MEMORIAS DE GETXO

sábado, 22 de julio de 2017

AIXERROTA, PAELLAS 2017


Han pasado 61 años desde su primera edición. Y ya están de nuevo aquí, deseadas por propios y extraños como cada año desde 1956 en que se celebraron las primeras en las proximidades del campo de fútbol del “Azkorri”, junto a las semiderruidas tapias del pinar de la Vda. del Marqués de Rivas, en las proximidades de Goienetxe, hasta las de 1970 en que se trasladaron a las landas de Aixerrota.


Las Paellas nunca han fallado en nuestro espacio festivo, dando lugar a una de las celebraciones más esperadas por los vecinos de Getxo. Enclavadas en uno de los parajes más bellos de nuestro municipio, desde hace 47 años en Aixerrota, como decía un escribano de época: “...En estos días de verano, en un espacio con una belleza radiante, y además !A la orillita del Mar!...”


En primer lugar dedicar un pequeño recuerdo a aquel grupo de amigos y promotores de esta fiesta: A Damián Ayo, Antonio Bilbao (+) y Félix Yurrebaso (+). Algunos de ellos nos acompañaron en las paellas del pasado año. Esta cuadrilla formaba la sociedad “Irurena”.

Y rememorar pasadas ediciones. Este año toca recordar a las de 1971. Aquel año fueron nada menos que 380 paellas las presentadas a concurso, a las que la prensa local tildaba de: “...Obras de arte gastronómico...” Y a pesar de que un diario llamaba a los organizadores “...los de Ibai Gane...” Lo fueron como siempre, los de la Sociedad “Itxas Argia”. Las landas fueron llenándose poco a poco de gentes venidas de todos los barrios del municipio y poblaciones cercanas, aunque también lo hicieran las cuadrillas llegados de otros confines: irlandeses, bretones, incluso alguno procedente del lejano Egipto. De calentar el ambiente se encargaron nuestros txistulatis, acompañados de dulzaineros y acordeonistas.


Más de 20.000 personas de todas las edades se dieron cita en las campas de Aixerrota. Aquel año los Socut de Algorta se encargaron de la organización del tráfico y de los aparcamientos. La carne y el marisco se alternaban en las preparaciones. El aspecto de la campa era impresionante, el espacio festivo aparecía cubierto por más de ochocientos metros cuadrados de lonas y tubos; 20.000 litros de agua y seiscientos de arroz fueron los utilizados para la preparación.


Simultáneamente al certamen de paellas, se celebró el “Concurso de Txoznas”, como ya venía siendo tradición desde sus comienzos en Azkorri. El jurado estuvo compuesto por Echevarria, Aguirrezabal y Aguirrebengoa. Finalmente el número de paellas presentadas fue de 380, y las txoznas pasaban de 310. La parte más vistosa fue como siempre la presentación de las paellas ante el jurado para el “pobrateko”. A pesar de que el sol apretaba desde la mañana, muchos curiosos se agolparon en torno al recinto para disfrutar, no sin envidia, del suculento paisaje que el arroz, los mariscos y la imaginación de los sukaldaris, ofrecían.


La tarde era el momento más esperado por los participantes. Comenzó la entrega de premios, en primer lugar la de Txoznas, que quedaron en los participantes locales:

El primer premio fue para una reproducción de la ermita de Santa Koloma de Martiartu, premio que obtuvieron los de “Euskal Erri´ko Lagunak” de Algorta; el segundo recayó en “Los Formales”, de Romo; el tercero para “Gure Ikastola,” de Getxo y el cuarto para “Apolo XV,” de Algorta.

Los premios a las paellas fueron concedidos a las siguientes cuadrillas:

Primer premio para “Alkarrak” de Portugalete; segundo para “Encartaciones” de Ortuella; tercero y cuarto premio recayeron en cuadrillas de Bilbao “Atxuritarrak” y “Los Silenciosos”; el quinto para la Sociedad “Gotari” de Gernika; el sexto para “Los Aitas” de Deusto; hubo que esperar hasta el séptimo premio para que les tocara a los de Getxo, fueron “Gema y Paul” los agraciados; los tres siguientes recayeron en visitantes donostiarras.


La paella de los ganadores, que tuvo un metro y veinte centímetros de diámetro, fue condimentada con veinticinco kilos de carne (Pollo y Conejo), ocho de arroz. De la misma salieron 109 raciones, a un coste de 50 pesetas. Los sukaldaris que intervinieron fueron, dos para mover la paella, otro para el guiso, y dos más para ir entregando los condimentos y controlar el reloj. El adorno fue completado con langostinos. Y los premios obtenidos fueron una paellera, una copa de la Diputación y un asador.

Casi volviendo al comienzo de la entrada, no quiero dejar pasar la oportunidad de recordar una vieja foto (ver fotografía inferior), pertenece a las primeras paellas en Azkorri (1958), en ella aparecen:

Empezando por la fila de arriba y de izquierda a derecha:

Egaña, Arrienda, Basozabal, Floren Isla, ? , Jerón Madariaga, Dulce, ?

Los de la fila de abajo y de izquierda a derecha:

? , ? , Igual, Lores, ? , ? , Basozabal


Hasta aquí un pequeño recuerdo de las Paellas de 1971, las próximas serán las mejores, gracias al trabajo de la Sociedad “Itxas Argia”, que por su buen hacer venimos disfrutando desde hace 61 años de una de las fiestas de mayor animación de toda Bizkaia.



Eraso sexistarik

Gabeko Jaien Alde”


Por unas fiestas libres


de agresiones sexistas”


NOS VEMOS EN AIXERROTA
 !ONDO PASA!

No hay comentarios:

Publicar un comentario