MEMORIAS DE GETXO

lunes, 2 de marzo de 2015

SUCEDIÓ EN GETXO EN 1950


Algunos cambios en nuestro municipio se gestaron ya hace 65 años, pero no fueron sólo los cambios lo que sucedió en aquel año. Se celebraron con todo boato los llamados Juegos Florales Escolares, se celebró la Travesía del Abra, se editaron bandos que afectaban a “normas morales”. Esta entrada es un corto recuerdo de algunos hechos que sucedieron dentro de aquel año.

Comenzaba el año tras el lluvioso 1949 que nos dejo 156 días de precipitaciones. Las noticias sobre el racionamiento y el reparto de leche en polvo, que todos los niños sufrimos, junto al queso amarillento de la “ayuda americana”. Y el impresionante resultado del Arenas contra el Zaragoza 6 a 2, con un equipo formado por: (Garcés, Villapun, Echevarria, Aguirre, Bertol, Toledo, Elorriaga, Escurza, Azcargorta, Eguiraun y Santillán).

El 15 de Mayo de 1950 la prensa local recogía en portada la próxima demolición de la vieja estación de Areeta-Las Arenas. Se decía que en medio de una campaña de “hermosamiento” del barrio, se trataba de recuperar el espacio “...de la actual estación de ferrocarril de Las Arenas, que ocupa el lugar más estratégico de la aristocrática barriada...”. Los términos de la época, en plena dictadura, demostraban subordinación y jerarquía “...el proyecto fue aprobado por la superioridad...,...mañana será visitado por la autoridades...”. En un dibujo se muestra la posición de la nueva estación, junto a la calle Santa Eugenia de Romo.


Dos días después, el mismo diario relataba la visita cursada por el Alcalde y el teniente de alcalde Srs. Merino y Conde. En el curso de la misma, pasaron revista a los terrenos elegidos para el nuevo emplazamiento, destacando que: “...con los terrenos de la estación y los que dejarán libre ésta y los talleres, que actualmente ocupan una amplia zona, la población ganara mucha belleza...”, anunciaban que en ese espacio irían: “...espléndidos jardines que darán a cuatro calles...”. Además, para defender la bondad del nuevo emplazamiento, explicaban que: “...el horario de trenes, al suprimirse el retroceso de los convoyes, ganará varios minutos...”.

El suministro de agua era otro de los problemas que preocupaba al consistorio. En un periódico local de 1950 se decía: “...El agua, un problema de vital interés, era el servicio de atención a domicilio lo que provocaba mayor preocupación...”. En ese artículo se decía que: “...la primera traída se realizó en 1886 de los manantiales de Berango. En 1909 se hizo de Lujua y en 1916 del Urederrra...”. La dotación máxima fue de 36 litros por segundo, pero debido a las pérdidas se vio reducida a 23, lo que a todas luces resultó insuficiente para un municipio como Getxo que en esas fechas ya tenía 19.309 habitantes. Se tuvo que hacer uso de los arroyos Itxe y Bolue, afluentes de Gobela, para añadir a la red 17 litros por segundo, de esa forma se alcanzaron 40 lts/seg. en el suministro. Por esas fechas se estaba ya trabajando en el monte Arzubi, para realizar la ampliación de la estación depuradora del Bolue.


De mientras, una noticia cuando no menos curiosa, parecía en ese mismo diario relacionada con las Bodas de Oro de la Virgen de Begoña. La inspección de la Enseñanza Primaria de Bizkaia, señalanba el 31 de mayo como fecha para la celebración del “Día del Niño”, acordando que todos los niños en edad escolar (Escuelas y Colegios), se tenían que sumar a aquel acto de homenaje. Para ello establecieron un programa que abarcaba desde el 28 al 31 de aquel mes. Así, el día 28 se indicaba la obligación de que todos los niños comulgaran en sus respectivas capillas y parroquias. El acto del día 31 que se reservaba para los niños Bilbainos, que debían de acudir “...entre rezos y cantos, luciendo las banderolas de sus colegios, con ramos de flores y luciendo sus trajes de primera comunión...”. Y aquí es cuando surge una curiosa medida que afectaba al resto de los pequeños, Getxo incluido, se establecía que los mismos: “...se unirán mentalmente a esta peregrinación y rosario, a las cuatro de la tarde, rezándolo en sus respectivas aulas...”. Se establecieron unos “Juegos Florales Escolares”, que tenían como tema a desarrollar: “...Mis cuatro madres, Maria, la Iglesia, España y mi Madre...”, !Tiempos aquellos!. Uno de los premios recayó en la niña Micaela Imber del Colegio del P.C. de Neguri.

Y entre tanto, el día 4 de Junio de 1950, el entonces Gobernador Civil de Bizkaia (Genaro Riestra), se preocupaba por la moral en nuestras playas, y publicaba en primera plana de los diarios el siguiente bando: “...La Moralidad en las Playas...”, les debían traer de cabeza los hábitos de las gentes, que al parecer no casaban con la moralidad del régimen, y que al decir del bando “...atacaban la raigambre moral del país...”, (ver bando sobre estas líneas).

BANDO DE GENARO RIESTRA

El domingo 3 de septiembre se celebraba la “Travesía del Abra”, cuyo inicio se realizaba en el flotante del embarcadero de Areeta-Las Arenas. A las 10,45 se hizo entrega a los nadadores del gorro numerado para la travesía, que finalizaría en el Puerto de Arriluze. El día amaneció esplendido, el gentío llenaba, tanto la salida como la llegada, los 1.500 metros que separaban ambos puntos se hicieron cortos. Los botes de remos acompañaban a los nadadores. Resultando ganador el miembro del Club Deportivo Bilbao Juan Manuel Casas con un tiempo de 30:10:00; seguido del miembro del Abra Club del Mar Santiago Irala con 22:06:00, quien entabló una lucha cerrada con Benjamín Espinosa del C.D.B., que resultó tercero con un tiempo de 22:12:00.

Finalizaba el año con la publicación de una guía de espectáculos, en medio de aquella obsesiva moral para todos, con una clasificación que iba desde el (1) apta para todos los públicos, hasta la sugerente (4) de la que se decía: “...gravemente peligrosa, no se anunciará...”.



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada