MEMORIAS DE GETXO

jueves, 26 de febrero de 2015

BAJO LOS PIES DE ECHEVARRIETA



Antes de adentrarme en esta entrada, deseo manifestar mi agradecimiento a las personas que han echo posible el relato de la misma. Para no dejar a nadie en el tintero, voy a nombrar solamente a las instituciones a las que pertenecen Ayuntamiento de Getxo y UPV/EHU.


Sobre las Galerías de Punta Begoña se alzó en su día el “Fuerte o Castillo de la Begoña”. En febrero de 1801, el Cónsul de la Villa de Bilbao D. Josef Antonio de Arriaga solicitaba que fuera convertido en lazareto. Años más tarde, a comienzos del Siglo XX, verá alzarse majestuosa, la gran mansión de Horacio Echevarrieta, quien el 11 de diciembre de 1918, bajo el pretexto de sujetar la ladera, solicitaba permiso para el inicio de las obras. Así nacerían las “Murallas de Punta Begoña”. Un hermoso anfiteatro obra del insigne arquitecto bilbaino D. Ricardo Bastida y Bilbao. Arquitectura de estilo clasicista, pese a ser su estructura de hormigón; su construcción finalizo en 1921.


De ellas ya he hablado en otras entradas (10 de abril de 2012 y 11 de agosto de 2014). Pero en esta ocasión lo haré sobre los trabajos que bajo el auspicio del Consistorio getxotarra, realiza un nutrido grupo de expertos de la UPV/EHU. En noviembre del 2013 ya aparecía en la prensa la noticia de ese proyecto estratégico, cuya duración se estimaba en 10 años.

Día a día vamos viendo cómo se van produciendo movimientos de personas, y modificaciones en su entorno. Los más, los profanos, elucubramos acerca de qué es lo que se está realizando y su larga duración. Ello no es ajeno a nuestra percepción del deterioro que dicha estructura ha ido sufriendo con el paso del tiempo y las gentes.


Esta obra se está realizando en Getxo, más concretamente en Ereaga, en ese espléndido anfiteatro que podemos visualizar frente al comienzo del contramuelle de Arriluze. Trabajos que nacen en el 2013. Que día a día vemos consolidar con nuevas instalaciones, como esa torre que en su momento albergará un ascensor, pero que a día de hoy tan sólo dispone de una escalera de madera y la estructura metálica (caja del ascensor). Al final de sus peldaños se llega a una plataforma provisional desde la que los vecinos, estudiantes y todos los interesados, podrán ver y obtener respuestas a muchas preguntas acerca de su pasado y presente.

En ellas trabaja un nutrido grupo de expertos, setenta especialistas de diversas ramas, de la UPV/EHU, al frente de los mismos se encuentra Juan Manuel Madariaga (UPV de Leioa). El Ayuntamiento de Getxo ha firmado un convenio con la universidad, formando un equipo UFI, que tiene tres equipos diferentes, (HGI) hidrogeólogos, (IBEA) químicos, el (GPAC) historiadores y la Cátedra Unesco. Que analizan todas las estancias, y restos de las galerías, alguna de ellas cerrada por seguridad. Realmente los trabajos no han hecho más que empezar. Además de los trabajos dentro del edificio, se está iniciando contactos con la familia Echevarrieta y otras gentes que guardan recuerdos de tiempos pasados, de cara a documentar histórica y gráficamente las mismas.


El objetivo de este estudio es ir recuperando de una manera científica y ordenada, todos los elementos que componen dicha estructura, algunos de ellos ocultos en su salón principal, tras manchas provocadas por el paso del tiempo y las manos del hombre. Dentro de esos trabajos, el equipo de arqueólogos será el que valorará el valor histórico de cada pieza. Y a medida que se vaya conociendo con rigor científico se irán dando a conocer. Dentro de los campos de trabajo están el arquitectónico, arqueológico, hidrológico, químico, geológico, histórico y letras.

De ellas se puede decir que en sus estancias, sobre todo en la principal, el gran salón, se ven dos épocas diferenciadas, la de su construcción y la de los primeros tiempos del franquismo, en cuyas paredes se puede apreciar la arrogancia de las proclamas de la época.


Su estructura novedosa para la época en que se construyó es de hormigón armado, así que pudiera considerarse como una de las primeras de Getxo en su género, ya que la primera edificación en Bizkaia con esos materiales (Hormigón Armado) corresponde a la Fabrica Ceres, levantada entre los muelles de la Merced y de Marzana a principios del siglo XX. Su construcción no se corresponde exactamente a los planos presentados en 1918, algo por otro lado lógico, pues ni anterior ni posteriormente, los proyectos se ajustaban a lo indicado en ellos, y se iban realizando cambios sobre la marcha. De hecho, para conceder la licencia parece que alguien comentó a Bastida que faltaban en los planos todo el alzado noroeste, pero el arquitecto parece que consideró que no era necesario ya que era igual al del lado opuesto.

La estancia principal, el salón, esconde en sus paredes pinturas, de las que aún se desconoce su contenido, algunas probablemente de su primera época, otras realizas tras la guerra de 1936; además del paso sobre ellas de los grafiteros, esos seres que dejan su marcha sobre toda pared útil. En ellas mediante un proceso denominado RAMAN, se analizan las moléculas de los compuestos existentes, hasta diez milímetros de profundidad, buscando las distintas capas, por poner un ejemplo (3 de viridio, 2 de cromo, 4 de yodo, eso equivale al color azul), así van completando el mapa de colores existente en los dibujos de la pared.


Ahora, a simple vista, sobre todo a partir de una fotografía, acercando la imagen, a la izquierda de la chimenea, tras la suciedad de sus paredes, cuajadas de pequeñas manchas redondeadas como de pelotazos, creo adivinar unas figuras de dos pescadores caña en ristre, uno de ellos barbudo, con taxpela azul; el otro de nariz aguileña, con txapela de un color amarillento verdoso, ¿quizá pudieran ser una alegoría a las costumbres de la época?. Los suelos mezclan motivos familiares con otras simbologías.

Tras las paredes, que cierran la estancia, queda un hueco que separa la misma de la ladera rocosa. En la parte suprior, en el techo, surgen una vigas que hacen de amarre en la roca de la ladera. Los azulejos que decoran las paredes de galerías, salón y otras estancias (escaleras de acceso y baños) proceden de una fabrica sevillana, curiosamente parece que coinciden con los que decoraron el café Iruña de Bilbao. Sorprende en sus estancias la madera, perfectamente conservada, quizá por el efecto de la sal marina. También se estudia el comportamiento de la ladera. Para ello se han instalado unos sensores que detectan posibles movimientos, perceptibles a simple vista en el muro inferior.


El primer frente de trabajo, en estos momentos, es el estructural de cara a poder organizar visitas guiadas, en las que se explique el trabajo que se está realizando y los descubrimientos que se vayan realizando, así como el valor histórico que encierran estas galerías. La primera zona prevista para abrir a las visitas es ese gran salón, el cual se podrá ver desde una plataforma preparada para tal fin, para seguir las explicaciones de los técnicos. Estancia que con su chimenea de fuego bajo, situada en su frente, nos recuerda las grandes fiestas y celebraciones que la élite de la burguesía vasca, celebraba a comienzos del siglo XX.


Pero las preguntas siguen en el aire ¿Para cuando veremos recuperadas esas galerías, para cuando los vecinos y visitantes podremos disfrutar de esa obra que en 1923, diseñara el arquitecto bilbaino Ricardo Bastida?. Entendiendo el trabajo de los expertos de la UPV, pero han pasado tantos años de inacción, que existe la duda lógica entre los getxotarras ¿Llegaremos a tiempo?.

7 comentarios:

  1. Es triste ver como una parte tan visible e importante de nuestro patrimonio histórico se encuentra en semejante estado de ruina debido al desinterés del equipo de gobierno municipal de Getxo. Cuando el AYUNTAMIENTO (del mismo partido que el actual) expropió las terrazas (hace más de 20 años) éstas se encontraban en un buen estado de conservación, pero debido al ABANDONO prolongado durante DÉCADAS se ha llegado al estado actual. Ahora nos costará una millonada pagar la restauración que siga al pertinente estudio por un "nutrido grupo de expertos". No obstante, me alegro de que por fin se pongan manos a la obra.

    ResponderEliminar
  2. propuesta: en punta gegoña hostelería y en fuerte galea algo más q hostelería...
    sarrikobasoa

    ResponderEliminar
  3. Anónimo infórmate un poquito más porque de expropiación nada de nada.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Quizá no esté en lo cierto con lo de expropiación. De lo que sí estoy 100% seguro es de que estas terrazas pertenecen desde hace décadas al ayuntamiento de Getxo y que cuando pasaron a sus manos estaban en un buen estado de conservación. Pero debido a la dejaded y al desinterés del gobierno municipal este monumento se ha ido deteriorando con los años hasta llegar al actual estado de semirruina. Tan solo cuando hemos llegado al estado crítico actual en el que ha habido incluso que vallar el perímetro por seguridad de los peatones ha decidido el ayuntamiento hacer algo. Y ahora claro, hay que contratar a los expertos de la UPV para ver el estado del lugar y elaborar un proyecto viable para el lugar ...todo ello con sus correspondientes gastos. A ver en qué queda todo, estoy intrigado.

      Eliminar
  4. por cierto, punta begoña es algorta o neguri?
    harri luze y atzeko landeta es algorta o neguri?
    sarrikobasoa

    ResponderEliminar
  5. Históricamente Algorta, administrativamente en la actualidad Neguri.

    ResponderEliminar
  6. ok, esk ask
    por cierto getxosarri, seria interesante que escribieras sobre las primeras tabernas en getxo
    sarrikobasoa

    ResponderEliminar