MEMORIAS DE GETXO

lunes, 28 de noviembre de 2016

GENTES Y HECHOS, RELACIONADOS CON EL MAR, DE GETXO



Los hechos y gentes de mar en Getxo vienen de tiempos inmemoriales, incluso los relacionados con nuestra jurisdicción territorial. La misma fue objeto de pleito entre Getxo y Portugalete, ya que la Villa Jarrillera sostenía su derecho de jurisdicción sobre la ria y costas de Getxo, finalmente tuvo que intervenir la Cancillería de Valladolid en 1583 para ordenar que la línea de linde entre ambas poblaciones se establecía en el medio de la ria, de ella ya hablé en mi entrada del viernes 26 de septiembre del 2014 “1889 Los lindes de Getxo”.

Entre los hechos citaré algunos por su carácter histórico: Uno de ellos referido a nuestros arrantzales: Ya desde 1570 algunos marineros de Getxo se dirigían a Terranova para realizar la pesquería del bacalao. Otro se refiera a las invasiones de corsarios. Esta era una de las preocupaciones de nuestros gobernantes. En abril de 1639 se tenía constancia escrita de uno de los expedientes guardados en el Archivo Foral de Bizkaia. Fue en relación con informaciones relacionadas con una posible invasión francesa a nuestras costas. En aquella carta el Licenciado D. Jerónimo Quijada Solórzano, Corregidor de Bizkaia, escribía: “...se tenía noticia de que el enemigo francés hacía muchas prevenciones de barcos y lanchas y se recela de que se le ocurra hacer con ellas alguna invasión en los puertos del Señorío y en particular en el de Portugalete y ría de esta villa y quemar los galeones de nueva fábrica...”


Se dio orden de fortificar con artillería el puerto de Portugalete y establecer una guarnición de 300 hombres, así como apostar otros 100 en los arenales de Getxo frente a la barra del Abra. Pero ante el temor de que pudieran también desembarcar lanchas en el puerto de Algorta y atacar por la espalda, se acordaba protegerlas desde las cumbreras fortificadas de Santurce. Así como defender con hombres el Puerto de Ciervana. También se decía: “...en el puerto que llaman de Algorta se pongan cuatro medio cañones de a dieciséis libras de bala y que estén en el puerto veinticinco hombres...” En el faro del Abra se colocaban dos medios cañones de a dieciseis y veinticinco hombres. Se cubrían lugares de defensa otros como Luchana, San Bartolome Y Meñacoz. Una de las defensa de la costa fue el Castillo del Príncipe, que se construyo rodeado de un foso en 1742. En la guerra de la Convención en 1795 lo ocuparon los franceses y en 1827 lo destruyeron los ingleses.

Entre ellos algunas referencias de los pilotos lemanes existentes en 1699, aparecen nombres como: Vicente de Echeandia, Francisco de Arteaga, Andrés de Basarte, Martín de Zugasti, Pedro de Zabala, Esteban de Arrigunaga, José de Arrigunaga (propietario del navío “Viejo Atrevid”) y Sebastian de Hormaza. Las lanchas y su situación fue otro de los frentes de batalla de los vecinos de Algorta. En abril de 1775 D. Carlos de Uria, apoderado de los mayordomos y mareantes del Puerto de Algorta solicitaba se facilitara a D. Manuel de Ibarra Zobaran, constructor de lanchas y vecino de Ibarranguelua, todo el material necesario para la construcción de varias lanchas, que deseaban encargar algunos propietarios de barcos de Algorta, ya que las tenían muy deterioradas.

La financiación de nuestro pueblo y la provincia fue otro de ellos. En 1793 un decreto de la Diputación de catorce de septiembre disponía un servicio de Marina de doscientos veinte hombres de mar. Se trataba de una la solicitud hecha por D. Antonio de Piñaga, vecino de Algorta y mayordomo de su Cofradía de Mareantes para que los Fieles y mareantes de la localidad colaborasen con él en la recogida del cupo, y de la de los puertos vizcaínos para que se igualen los gastos de las levas.

En 1832 el Cólera iba a ser otra de las preocupaciones de nuestro Puerto. El 4 de abril la Junta Superior de Sanidad del Señorío de Vizcaya enviaba una circular advirtiendo de que se debía de tomar medidas preventivas debido a la epidemia de cólera surgida en Gran Bretaña, dado el peligro que existía por las relaciones de comercio con los puertos del mar Báltico, y considerando al Puerto de Getxo lugar de posible propagación de la enfermedad, entre otros, como punto de arribada de barcos procedentes de aquellas latitudes.


Otras de las actividades de nuestro pueblo que estuvieron relacionadas con la mar. Y que aparecerán en 1588 son las de un piloto mayor, que resultaría ser uno de nuestros vecinos, D. Pedro de Alango de Algorta, y se refiere al nombramiento más antiguo de esta clase, se produjo el 14 de julio de aquel año. En 1652 otro de nuestros vecinos, D. Francisco de Arteaga, natural de Algorta, se examinaba ante un tribunal designado por el consulado de Bilbao para el cargo de piloto leman. Para 1699 ya ejercían dicho cargo 79 vecinos de Algorta.

Entre 1890 y 1800 aparecían con la denominación de maestres, algunos vecinos de Getxo: Al frente del Nuestra Señora de Guadalupe estaba D. Manuel del Valle, quien tripulaba un barco de 160 toneladas; al frente de Nuestra Sra. de la Ria estaba D. Ramón de Diliz, vecino de Getxo, con un barco de 200 toneladas; al frente del Nuestra Sra. de los Ángeles estaba D. José de Iturriaga, también vecino de Getxo, el navío era de 190 toneladas y al frente del Nuestra Sra. de los Dolores estaba el vecino de Algorta D. José Ramón de Zalduondo, que navegaba en un barco de 200 toneladas. Es precisamente en esos años, en 1857, cuando se hará una relación detallada de la gente de mar de la Cofradía del Puerto, que contaba con los siguientes oficios: Entre los oficiales segundos había 29 pilotos de altura; entre los de tercera clase eran 13 los pilotos de altura; el número de oficiales prácticos se elevaba a 10 y el de marinería a 37.

Estos son algunos de los hechos escogidos en relación a las defensas y gentes de mar, que a lo largo de los siglos acaecieron en nuestra Anteiglesia, denominación que en los libros de actas de 1797 a 1847, se citara de forma constante.

Algunos de estos datos están sacados de los Expedientes del A.F.B.: J-01438/011-013, AJ01654/023, AQ00695/043 y AJ01265/027; además de los libros de actas y algunas microfichas, probablemente elaboradas por el Alcalde D. Juan Bta. Merino, del A.M. de Getxo.


No hay comentarios:

Publicar un comentario