tambien lo eran desde el puerto de Santander.

El temor originado en la población por el avance de las tropas sublevadas sobre la Getxo y Bilbao y la proximidad de los combates provocó la huida de un considerable número de mujeres y niños hacia Francia, Inglaterra, Rusia, Mexico y otros paises, la Junta de Defensa y los mandos militares organizaron la evacuación de una parte de la población civil para evitar los choques militares y las posibles represalias que pudieran ejercer las tropas sublevadas.


Inicialmente, el Departamento de los Bajos Pirineos, hoy Pirineos Atlánticos, recibió el mayor contingente de refugiados, más de 4.000, en localidades no muy alejadas de la frontera como Bayona, donde fueron acogidas unas 2.000 personas, Hendaya acogió 600 refugiados, Anglet 400, era el primer exilio masivo de los vascos 1936-1939.

Paralelamente a este movimiento de exilio hacia Francia, el avance militar franquista ocasionó la primera gran oleada de refugiados de la guerra con la huida por tierra de más cien mil guipuzcoanos hacia el territorio de Bizkaia.


La evacuación provocó una colérica reacción de las autoridades franquistas, que consideraron esta acción como una “ingerencia extranjera intolerable” e incluso amenazaron con hundir los barcos que salieran del puerto de Bilbao con refugiados, pero ni siquiera esta amenaza pudo paralizar el proceso, gracias al apoyo de ambas las potencias democráticas ( Inglaterra y Francia) y la implicación efectiva de la Royal Navy, la evacuación quedó abierta para los ancianos, mujeres y niños menores de quince años que quisieran abandonar el territorio vasco, independientemente de su ideología y de su condición social, como habían exigido ingleses y franceses.

Francia recibió alrededor de 20.000 niños, Inglaterra unos 4.000, Bélgica alrededor de 5.000, la Unión Soviética 2.900, México 455. Suiza 800 y Dinamarca 100. 

 
Durante el año 1937 llegaron a Belgica 3.539 niños, procedentes en su mayoría de Euskadi y que habían sido evacuados por mar a Francia entre los meses de marzo y junio. El primer contingente llegó a Bélgica el 22 de abril de 1937. La mayoría de niños venían de haber permanecido un tiempo en colonias francesas. Una vez en Bélgica fueron trasladados a colonias de la costa, como el hogar Émile Vandervelde en Oostduinkerke o el hogar Lys Rouge en Heist sur Mer, antes de ser entregados a las familias de acogida de Bruselas, Gante y Lieja. Otros refugiados irian hasta localidades Francesas tan alejadas como Nantua.

En Mayo de 1937 doscientos niños de Bilbao salieron de la isla de Oleron hacia Ostende.


En la mañana del domingo 23 de mayo de 1937 arribaron a las cotas Inglesas, cuando el Habana atracó en Southampton, mañana bonancible y soleada, los niños desembarcaron acompañados por los compases de una banda, la ciudad estaba todavía galardonada por las festividad de la reciente coronación del rey Jorge VI, todo había sido eficazmente preparado, el propietario de un descampado cerca del pueblo de Eastleigh, cerca de Southampton, había ofrecido el terreno para que los organizadores estableciesen un campamento con tiendas de campaña alquiladas al ministerio de Guerra.

Una armada de autobuses llevó a los niños a Eastleigh donde hacía varios días que la red de asociaciones locales tan típica de Inglaterra, desde los exploradores o Scouts, hasta las asociaciones de mujeres, las Iglesias de diversas confesiones cristianas, y las secciones sindicales de Eastleigh, centro ferroviario, junto con los obreros municipales, trabajaron denodada y voluntariamente, levantando tiendas de campaña, cavando fosas y letrinas, elevando vallas, reuniendo cantidades de alimentos, poniendo en función cocinas de campaña y construyendo un sistema de altavoces. Los fontaneros instalaron tuberías; otros prepararon incineradoras de deshechos. Grandes empresas, como la cadena de Marks and Spencer y la chocolatera Cadbury, donaron cantidades de sus mercancías.

 
En otoño de 1937, la mayoría de los niños vivían ya en colonias esparcidas por toda la geografía inglesa. El Basque Children's Committee había estimulado la creación de grupos locales en decenas de lugares, dirigidos a menudo por comités formados por clero, concejales y representantes sindicales, entre alguna ayuda que había que pagar y mucho trabajo voluntario, tales colonias, que ocupaban grandes casas alquiladas, se llevabaron adelante, ayudadas por otro fenómeno que indica el talento y energía de aquellos niños y sus acompañantes, montaron espectáculos de canto y baile vasco, llegando a llenar incluso teatros londinenses.

Existen muchas mas historias sobre aquel exilio masivo que quiza con tiempo vaya acercando a esta paginas.


No hay comentarios:

Publicar un comentario