MEMORIAS DE GETXO

jueves, 30 de julio de 2015

UN BARRIO EN FIESTAS, ROMO -I-



Quiero aprovechar unas fotografías que me han cedido amigos de Romo y Areeta-Las Arenas para traer a estas páginas momentos, seguro que inolvidables para muchas generaciones del barrio. Días de fiesta que a primeros de agosto (Nuestra Señora de los Ángeles) vieron pasar festejos difíciles de repetir: las “Umeen Jaiak”, el “Rally del Poteo”, el “Concurso de Feos”, de “Pulsolaris”, pero seguro que las de difícil olvido fueron las “Tortillas de Romo”.

Fiestas ninguneadas por los programas de festivos de Ayuntamientos anteriores a las primeras elecciones democráticas, que no prestaron atención a las celebraciones de Romo durante algunas épocas. En el programa de fiestas de 1958, tan solo aparecía un lacónico “...agosto 2 sábado, con motivo de la festividad de Nuestra Señora de los Ángeles, gran verbena popular en el barrio de Romo, de 22,30 a una de la madrugada, con participación de altavoces...”. No describían cómo era la participación de los “altavoces”. Al año siguiente como si de un corta pega se tratara, se repetía la misma frase.


Estas fiestas solo empiezan a aparecer en los programas municipales a partir de 1960, que incluían actividades para los días 2 de agosto (martes), 6 (sábado) y 7 (domingo). Los dos primeros días el carácter de las fiestas era menor, mientras que las del domingo, tras el aurresku de honor, comenzaban con una carrera ciclista al mediodía, seguida a la tarde de una gran biribilketa desde el centro del barrio hasta el Campo de Gobela, donde se celebró una “Fiesta Vasca”, que corrió a cargo de la “Sociedad Gobela”. Los actos contaron con la participación de 40 dantzaris; harrijasotzailes y aizkolaris. Curiosamente, tanto en los del sábado como el domingo, en aquel programa de fiestas, consideraban como una actividad propia de Romo, la verbena popular del relleno de Ereaga.
No sucedió lo mismo en el programa de fiestas de los siguientes años 1961-62-63 y 64, en que la actividad festiva de Romo era prácticamente ignorada en el pregón municipal.

A partir del año 1965 empezaron a adquirir gran relevancia, a pesar de que el pregón de fiestas municipal, seguía ignorándolas, hasta que vuelven a aparecer en el programa festivo de 1967. Aquellas fiestas empezaron con un concierto de acordeones en la plaza de las escuelas el día 2 (Nuestra Señora de los Ángeles); seguido de otro de los “hits” de la época “El Concurso de Feos”, con el inolvidable “Franky” de Erandio, que llegó a ganar el concurso “Interplanetario de Feos”; que junto a “Drácula” (José Pagola) y “Gorin” (Gregorio Gana) ambos de Leioa, hicieron las delicias del barrio. 


Y la actuación de la “Sinfónica de Romo” (la Banda de Cartón), que vino alegrar las fiestas, aquellos chavales uniformados de blanco y pajarita negra, con su director “Txutis” al frente; de ellos ya hablé en mi entrada del 23 de noviembre del 2012., aún merece recordar su lema: “...Somos de Romo, con Romo y para Romo..., nuestro fin es esparcir la alegría...”, su debut fue en las fiestas de 1967. También apareció una referencia a ellas en el programa del Ayuntamiento de 1968, pero refiriéndose a las del año anterior.

Vuelven a desaparecer del programa de festivo al año siguiente, para reaparecer de la mano de la siempre activa “Sociedad Gobela” en el año 1969, con un extenso programa en el que por primera vez se recogen las “Umeen Jaiak”. Y nuevamente desaparecen en 1970, aquellos programas festivos tenían tendencia Guadiana, ya que año si, año no, hacían aparecer y desaparecer las fiestas de nuestro barrio del programa festivo municipal. Todo esto en cuento al Programa de Fiestas Municipal.


Será el propio Barrio el que en vista de la dejadez municipal, tomó la iniciativa de la mano de la “Sociedad Gobela” y en 1967 elaboró su propio programa festivo. Con símbolos en su portada de dos de los elementos diferenciadores del barrio, el de la propia Sociedad y las “barreras del ferrocarril” con un dantzari en medio de ellas. Dentro de las paginas del pregón del siguiente año (1968), aparecía una entrevista al entonces presidente de la Comisión Popular de Fiestas un jovencísimo Jesús Ahedo, quien explicaba cómo se fraguó por parte de un grupo de jóvenes de la localidad el que Romo tuviera sus fiestas, y que fuera la Sociedad Gobela quien las impulsara, en su presentación decía: “...Porque tenemos todos los medios para que sean algo que se recuerde...”, nunca mejor dicho, estas mismas líneas lo acreditan. De la incipiente Banda de Cartón y de su promotor Germán, que iban a realizar su primera aparición en las fiestas que se iniciaron con un pasacalles de Gigantes y cabezudos.



Se recogía en el mismo bajo una fotografía la elección de “La reina de las fiesta y sus damas de honorde 1967, que recayó en unas jovencisimas:

Maria Teresa Olabarrieta como (Reina de las Fiestas), le acompañaban como damas de hornor Esperanza Medinabeitia, Begoña Chopitea, Carmen Amores y Charo Badiola.

Tras la “II-Cena Homenaje a los Ancianos del Barrio”, llegó la verbena que fue amenizada por “Los Patriarcas” y “Los Bribones”. El domingo día 11 de agosto se celebró el “Primer Festival-Euskal Jaiak de Romo” que contó con la participación de la solista de Eibar “Maite Idirin”, del conjunto músico-vocal de Vergara “Euretxindorak”, con los ondarrutarras “Hermanos Argoitia”, del portugalujo “Ochote Danok Bat”, que contó con nuestro polifacético animador “Petiso” como presentador. Y como no, el inolvidable “Concurso de Tortillas”, que ya iba en su quinta edición, que se celebró en las campas del antiguo golf, en la que una divertida carrera de burros, por la tarde, hizo que el personal se despejara de la modorra provocada por la comida y algún que otro trago; el día terminó con gran animación tras el reparto de premios.


Pero, como muchas de las decisiones de las comisiones en aquellos años, controladas por el sistema, algo vino a perturban la tranquilidad de las mismas. Al alma máter de las mismas Jesús Ahedo, se le ocurrió cambiar las enseñas del viejo régimen por unas coloristas banderolas, más alegres y carentes de la simbología del rancio y decadente patronazgo de la época, esto supuso una multa a tan osado precursor.

Para el 4 de agosto de 1968 empieza a aparecer en alguno de los medios bilbainos noticias relacionadas con las fiestas del barrio. Anunciando para el jueves 8 la final del “Primer Campeonato de Lucha Libre Olímpica”, que se iba a celebrar a las ocho de la tarde. Se habían clasificado para las finales los clubs “Iturrigorri” y “Uribarri” de Bilbo, “O.J.E.” de Ripa y “Villamonte” de Algorta. El sabado día 3 se celebró una velada pugilística, para aficionados, con cuatro combates, en el primero de ellos “Quintas” (Campeón de Bizkaia) venció a un novel “Mati”; le siguieron “Bermudez” y “Rico” ganando el primero a los puntos; en el tercer combate “Tato” batió a “Martínez” por inferioridad en el primer asalto; finalizó aquella velada con el combate de “Cholo” contra “Ganuza”, resultando vencedor el primero a los puntos. El viernes día 9 de agosto se celebraba una espectacular “Gynkhana de coches y motos”, para profesionales y aficionados, en la que colaboró la Real Peña Motorística de Vizcaya.

Ese mismo día se anunciaba el resultado del “Primer Concurso de Pintura Sociedad Gobela”, en el que resultaban ganadores:

1º- Pedro Goiriena (San Vicente de Paul-Barakaldo)
2º- Juan Maria Anduiza (Gaztelueta).
3º- Jose Mari Tomas (San Salvador del Valle-Trapaga).
Y un accesit especial para Oscar Lopez (Barakaldo).

Había dos grupo más para niños de 8 a 12 años y otro de jóvenes desde los 13 a los 18 años:

En el “Grupo A” de 13 a los 18 años, resultaron ganadores:

1º- Ana Acarregui (Academia Mari Paz).
2º- Jose Manuel Estevez (Gaztelueta).
3º- Federico Sánchez (Instituto el Valle).

En el “Grupo B” de 8 a los 12 años, premio del barrio de Romo para concursantes del mismo, resultó ganador:

Fabian Acarregui (Instituto de Getxo).


La fiesta más esperada por los vecinos fue la “Umeen Jaiak”, que llenó el barrio de jóvenes dantzaris. Se inició con el aurresku de honor a cargo de dos pequeños del grupo “Txanpa” de Ondarroa. Tras ese inicio, que se desarrolló frente a la iglesia de Romo, una kalejira de jovenes promesas recorrió las calles del barrio, precedidos por la pancartas que identificaban a los respectivos grupos. Dirigiéndose hacia el Campo de Gobela, donde se celebró un alarde, en el que las pequeñas dantzaris bailaron el Zagar-Dantza y Jota y Arin-Arin, le siguieron los chicos con Zortziko-Kapitan y Txakarrankua. Tras el reparto de trofeos, siguió una actuación del “Coro de Romo”, mientras que dentro del recinto festivo jóvenes promesas de la pintura local iban plasmando en sus lienzos diferentes lugares del barrio. Se cerró la tarde con un animadísimo concurso de jotas por parejas, en el que los participantes, aunque pequeños, también demostraron gran soltura.

En julio de 1969 anunciaban, para el día 2 la “Umeen Jaiak”, por la tarde concurso de jotas y trajes. El día 3 actuaba para los más pequeños el grupo de teatro de marionetas “Petit Guiñol”, tamborrada a cargo de la “Banda de Cartón”, finalizando con la actuación de los artistas locales dentro del programa “Haga usted lo que sepa”.

Para no hacer excesivamente larga la entrada, continuaré en la próxima a partir de 1969 y otros echos que acontecieron en esos años.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada