MEMORIAS DE GETXO

lunes, 2 de noviembre de 2015

CRÓNICA DE UNA EVACUACIÓN, LOS NIÑOS DE LA GUERRA -III-



Terminábamos la anterior entrada con los barcos saltándose el bloqueo impuesto por los franquistas, cuya carga venía a robustecer el stock de víveres existentes en el puerto bilbaíno.

El 26 de abril de 1937 se produce el dramático bombardeo de Gernika. Este hecho conmovió y alarmó al pueblo vasco civil. El lehendakari Aguirre se dirigió al mundo con las siguientes palabras: “...Quiero creer que las naciones vendrán en ayuda de más de doscientos mil niños y mujeres que van llegando a refugiarse en Bilbao. Nada pedimos para los hombres, porque nuestro propósito de defender la libertad de nuestro pueblo nos hará afrontar los mayores sacrificios, con el espíritu sereno y la conciencia en paz...”.



El 27 de abril de 1937 el diario bilbaíno “El Liberal” titulaba: “...Después de Durango Guernica...”. Un Consejo extraordinario del Gobierno Vasco examinaba la situación: “...de lo ocurrido el día en Guernica, con motivo de la bárbara incursión de los aviones fascistas. Luego se trató de problemas de alojamiento y evacuación de niños al extranjero...”. El 28 anunciaba que el Frente Popular, hacía en Getxo un llamamiento a los ciudadanos comprendidos entre los 18 y 45 años a que: “...se presenten los del barrio de Algorta y Santa María de Guecho en el campo de Fadura, y los del barrio de Las Arenas en el campo de Ibaiondo, para recibir instrucción militar y de manejo de armas, presentándose al Instructor Sr. Bergé o a su auxiliar en Ibaiondo, y al Sr. Barceló o a su auxiliar en Fadura...”.

El Alcalde de Getxo hacía un llamamiento a la población para acoger a los refugiados, sobre todo procedentes de Gipuzkoa: “...abriendo su corazón a la más amplia hospitalidad, a la generosa acogida y protección que precisan quienes, en medio de tanto infortunio, han perdido su patrimonio y hogar y demandan de todos nosotros la ayuda nada más que indispensable para su cobijo y sustento....”. El racionamiento alcanzaba al jabón, cuyo suministro por habitante era de 250 gr., y el precio para esa cantidad era de 0,45 pesetas, previa presentación de la “Libreta de Racionamiento”, los precios y cantidades del racionamiento se publicaban en la prensa bilbaina (ver fotografía inferior).


En esa fecha se anunciaba que quedaba constituido el “Ejército Regular de Euzkadi” y se militarizaban todas las industrias dedicadas a trabajos de guerra. La prensa decía: “...Ayer fue dictado el siguiente decreto: El Ejército de Euzkadi ha venido perfeccionando paulatinamente su organización en orden a la eficacia guerrera... Se inició la formación como un Ejército rudimentario con la aportación generosa de voluntarios del pueblo..., estos momentos de circunstancias muy especiales han obligado al consejero de Defensa a estimar que el perfeccionamiento del Ejército de Euzkadi requiere un escalón más, y es aquel que, quitando del camino dificultades, dé al Departamento de Defensa toda la autoridad precisa para reorganizar el Ejército de una forma regular y definitiva...”.


El domingo 2 de mayo de 1937 el Lehendakari del Gobierno Vasco D. José Antonio de Aguirre anunciaba en la prensa: “...Me acaba de visitar el señor cónsul británico, quien me ha confirmado la noticia de que ya tenia conocimiento por nuestras Delegaciones de Paris y Londres, según la cual el Gobierno inglés garantiza por medio de su Armada toda clase de buques mercantes, sin distinción de nacionalidad, que conduzcan población civil, entendiéndose por tal las mujeres, los niños y los ancianos.... Ayer me visitó la señora Manning, representante de todas las entidades benéficas de Londres para exponerme un proyecto de recogida de varios miles de niños, muy interesante y generoso en extremo, y yo me veo en la obligación de expresarlo en esta forma para que el pueblo vea hasta qué punto ha llegado la solidaridad Internacional que se despierta por momentos, sobre todo después del bárbaro bombardeo de Guernica...”.

Mientras, fueron las mujeres vascas quienes se dirigieron a los representantes de los países democráticos: Inglaterra, Francia y Estados Unidos de America: “...Las mujeres de Euzkadi preguntamos a Edén y a Blum, y ahora ampliamos la pregunta a Roosevelt y a las tres grandes naciones que, teóricamente por lo menos, se oponen a la regresión y a la barbarie, si es lícito que unos países con fortaleza física para impedirlo, deban contemplar la villanía que supone el hecho de que dos pueblos numéricamente grandes y fuertes desde el punto de vista militar, atropellen por el placer sádico del robo, que por obediencia a dictados de conciencia de paz, no ha cuidado de acumular elementos bélicos de destrucción y de muerte..., pueden presenciar como un espectáculo de distracción este terrible, implacable y sangriento atropello, organizado por esas dos naciones guerreras: Italia y Alemania...”. Firmaba aquel comunicado el “Comité Nacional de Mujeres contra la Guerra y el fascismo de Euzkadi”. Sin embargo, la ambigüedad de esos países hacía que la aviación facciosa alemana e Italiana dejara caer sus bombas sobre Bizkaia. 


El día 5 de mayo la prensa decía: “...ayer volaron sobre Bilbao y pueblos próximos varios aparatos de caza y bombardeo, de fabricación y tripulantes extranjeros, arrojando algunos explosivos y ametrallando a las gentes que circulaban por la vía pública...”. La situación era tan dramática que la prensa titulaba “...El mar, para que huyan los hijos; la tierra, para que la ganen los hombres...”. El mismo día se anunciaba la llegada de los buques “Habana” y “Goizeko Izarra” a Burdeos: “...Han llegado los vapores “Habana” y “Goizeko Izarra” conduciendo mas de tres mil mujeres y niños, la mayor parte de éstos evacuados de Bilbao. Se les hizo una fraternal acogida. Todos ellos serán alojados en distintas localidades del departamento de Loire-et-Garonne, donde todo estaba ya perfectamente organizado para recibirles...”.

El día 4 de mayo de 1937 se anunciaba la “Evacuación voluntaria de la Población Civil”. Todas las personas que deseaban ser trasladas a Francia, Inglaterra y otros puntos del estado español, debían presentarse y solicitar los impresos en la oficina central del Deposito Franco en Bilbao. Una vez rellenada la solicitud, esta debía ser entregada en una oficina habilitada en el Frontón Euskalduna, para que les fueran entregados los billetes de embarque y el carnet de evacuación. El límite de edad era, para los hombres 65 años, para niños 15 años y para las mujeres no se establecía limite de edad. Aquel mismo día, a las ocho y media de la noche saldrían las expediciones rumbo a Francia. El traslado de los niños hasta los barcos se iba a realizar desde Bilbao la Naja, donde se les hizo entrega del billete de viaje, colocándoles un cartón, a modo de identificación, en el que se consignaba el número de expedicionario y la localidad a la que iban destinados. Desde Bilbao fueron conducidos en ferrocarril hasta el Deposito Franco de Santurtzi donde embarcaron en el vapor “Habana”. El destino de aquellos viajeros era: los primeros 800 a Olerón y el resto a Biarritz, aunque todos fueron primero a Burdeos. En la fotografía inferior incluyo el listado de los componentes de aquella salida masiva de exiliados.


El 5 de mayo de 1937, en el diario “El Liberal”, en la séptima pagina, se publicaba un listado de la localización de los niños que el 20 de abril salieron de Bilbao rumbo a Francia. En él se recogía las poblaciones francesa en las que se encontraban niños y niñas. Esas poblaciones iban desde Bruselas (Belgica), Paris, Limoges y Saint-Nazaire (Francia). Bajo estas líneas incluyo el listado.


El 6 de mayo de 1937 comienza la evacuación general por mar de la población civil: salen de Santurce el yate Goizeko-Izarra con 319 refugiados y el trasatlántico Habana con 2.483, escoltados por los bous Gipuzkoa, Bizkaya, Iparreko Izarra y el destructor Císcar hasta el límite de las 3 millas. Allí fueron relevados por el acorazado Royal Oak y los destructores británicos Faulknor, Fury, Fortune y Firedrake que les acompañaron a Francia. El mismo día 6 el Goizeko llega a Pauillac y el 7 el Habana a La Pallice.

El 7 de mayo de 1937 el mercante británico Marvia llega a La Pallice con 500 refugiados de Bilbao.

El 9 de mayo de 1937 los mercantes franceses Carimare, Château Palmer, y Château Margaux salen con 2.000 refugiados bajo la protección de los bous Gipuzkoa y Bizkaya y el destructor Císcar hasta las 3 millas. Desde allí les escoltan hasta Francia los acorazados galos Bretagne y Lorraine, el crucero Emile Bertin, los destructores Le Fantasque y Le Terrible y el aviso Somme.


El 8 de mayo de 1937 se decretaba por parte del gobierno el reclutamiento y movilización de toda clase de individuos y tropa pertenecientes a los alistamientos de 1938, 1939, 1928 de tierra; 1938, 1939, 1927 de mar, que se encontraban dentro del territorio bajo la jurisdicción del Gobierno de Euzkadi. En Getxo el llamado “Socorro Rojo Internacional” ponía en conocimiento de sus afiliados que desearan trasladarse al extranjero o a zona leal a la república, en compañía de sus familiares, que pasaran por el local de las “Sociedades Obreras” (antes Circulo Democrático de Las Arenas), para inscribirse. Entre tanto los llamados “Asesinos Aéreos”, dejaban hacer 5 veces su carga mortífera sobre las poblaciones de Ibaizabal y valle de Asua.


Algunos vecinos de Getxo que habían sido evacuados en los vapores “Habana” y “Marion Moller” en 1937, se hallaban en diversas poblaciones de Francia, entre ellos estaban: las residentes en Santa Ana (Las Arenas) Agustina Garcia del Rico y sus hijos Donato, Alicia, Vicenta junto a sus primas Josefa Gaztañaga, Luz Garcia y Alilana Martin, quienes se encontraban exiliadas en Brest; la vecina de Neguri Librada Esteban que se encontraba exiliada junto a su hija Pepita y sus sobrinos Antonio Gil, Luis de Blas y su nieto Angel Hernández en la población de Bretaña Landerneau del Finisterre francés; la vecina de la Avenida Basagoiti de Algorta Pilar Redondo que estaba acompañada por sus 6 hijos Maria, Juan, José Mari, Irene, Antonio e Irene Godoy encontrándose recogida en la población anterior; la vecina del Caserio Artiaga de Algorta Juana Aismendi que estaba en Mayenne en la región del Loira. También se encontraban exiliadas las vecinas de Lamiaco Manuela Echeverria que se encontraba junto a sus 5 hijos Catalina, Manuela, Ramón, José Antonio y Petra Salazar en la población de Roamas del Loira. Los casos de incertidumbre y desesperación por la lejanía y la falta de dinero se hacían notar, como en el caso de la vecina de Baracaldo Manuela Álvarez que con cinco hijos y alojada en la lejana población de “La Fleche del departamento de Sarthe” en el Loira francés, escribía a su esposo diciéndole: “...estamos muy lejos y no tenemos dinero, la libreta del banco no me vale para nada, sin carta de crédito y sin conocer a nadie...”.

En la siguiente entrada comenzaremos con el viaje del Marvia con 242 refugiados para Pauillac.

4 comentarios:

  1. Karla: Todo lo que cuentas sobre los niños de la guerra y otras historias ya lo conocemos por cientos de publicaciones, que tú has ojeado para contarlo. Pero no hablas de los niños de Getxo. Este debe ser tu tema y tu investigación. Todo lo demás sobra. Ya lo conocemos mejor que tú. Gracias por atenderme.

    ResponderEliminar
  2. Gracias por tu acotación. Dentro de estas entradas tengo previsto hablar de los niños de Getxo y otras cosas. Respecto a lo que dices más adelante, en mi Bolg quien decide lo que sobra o no soy yo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Apoyo totalmente tu criterio. Muchas gracias por los buenos momentos que nos haces pasar.

      J.L. Alday

      Eliminar
  3. Gracias por contar la historia del pueblo, el está se encuentra mi amatxu un abrazo

    ResponderEliminar