MEMORIAS DE GETXO

lunes, 19 de mayo de 2014

1913 INAUGURACIÓN DE LA PARROQUIA DE LAS MERCEDES


La Iglesia Parroquial de Las Mercedes de Areeta-Las Arenas es una construcción centenaria. El deslinde para la edificación del templo se realizó en 1.886, se termino de construir en Julio de 1887. El día 16 de Julio del mismo año D. Pedro Lorenzo de Castañares, Arcipreste de Bilbao, bendijo el templo, que en un principio estuvo anejo a la Parroquia de San Nicolás de Algorta. Sin embargo, fue el 28 de Marzo de 1912 cuando el Ministerio de Gracia y Justicia aprobó por Real Decreto su paso a Parroquia. 
 
Curiosamente la Revista “Ilustración Católica-La Hormiga de Oro”, en su numero del Sábado 11 de Enero de 1913, recogía la noticia de la inauguración de la iglesia de “Las Mercedes”, en Getxo. Se refería la revista Catalana a la antigua parroquia de Areeta-Las Arenas. 
 
Aquella noticia se refería a la solemne celebración de la elevación a la categoría de parroquia de aquella bella edificación. La ceremonia se comenzó a las 8 de la mañana. Durante la misma recibieron la comunión 400 niños, cantando lo que denominaban como preciosos “motetes” (una composición polifónica nacida en el siglo XIII para cantar en las iglesias, de texto comúnmente bíblico). Desde los distintos barrios del municipio acudieron gran cantidad de vecinos a aquel evento. 
 
En la calle principal (Carretera de Algorta hoy Areeta Hiribidea), algunas balconadas aparecían adornadas con las típicas banderolas y colgantes de la Iglesia: amarillo y blanco. A la entrada de la iglesia, que también estaba adornada con guirnaldas colgantes y flores, se agolpaban encopetadas señoras con tocados de época, así como sus acompañantes cubiertos de elegantes sombreros de copa. El resto de los asistentes con vestimentas más acordes a las posibilidades económicas populares lucían discretas txapelas y mantillas. Escasos vehículos estacionados en la calle, quizá algún Lanzia, ponían la nota exótica. Mientras que en los bancos de alrededor de la Iglesia, algunos vecinos esperaban. 

 
A las 10 de la mañana llegaba el Arcipreste (delegado de obispo) Sr. Montealegre. Predicó en aquella celebración el Reverendo P. Coloma. Asistieron entre otras personalidades, el Ayuntamiento en Corporación. En los bancos del presbiterio tomaron asiento, a un lado, el Delegado Episcopal, el Alcalde D. Tomas de Urquijo con el ayuntamiento y el Comandante de Marima. 
 
El lado opuesto lo ocupaban D. Fernando Maria de Ibarra, D. José María González, D. Joaquin de Arellano, juez municipal; los miembros de la Junta de Reforma, señores Aznar, Gorbeña, Rucabado y otros. Aquella celebración fue presidida por el Párroco D. Manuel Moral. La inauguración se acabó con un banquete en uno de los salones de las escuelas públicas. En la fotografía inferior se puede ver a las personalidades asistentes, entre ellas el cura párroco D. Manuel Moral y el Delegado Episcopal Sr. Montealegre. 
 
Podemos leer con asiduidad noticias en la prensa relacionadas con esta parroquia. El 16 de Octubre de 1924, el “diario independiente de la noche madrileña, La Voz”, en cuya portada aparecía recogido en su cabecera “Este número ha sido revisado por la censura militar”, incluía la noticia de que “...el Organista de la Parroquia de Nuestra Señora de Las Mercedes, de Las Arenas, ha sido destituido por el Alcalde, por negarse a tocar la Marcha Real el día de la Raza...”. 

 
Hasta aquí una pequeña nota gráfica de aquel acontecimiento social, la inauguración de aquel templo, añadido a la llegada de diversas personalidades, tanto locales como provinciales. Y del suelto que no he podido evitar incluir, debido al pretencioso término que acuñaba.

1 comentario:

  1. Este templo fue incendiado durante la Guerra Civil. Entonces se extendió el rumor de que había sido el propio párroco él qué había animado a su hermano, por lo visto Comandante del Batallón Malatesta anarquista, a qué así lo hiciera. Pues el párroco decía que Las Arenas merecia un templo mejor, y verdaderamente el que se construyó después en cuanto a monumentalismo superaba al antiguo. No quiero levantar ninguna polémica, pues no se puede probar nada de lo dicho, únicamente y a modo de anécdota recojo un rumor de aquellos tiempos.
    Enhorabuena por tu trabajo.

    ResponderEliminar