MEMORIAS DE GETXO

jueves, 15 de mayo de 2014

SAN ISIDRO 2014, FIESTAS EN GETXO


Getxo (Andra Mari), población de origen eminentemente rural, ya desde principios el Siglo XX aparecen en escritos municipales citas a las fiestas de San Isidro, que al igual que las de otras celebraciones de origen pastoril-labrador estaban relacionadas con prácticas religiosas. Así en nuestro Pueblo compartían calendario las de San Isidro, Andra Mari, San Roque y el Ángel. Todas ellas en torno a festejos relacionados con concursos de ganado, muestras de labranza y pruebas de bueyes. 

 
Por San Isidro del año 1932 se celebró un concurrido concurso ganadero, muchos y notables ejemplares fueron expuestos, entre ellos el que ganaría el primer premio: Un magnifico ejemplar de toro semental propiedad de Fermín Arbide del caserío Gobela; otro de los premiados con un primer premio en su apartado (vacas con cría), fue Lorenzo Aguirrechu, del caserío Eguskiza, con un magnifico ejemplar de vaca suiza con dos crias.

Celebraciones que también contaron con prohibiciones, como la que se realizó el 30 de Junio de 1932, con motivo de las fiestas de San Roque (16 Agosto). En dicha fecha se celebraba en la campa de la Iglesia diversos festejos: (Exhibición de Albokaris, Concurso de Aurresku); el entonces Alcalde de Getxo D. Juan Ituarte dictaba la siguiente orden “...se prohibirán en absoluta las actuaciones en los corros de acordeones de los llamados jazz...”, se ve que aquellos ritmos novedosos, que facilitaban el contacto entre las parejas, no eran bien visto en aquellos años.

  
Pero no será hasta 1935 cuando quedará plasmado un programa festivo: la celebración de una feria de ganado a pesar de que muchos años antes ya se viniera celebrando, pero sin haber constancia escrita de las mismas. En Andra Mari se celebraron con motivo de las fiestas de San Isidro (15 de Mayo), al igual que las de Nuestra Señora y San Roque, esta última acompañada de pruebas de bueyes; y el 1 de Octubre las del Angel de la Guarda. A partir de 1941 continuarían aquellas celebraciones, bajo la atenta mirada de los nuevos gobernantes, hasta llegar a la correspondiente del año 1963, quizá uno de los mas importantes en cuanto a asistencia, y diversidad de ganado, concurso que ya empezaba a contar con el patrocinio de la “Caja de Ahorros Vizcaina”. 


Incluyo alguno de los carteles de aquellas pruebas, que pese a presentar connotaciones de mal trato animal, hacían que acudieran multitud de baserritarras, ávidos de participar en las apuestas, que en torno a las mismas provocaban grandes celebraciones gastronómicas en la Venta de Getxo. Y que a su vez era motivo de invitación de la Cooperativa Agrícola y Ganadera de Getxo a sus juntas directivas, en torno a un tradicional menú a base de Habas y Txuleta.






Hasta aquí una pequeña reseña en torno a esta tradicional festividad, que con el paso de los años ha ido perdiendo entidad, en parte debido a la inercia centralizadora de las fiestas, en parte a la falta de apoyo económico del consistorio.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada