MEMORIAS DE GETXO

lunes, 29 de mayo de 2017

ITXAS GANE, LOS PARTES DE MONTAÑA y -IV-


Esta última entrada sobre “Itxas Gane y los Partes de Montaña” recoge algunas de las actividades de una nueva generación de mendizales durante los años 60-70.

Aquel grupo alpino, que en marzo de 1.954 creó su primer Reglamento bajo el nombre de “Grupo Artístico-Excursionista Itxas Gane O.A.R.”. Ya para los años 70 había cambiado el formato del “Parte de Montaña”. Ahora reunía más datos referidos a las fechas oficiales de la Sociedad, además de recoger las principales actividades montañeras “15 Montes Fijos”, “8 Travesías”, “15 Montes Libres con 3 de más de 1.000 mts.” y el Concurso Infantil de “10 Montes Libres con 2 de más de 1.000 mts.”.

Otra de las opciones era el concurso denominado “Recorrido de los Cien Montes”, la “Federación Vasco Navarra” en una publicación de 1956 titulada “Catálogo de Cimas para el Recorrido de los Cien Montes”, daba una relación de las cimas puntuables; en ella incluía algunos montes de provincias periféricas (Burgos, Cantabria, Rioja..). En aquella edición se incluía la reglamentación y bases para el concurso, así como las cimas incluyendo su altitud, toponimia y mapas de situación, según indicaban en su prologo: “...Nuestro recorrido de los cien montes se basa en el conocimiento completo de la topografía de la provincia, en la forma de practicarlo, anteponiendo la constancia a la velocidad…” 


En la relación de montes que acompañaban a dicho catálogo aparecían cien alturas de Bizkaia, por orden alfabético, encabezaba aquella relación el “Aitz-Tiki” (732) cuyo acceso indicaba se realizaba desde Izurza (Abadiño); siendo el de mayor altitud el “Aldamin” (1362) situado en el macizo del Gorbea, y cuyo acceso aconsejaban realizar desde Zeanuri. En un mapa geográfico indicaban la situación de todos ellos, entre los que se encontraba los más próximos a nuestra localidad: el “Ermua” (290) en Arminza, “Munarrikolanda” (255) en Berango y “Unbe” (301) en Loiu. Le acompañaban pequeños mapas tridimensionales que facilitaban los accesos a las cumbres seleccionadas.


El concurso consistía en la ascensión a cien montes diferentes durante un periodo de cinco años consecutivos, sin que el tiempo utilizado excediera de 10 años. Los participantes debían tener la tarjeta de montañeros federados. Las cimas elegibles eran las establecidas en aquella publicación, el máximo de montes realizables era de uno por día. La consecución de aquellas diez cimas otorgaba el derecho a ser admitido en “La Hermandad Vasco-Navarra de Centenarios Alpinos”, para ello era necesario enviar a la federación una relación de las cimas conseguidas detallando la fecha, montaña ascendida y altitud, y el número de tarjeta como federado, en un documento que se remitía a la federación y que empezaba: “...Al hermano mayor de la Hermandad de Centenarios...” Aquel trámite otorgaba el derecho a pertenecer a la “Hermandad de Centenarios Montañeros” una vez fueran declarados finalistas por la federación. Algunos montañeros de Algorta tienen 7 centenarios, es el caso de José Manuel Basterretxea “Ritxi”.


Algún vecino de Romo lleva realizados 12 centenarios, es el caso de Felipe Trincado que junto a su esposa María Dolores Santurtun, cuatro veces centenaria, forman un equipo de octogenarios, antiguos montañeros de “Itxas Gane”, que recorrieron las principales cimas establecidas por la federación para entrar en la “Hermandad de Centenarios”. En el caso de Felipe su primer centenario lo realizó cuando pertenecía al “Grupo Alpino Industrias Aguirena,S.A.” en 1958, el primer monte al que ascendió fue el “Ganekogorta” (999 mts.) un 12 de febrero de 1.958 y el último un 19 de noviembre de 1.967 en que ascendió al alto de “Murga” (606) en el macizo del Gorbea, en ese periodo de tiempo, en los cien montes, había ascendido una suma de (83.688). En su sexto centenario, el 3 de enero de 1.988 ya como socio de “Itxas Gane”, ascendió en primer lugar al monte “Artesa” (Elimendi) en Nafarroa de (1.133 mts.). Terminaba su trayectoria de montañero centenario el 27 de diciembre del 2011, con el el monte “Garbea” (718), la cumbre más oriental de los montes de Ordunte. Entre los macizos de alta montaña había ascendido entre otros al “Mulhacen” (3.478) y “Veleta” (3.407) en 1.969, en 1982 lo hizo cima en el “Monte Perdido” (3.335). Su esposa Dolores Santurtun con sus cuatro centenarios conseguidos con “Itxas Gane”, comenzaba un 7 de enero de 1.983 ascendiendo a la “Cruz de Motriko” (851), y terminaba su cuarto centenario en el “Moratza” (1.058) en la Sierra de Portilla (Araba).


En la relación que facilita dicha hermandad aparecen otros montañeros de Itxas Gane Koldobika Urresti con (1), José Ángel Urrutia (1), Rufino Yarza (1), Juan Miguel Artabe de Luzuriaga (1), Jose Ignacio Bilbao Rasines (3), Jose Luis Garay (3) y Jose Antonio Mendizabal (3).

Se creó la “Tarjeta para los Concursos de Montaña” para introducirla en los buzones de los montes. Esta era de menores dimensiones que la anterior con forma de carta. Las tarjetas eran introducidas por cada montanero en los buzones de los montes fijados para los distintos concursos, rellenado previamente los datos del monte, altitud, hora y día, nombre del participante, dicha tarjeta se terminaba de cumplimentar por el club al que perteneciera el montañero que la recogía del buzón, que indicaba en la misma sus datos y el club al que pertenecía, haciendo entrega de la misma en su propio club.


A Itxas Gane llegaban tarjetas de otros clubs; al llegar el mes de enero se clasificaban las tarjetas por clubs, y en un documento al que se llamaba “Saluda” que empezaba: “...el presidente de Itxas Gane saluda al presidente de (el club al que pertenecieran las tarjetas), y le envía las tarjetas recogidas por nuestros montañeros durante el año en curso...” Cada club certificaba de acuerdo con las tarjetas, de los montañeros federados, que habían participado y realizado las cumbres de los diferentes concursos y se enviaban a la federación.

Dentro de las actividades que la sociedad tenía a lo largo del año estaban la “Fiesta de Finalistas” que se celebraba el 11 de mayo; la “Misa en Amboto” en recuerdo de los montañeros fallecidos en esa montaña que se realizaba el 4 de junio; los “Campamentos Sociales y Regionales” que se celebraban del 15 al 18 de junio; el “Dia del recuerdo en Betsaide” que era el 17 de septiembre, ese día se recordaba a los montañeros que habían perdido la vida practicando esa afición, tradición que está en vigor desde 1955; y el acto más multitudinario de la sociedad la “Marcha Regulada” que el 8 de octubre de 1972 celebraba su IX edición.

Entre los meses de junio y diciembre de 1972, dentro del “Concurso Infantil de 10 Montes Libres”, se realizaron dentro de ItxasGane 8 alturas de más de 1.000 metros, entre ellas estaban Amboto, la Mesa de los Tres Reyes, el Anie. Para adultos en “15 Montes Fijos” entre marzo y junio se realizaron 3 montes de más de 1.000 metros y 10 de menos de esa altura, entre ellos estaban el Akaitz de Oñati y el Palomares de Lagran. Entre los “15 Montes Libres” se habían realizado entre los meses de enero y mayo 15 ascensiones, entre ellas estaban 3 de más de 1.000 metros, el Cervera, Urieta y Yoar, y 12 menores de esa altura: el Yandiola, Saibigain y Irukurutxeta.


La relación de sociedades de montaña federadas era extensa, y nos da una idea de la afición existente en el año 1968 la relación de Sociedades de las provincias de Araba, Bizkaia y Gipuzkoa publicada por la federación. En Araba existían 7 sociedades entre ellas “S.E. M. Iradier”, que tenían expedidas un total de 764 tarjetas federativas y le correspondían 33 votos en la asamblea de la federación; en Gipuzkoa 51 entre las que se encontraban “G.M. Pol Pol”, “C.D. Anaitasuna”, “U.D. Aretxabaleta”…, que tenían expedidas un total de 3.294 tarjetas federativas y le correspondían 151 votos; Bizkaia contaba con 30 sociedades federadas entre ellas “Itxas Gane”, “C. Deportivo”, “Ganerantz”, “Ganguren”, “Padura”, “Tavira”…, que tenían expedidas un total de 2.257 tarjetas federativas y le correspondían 106 votos. Nuestra sociedad “Itxas Gane” tenía 70 federados y le correspondían 3 votos en la asamblea de la federación.

La seguridad en la montaña siempre fue un elemento a cuidar. Eran años en los que el teléfono móvil y el Gps no existía, y al igual que actualmente muchos montañeros y seteros utilizan un silbato para fijar su posición, algunos mendizales de esa época iban provistos de un silbato, sobre todos los provenientes del Scout. Es por eso que entre las utilidades para socorro de montañeros perdidos, se incluían en las tarjetas de los Partes de Montaña consejos para la seguridad en el monte, uno de ellos era de gran utilidad, sobre todo en los días de niebla o en caso de accidente, consistía en realizar con un silbato seis pitadas con pausas de 10 segundos, cada grupo de pitadas iba seguido de un momento de silencio; la respuesta en caso de ser el receptor de una de esas llamadas consistía en tres pitadas con pausas de 20 segundos entre pitada y pitada seguidas de un minuto de silencio.


Tras la primera generación de Itxas Gane, la de los años 50, quedarían como enlace con la siguiente alguno de los montañeros de esa época, entre ellos estaban Javi Aguinaco, Julio Turrez, Jose Urruria. La actividad relacionada con la participación de la vida social de la Sociedad no era tan intensa como cuando se creó, se seguían haciendo salidas al monte pero tras crearse el Socut y ocupar en 1960 el ático, su propia dinámica les llevo a funcionar de forma autónoma, por lo que parte de aquella juventud que antes acudía como uno solo a las llamadas a la montaña, ahora quedaba dividida en dos dinámicas diferentes, al menos así lo expresan algunos de los que en esos años tuvieron cargos de relevancia en Itxas Gane.

Otro de los grupos que funcionaban era el de dantza que encabezaba Juan Antonio Ayo “Basilio”, en el que participaban Tomas y Josetxu Lekanda, Joserra Elorriaga, Jose Ignacio Franco “Tanasio”, Jaime Ayo, Joseba Bueno, Patxo Zarraga, Iñaki Sarria, Luis Jesus Saitua, algunos de los cuales también habían pertenecido al Scout, que también participo de las salidas al monte y las excursiones. Esta últimas eran muy entretenidas ya desde su gestación, aquellos autobuses de dos pisos llamados “de las lecheras”, porque solían llevar las cantimploras en una zona de la parte superior del segundo piso, que estaba descubierta. Estos autobuses eran contratados en la plaza de la Encarnación de Bilbao.


Las marchas reguladas fueron, al igual que en la primera época, otra de las actividades que más montañeros atraía. Una de ellas que figura en el plano realizado por “Itxas Gane”, corresponde a los años 70, partía de la estación de Algorta y por Fadura se adentraban hacía los depósitos de aguas de Getxo, subiendo por Sustatxa seguían hacia Muñarrikolanda llegando a las Peñas de Santa Marina (Urduliz) donde se realizaba el primer control, seguía ascendiendo al monte “Gane” (188) donde se realizaba el segundo de los controles, para dirigirse por la “Ermita de San Andrés” de Sopelana dirigirse por Larrabasterra hacia “Kurtxe” (Getxo) donde se realizaba el tercer control, desde allí seguían por Azkorri hacía un punto que llamaban “Alto de Rivas” (punto alto del deposito de aguas) y siguiendo por el paredón llegaban por el cementerio de Getxo al molino de Aixerrota, desde allí y bajando por la playa de Arrigunaga se dirigirían al punto de llegada la “Sociedad Itxas Gane”. De aquellas marchas y concursos sobre estas líneas podemos ver algunos de los premios que se repartían, repartos que como decían anteriormente se realizaban en la propia sociedad.

Hasta aquí una reseña de aquellos días de largas caminatas, de amistad, en medio de un tiempo frio, que una actividad verde, llevó a nuestros jóvenes corazones, alegría y aventura en la montaña, y que pocos años más tarde otros pudieron disfrutar, aunque ya no era igual, había dejado de ser una actividad casi militante.

No hay comentarios:

Publicar un comentario