MEMORIAS DE GETXO

lunes, 20 de julio de 2015

UN FUTBOLISTA DEL ARENAS NACIDO EN ALGORTA



Casi por casualidad, pero sobre todo por amistad, han llegado a mis manos unos recortes de prensa y unos carnets deportivos. Se trata de unos retazos de la vida de un futbolista del Arenas nacido en Algorta, Ricardo Llantada Torre, quien vino a este mundo el 28 de enero de 1907, hijo de Juan Llantada Arrigunaga y de Felisa Torre Aguirre.

En la fotografía inferior (de principios del Siglo XX) podemos verle junto a otros amigos de Algorta, entre los que se encuentran, aunque sin poder precisar el orden: Ricardo Llantada, Mancisidor, Emilio Albizu, ?, ?, Ramón Eguia, Jose Mendizabal, Alejo Zubiaga, Ambrosio Maguregui, Rodolfo Rivas, Juan Bidaurrazaga, Nicolás López, Venancio Egusquiza, Angel Sasiain y Federico López.


Un futbolista, que jugó en la demarcación de extremo derecha, durante las temporadas que van desde 1928 hasta 1933, en el Arenas Club, durante sus brillantes años de la primera división. La época que algunos definirían como “El principio del fin de los grandes Clubs amateurs” en la que se codeó con el Athletic de Bilbao, el Real Unión, Baracaldo, Alavés y Espanyol. También lo hizo frente a otros grandes como el Barcelona, Real Madrid, Europa, Real Sociedad, Athletico Madrid y Racing. En la fotografía inferior podemos verle alineado junto al resto de compañeros: en pie y de izquierda a derecha Ricardo Llantada, Antonio Laña, Urresti, José María Jauregui, Manolo Gurruchaga, Justo Anduiza y José María Yermo; agachados de izquierda a derecha Lainez, Robus Bilbao, Sesumaga y Javier Rivero.


La primera aparición de Ricardo Llantada en la prensa deportiva se produce en el rotativo bilbaino Excelsior el martes 5 de abril de 1927, en la que sería su primera temporada. Jugando contra una Real Sociedad que se encontraba pletórica de fuerza, en el campo de Atotxa, el equipo del Arenas contó con la siguiente alineación: Jáuregui; Llantada, Careaga; Laña, Urresti, Críspulo, Anduíza, Rivero, Yermo, Sesumaga y Robus (Robustiano Bilbao). Para aquel encuentro de Las Arenas llegaron en los trenes y automóviles un número extraordinario de partidarios del equipo de Las Arenas. Y a pesar de que el equipo getxotarra perdiera por 4 a 1, la prensa decía que Llantada realizó un gran partido estando siempre al quite. En abril de aquel año, sin embargo, se desquitaría al vencer a la Real en cuartos de final del campeonato de España. La prensa decía referiéndose a nuestro hombre decía “...El trío defensivo hizo un excelente partido: de energía, !qué discípulo ha hecho Vallana!...” se referían a Llantada.


En la temporada de 1928-29 en el campo de Lasesarre verían coronar uno de sus días de gloria al vencer al Baracaldo por 4 a 1. Volverían a realizar la hazaña en el campo de Ibaiondo, contra el Sestao el 19 de abril de 1928, con un 5 a 3 en el que el Arenas alineó a: Jauregui; Llantada, Careaga; Laña, Urresti y Cavia; Anduiza; Rivero, Gurruchaga, Sésúmaga y Gorostiza. Otro de aquellos encuentros, el partido amistoso entre el Gijón F.C. y Arenas, que se jugó en el campo de Carmona, en el verano de 1928, que terminaría con un tanteador favorable para nuestro equipo. Este encuentro dio origen a una emotiva carta enviada un 22 de noviembre de 1928 desde la Habana, por Eduardo Fernández miembro de la “Sociedad de Recreo y Sport Juventud Asturiana”. En la misma además de felicitarle por al marcha del Arenas, equipo del que se declaraba “...fanático seguidor...”, le solicitaba que le enviara una fotografía del equipo Arenero, para poder guardarla el el archivo de su Club (ver fotografía inferior).


Formó escuadra con jugadores de la talla de Jauregui, Yermo, Zarraonaindia, Vallana, Sesumaga, Gorostiza (Bala Roja), Arrieta, Laña, Urresti, Emery, Anduiza, Saro, Gurruchaga, Menchaca y Echevarria. En esa primera segunda 1928-29 nuestro hombre jugaría 16 partidos. En la temporada de 1931-32 jugaría como defensa 18 partidos, y en la que fue su última temporada 1931-32 lo haría en cuatro ocasiones, despidiéndose en aquel Campo de Ibaiondo que tan buenas tarde vio jugar a este Arenero de Algorta, con un empate frente al Real Madrid. La prensa bilbaína decía “...Se jugó a un tren enorme, haciendo un esfuerzo agotador ambos equipos...,...en la defensa, consignar la excelente actuación de Llantada...”.


Entre los documentos (ver fotografías superiores) se pueden ver: El carnet de socio de este jugador del Arenas Culb de Getxo, que tenía en 1931 el numero de socio 284, iba firmado por el entonces presidente Juan Maria Gandarias. Así como la medalla conmemorativa de las bodas de brillantes del Club (1909-1984), junto a una vitola (puro) de la misma efemérides. También una felicitación de un grupo de aficionados de Santanderinos, animando al Club, fechada en la capital cántabra el 14 de mayo de 1932.

Hasta aquí un pequeño homenaje a este Arenero de Algorta, que vio los últimos día de la primera división del equipo con más tardes de gloria de nuestro pueblo.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada