MEMORIAS DE GETXO

viernes, 8 de noviembre de 2013

EL AGUA POTABLE EN GETXO -III-


En la anterior entrada sobre las aguas potables de Getxo, lo dejábamos en las fuentes con las que contaban los barrios de Algorta y Areeta-Las Arenas. Volvemos a abrir una ventana en el tiempo. Estamos a finales de Junio de 1892: 
 
Vamos a ver los diferentes volúmenes que alcanzaban los manantiales entre los años 1883 y 1892. En función de los mismos se determinaban las necesidades de nuevas captaciones. 
 
Las captaciones realizadas en el estiaje 1883 daban los siguientes resultados: 
 
El manantial “Jaunkoerreka” aportaba 112.320 litros/día; el de “Basarte” añadía a la red 25.692 litros/día. Por las razones que indicaba en la anterior entrada, el manantial de Atxabale, que había sido desestimado para el consumo, daba en las mediciones un total de 69.120 litros/día. Por lo que el total de litros/día que aportaban entre los dos utilizables, daban un total de 138.012 litros/día, lo que suponía que se contaba con 53 litros por habitante al día. 

 
En 1886 se aprobaba la tasación y mediciones de un terreno, que se había adquirido a Dn. Antonio de Basagoiti, para cambiar a este lugar el deposito de aguas de Algorta. Aquel terreno estaba situado según crónicas de la época en “...la casa de labranza de Santikoena, en un punto llamado Alangoeta..”. En el mes de Octubre de 1887 se recibieron las obras de traída de aguas de Berango.

Las captaciones que se realizarían en Noviembre de 1891 daban los siguiente resultados:
 
El manantial “Jaunkoerreka” aportaba 101.147 litros/día; el de “Basarte” añadía a la red 28.800 litros/día. Por lo que el total de litros/día que aportaban entre los dos utilizables daban un total de 129.947 litros/día. Lo que suponía que se contaba con 50 litros por habitante al día. 
 
Si embargo, las pérdidas por fugas, suponían una reducción en el caudal de 70.284 litros/día. Lo que suponía una perdida de 27 litros/día por habitante. 
 
Se realizaron diversas pruebas para calcular los consumos y las necesidades por habitante durante los días 2, 3, 4 y 5 de Junio de 1890. El día 2 de Junio el consumo ascendió a 120.000 litros, el día 3 de Junio la medición daba un consumo de 165.000 litros y el día 4 de Junio se repetía el mismo consumo que el día anterior, el día 5 de Junio la medición bajaba a 90.000 litros. 

 
Las necesidades estimadas para el consumo se establecían en 324.500 litros diarios, por lo que se consideró necesario el aprovechamiento de otros manantiales, además de proceder al arreglo de las conducciones existentes, a fin de reducir las pérdidas de agua en la red. 
 
A este efecto, se proponía realizar nuevas captaciones de los manantiales "Atxarbide", "Seberri" y "Sustatxa". El primero supondría una aportación de 45.000 litros, el segundo 64.477 litros y el tercero aportaría 69.603 litros. Con lo que se conseguiría llegar a disponer de 302.533 litros, cantidad que aún seguía siendo insuficiente para la población de Getxo. 
 
Las pérdida de las que anteriormente hablaba suponían un porcentaje muy elevado. El la zona de la falda del monte, en la que las tuberías eran de barro, las pérdidas suponían casi el 50% del total del caudal. Mientras que entre el manantial “Basarte” y el depósito del barrio de Algorta, cuya conducción era de hierro, las perdidas eran prácticamente inexistentes. Por ese motivo se propuso la sustitución del la tubería de barro por otra de hierro. 

 
El presupuesto previsto para aquella obra ascendía a 84.773 pesetas, además de las 18.019 pesetas de la reparación de la conducción de barro. Lo que suponía un total de 102.792 pesetas. 
 
El 2 de Junio de 1892 se acordaba proceder a la reparación de las conducciones.
Al llegar a este punto y a pesar de no tener relación con el tema tratado, sí quiero hacer notar una curiosa leyenda en relación al termino de Sustatxa. Se trata de la leyenda de “Los Gentiles”. En ella se habla de la cueva Sustatxa (Berango) en la que en 1505 “...vivieron en esta cueva algunas personas, se vestían con pieles, eran muy grandes y llevaban a sus hijos en la espalda, les llamaban gentiles...”. 
 
En la próxima entrada, veremos cómo se acometieron los expedientes para las acometidas de los manantiales de Sustatxa y Atxabale, las aguas del arroyo “Iturrizarra” de Sustatxa y los conflictos con Obras Publicas para la realización de aquellas obras.

No hay comentarios:

Publicar un comentario