MEMORIAS DE GETXO

miércoles, 17 de mayo de 2017

ITXAS GANE, LOS PARTES DE MONTAÑA -I-


Itxas Gane, los partes de montaña es un relato de la actividad montañera del “Patronato Aldai”, que desarrolló la “Sociedad Itxas Gane”, que durante muchos años tuvo su sede social en un edificio singular, situado en la calle Caridad de Algorta.

Itxas Gane nace hacia finales de los años 40 en un edificio propiedad del Patronato Aldai, en la calle Caridad nº 3 de Algorta. En marzo de 1.954 escribió su primer reglamento que daba nombre a la sociedad como “Grupo Artístico-Excursionista Itxas Gane O.A.R.” (Organización Atlético Recreativa). Tenía entre sus actividades, tal y como figuraba en el artículo XXVII del mismo, un Grupo de Dantza, Teatro, Coro y otro dedicado a Excursiones y Montañismo. Fueron presidentes de esta sociedad en sus primeros tiempos: Juanjo Gainza, Jon Larrinaga, Eukeni Gallastegi, Josu Zubiaur, Txispi Uriarte, José Urrutia, etc. De esta sociedad ya hablé en mis entradas de junio del 2012 “Patronato Aldai, una historia de Algorta”.

Como decía, una de sus actividades estuvo ligada a la montaña. De ella surgieron grupos como el Scout y Etorkizuna, que dedicaron largas jornadas a la actividad montañera, y que muchos de sus socios y amigos, algunos de ellos ya ochentones, que protagonizaron aquellos días de estrecho contacto con la naturaleza, aún guardan en el recuerdo.


Una de las actividades relacionadas con la montaña eran los concursos llamados de “Los Cien Montes”, el de “Metros Libres” y el de “Travesías”. El Concurso de Cien Montes consistía en la realización de cien ascensiones a otros tantos montes diferentes, incluidos en el Catálogo de Cimas de Euskal Herria, el de Metros libres era una acumulación de metros de diversas cumbres, en el que valía realizar, incluso, varias ascensiones seguidas a un mismo monte “Serantes”. En estos concursos se realizaban unos despachos llamados “Partes de Montaña”, en los que se incluía una abundante toma de datos: Fechas de salida a la montaña, monte elegido, personas asistentes, recorridos y tiempos. En ellos, algunos imaginativos montañeros, describían el recorrido con todo lujo de detalles, incluso en algunos casos, con un plano detallado de la travesía. Estos concursos, recogidos en los partes, solían tener, al cabo de un año, un premio para los mejores; que en ocasiones fue repartido en la plaza de San Nikolas de Algorta.

Los partes y la actividad montañera, a la que voy a referirme, corresponden a los años 1955 a 1959 Componen un grupo de más de 340 ejemplares, y fueron realizados por miembros de “Itxas Gane”. Se han conservado estos partes gracias a un algorteño de pro, que los rescató de la basura.

El primero de ellos, que fue escrito ya hace 62 años, tuvo como protagonista uno de los montes de Triano el “Pico Mayor” (742), al que su autor Jon Nikolas adjudicaba 747 metros de altitud. La salida montañera se realizó la tarde del 13 de enero de 1955, en la misma participaron los socios Jon Arrinda, Jon Nikolas, Joseba Cortina (+), Koldo Urresti, Koldo Bengoa, Juanjo Gainza y Josu Zubiaur. Partieron desde Portugalete a las 15:45, y por la hora de llegada al Valle, debieron de llevar un ritmo frenético, o bien cogieron el autobús, ya que tal y como reflejaban en dicho parte, llegaron a las 16 horas y el recorrido es de 3,5 kilómetros aproximadamente. Koldo Bengoa, que se indicaba en el parte, realizó el recorrido a pie. Llegó al pie del funicular a las 17 horas. A partir de ese punto, juntos, subieron siguiendo la vía del funicular hasta la Reineta, recorrido que realizaron en 35 minutos; llegando al pie del pico “Peñas Negras” a las 17:20 horas, tan solo 25 minutos más tarde ya estaban junto al buzón de “Pico Mayor” desde donde, debido al fuerte viento, pasaron escasos minutos, iniciando el retorno a Algorta. Al pie del texto del parte, dibujaron un pequeño plano, con el recorrido que siguieron desde “Peñas Negras” hasta “Pico Mayor”, dejando a la izquierda el que denominaban como “camino nuevo”.


Dentro del Concurso de Monte Libres, es destacable por la extensa narración que realizó Jon Nikolas, muy dado a la literatura descriptiva, en el parte de montaña, de la salida del domingo día 22 de abril de 1956. El monte elegido, de carácter puntuable fue el Bizkargi (564 mts.). Los montañeros que participaron en aquella salida fueron Jon Nikolas y Javier Aginako. Como era habitual en la época, y así lo solían hacer constar en algunos partes, empezaban el día: “...Los mencionados participantes, después de oír la misa de la Adoración en la Iglesia de los R.R. P.P. Trinitarios de Algorta, salimos a las 5:30 horas de la mañana hacia Martiartu...” Pasaron junto al castillo a las 6:30, encaminándose a continuación hacía el monte Unbe (301), a cuyo alto llegaron a las 7:25. Desde su cima se podía ver perfectamente el camino a seguir, marcharon bajo unos árboles que marcaban la bajada hacia Lauro, pasaron junto a un grupo de caseríos, de esta población a las 7:45, camino del alto de Artebakarra (300) por cuya cima pasaron a las 8:15, desde allí bajaron a la carretera de Mungia, siguiendo el camino del monte Berreaga (363), en cuya ladera izquierda aprovecharon, según sus propias palabras: “...de 9 a 9:05 disimulamos el hambre con medio bocadillo, ya que había que hacer buena administración de los tres que teníamos entre ambos…, por hacer caso de Javi, dimos una vuelta más que regular entre espinos y zarzas, que me dejaron las patas hechas cisco por los arañazosCon un hambre que me atenazaba el estomago, que no era la mía, sino mucho mayor, sin apenas poder saborear el paisaje porque era difícil digerirlo de tanto color verde, llegamos a la cruz del “Gaztelumendi” (323) a las 10:10, donde dieron cuenta de otro de los bocadillos. Seguía la descripción: “...Cinco minutos de reposo y de oración para no desfallecer del apetito durante el resto de la marcha y en media hora bajamos a la carretera de Morga, frente a la ermita de San Salvador...” A partir de ese punto comenzaron la subida hacia el monte Bizkargi, donde llegaron a las 11:30. Estaban ateridos por la fina niebla que envolvía la cima. En veinte minutos saborearon el último bocadillo que les quedaba: “...a chupaditas para que durase más. Este era de queso. A las 11:50, en compañía de un bertsolari de Amorebieta, bajamos en dirección al pueblo de Garcia Ariño, escuchando los bertsos de un “veje bonachón” de sesenta y tres años, que nos iba recitando en un euskera erderizado para que nos fuera más fácil de coger el sentido, ya que le dijimos que estábamos estudiando la lengua de nuestros bisabuelos...” Tras mantener una breve conversación en euskera con su acompañante, quien le indicó la mejor forma de llegar a casa, llegaron a Amorebieta a las 13:15, allí cogieron el tren de las 13:50 para Bilbao. La nota más característica del día, a decir Jon fue: “…!Hambre…, hambre..., mucha hambre!…”



En la próxima entrada seguiremos viendo otras ascensiones a los montes de aquel concurso.

No hay comentarios:

Publicar un comentario