MEMORIAS DE GETXO

martes, 20 de diciembre de 2011

FESTIVAL BENEFICO PARA EL HOSPITAL-HOSPICIO EN 1928

Cuando el "estado del bienestar", prácticamente no existía, algunas personas recurrían a la organización de actos "benéficos", para poder ayudar a los mas desfavorecidos, algunas también lo hacían para acallar sus conciencias y otras para lograr un sitio en un paraíso, que teniendo en cuenta en el que vivian, pensarían que por si a caso, había que hacer algún merito para la eternidad.

Con objeto de recaudar fondos a beneficio del Hospital-Hospicio, el 20 de Agosto de 1928 el Alcalde accidental, Sr. Artolozaga, convocó a una serie de ciudadanos, que a su entender representaban a las fuerzas vivas del Municipio, y que podian echar adelante el proyecto, a una reunión para el día 21 del mismo mes.


A dicha reunión asistieron

En representación de Algorta y Getxo:

Antonio Menchaca, Pablo Laraudogoitia, Jaun Jose Sarria, Vicente Basañez, Primitivo Urtasun, Justa Ugarte, Elvira Antiga, Isabel Echevarria y Josefa Tapia.

En representación de Las Arenas:

Manuel Urizar, Emilio Gonzalez, Leandro Salazar, Angel Bilbao, Domingo Araquistain, Dolores Ibarra, Teresa Igartua, Vicenta Soler y Benita Jauregui.

En representación del Hospital-Hospicio:

Damian Lasa.

Parece ser que en dicha reunión no hubo unidad de criterio, en cuanto al destino de los posibles beneficios, por lo que decidieron distribuir al 50% los mismos entre el Hospital-Hasilo y la Junta de Beneficencia (distribuyendo este ultimo 50% a medias entre Algorta-Getxo y Las Arenas).

Así mismo acordaron pasar circulares en la forma acostumbrada a personas y comercios del Pueblo. Indicando que los regalos se entregarían en el Ayuntamiento hasta la antevispera y la vívíspera dedeberían de entregarse en el Balneario de Igeretxe, lugar donde se pensó celebrar el evento, no asi los donativos en metálico que se seguirían recogiendo en el propio Ayuntamiento.
Así mismo se acordó celebrar dicha fiesta el 10 de Septiembre de 1928, en el mencionado Balneario, contando con la amenización de la Orquesta Nocolau y la Banda Municipal de Música y la instalación de una Tómbola.

Se requirieron a todas las entidades pertinentes los permisos necesarios y se procedió a contratar la publicidad, al Noticiero Bilbaino, y la adquisición del resto de bituallas necesarias para tal evento. Encargando 500 Programas del festival y 1000 ejemplares de entradas, al Sr. Jose Ausin de la Imprenta y encuadernación de la calle Iturriza, el importe de estos ejemplares ascendió a 63,50 Pts.


El Sr. Miguel Marañon se ofreció, cosa que el Alcalde en nombre del Ayuntamiento agradeció, de la dirección artística y ornamental del local.

Al mismo tiempo y con fecha 25 de Agosto se envió una carta circular a todos los posibles Benefactores, indicandoseles la posibilidad de hacer aportaciones económicas y tambien de enseres tales como licores, dulces, etc.

El Gerente del Balneario Igeretxe Sr. F. Cervera Castañeda entrego una carta tarifa de precios, que ojala siguieran hoy en vigor, precios que la organización aumento para así poder obtener beneficios. La carta tenia bastante buen aspecto y la de vinos mejoraba aun a la primera, cosa que ya nos indicaba que no eran precisamente los Obreros de Romo los destinatarios de la fiesta. 

 
La verbena se celebro el 11 de Septiembre a la 11 horas de la noche, y para que los asistentes pudieran volver a sus puntos de origen, al finalizar la verbena, se dispuso un servicio de trenes que saldrían de la Estación de Neguri a las 2 de la madrugada del día 12, así como otro de tranvias que saldrían frente al balneario.


Parece que hubo problemas de colaboración económica ya que el Club Marítimo del Abra, por carta firmada por el Marques de Mac Mahon, le indico al Alcalde que no había tenido éxito la venta de entradas y le devolvía las 50 unidades que les habían enviado, eso si, le remitió las 50 pesetas de las entradas.

Del resumen de Ingresos (9.249,69 pts.) y gatos (3.398,29 pts.), por lo que se obtuvieron unos beneficios, que se distribuyeron de acuerdo a lo anteriormente comentado, para la Junta de Beneficencia (2.923, 68 pts.) y para el hospital-Hospicio la misma cantidad.


Los trabajadores del Balneario se vieron agraciados por algunas propinas que alcanzaron en su totalidad la cifra de 290 pts.

Entre los donativos recibidos se incluían licores, pasteles, lamparas, frutas, libros y hasta sidra.

Después de todo no parece que salio tan mal el evento, nos falta por saber como afecto este acto a la vida de aquellas personas para quien se desarrolló, pero mucho me temo que al no resolverse lo que motiva que haya quien necesita caridad mientras otros viven opulentamente, aquellas pobres gentes continuaron su calvario, aun hoy las causas y las diferencias persisten.

Ahora que quieren desmontar este, llamemosle pequeño estado de bienestar, cosas como esta debieran de hacernos reflexionar hacia donde pretenden llevarnos, quienes igual que antes viven de lo que extraen del esfuerzo de los demás.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada