MEMORIAS DE GETXO

miércoles, 10 de septiembre de 2014

UN MOSAICO ROMANO EN GETXO


Casi por casualidad, como su camino hacia nuestro municipio, a través de una hoja que un buen amigo me facilitó, y a partir de ella he realizado esta entrada sobre “Un mosaico romano en Getxo”. Pero que es, cual es su origen, donde fue hallado, quien lo adquirió, su reconstrucción, cambio de propiedad de la finca, como llegó a Getxo y donde está, eso es algo que trataré de explicar a lo largo de esta pequeña historia. 
 
Que es este mosaico: Este mosaico representa los 12 trabajos de Hércules. Sus dimensiones eran de 2,89 x 6,02 m, se divide en 15 recuadros donde se representan dichos trabajos, que según la mitología realizó el dios Hércules. 
 
Cuál es su origen: Sobre este mosaico hablan de que su edad puede datarse en Siglo II o III DC, posiblemente de la época Tardo-Severina. 
 
Dónde fue hallado y quién lo adquirió: Fue hallado en una excavación en Cártama (Malaga) y trasladado a La Concepción (situada al norte de la ciudad de Málaga). A comienzos de 1858 D. Jorge Loring Oyarzábal recibió la noticia del hallazgo de dicho mosaico romano. Tras examinarlo se dio cuenta de la importancia del descubrimiento, lo adquirió y fue trasladado a su hacienda de descanso “La Concepción” (Málaga).
 
Su reconstrucción: Este mosaico estaba en malas condiciones, le faltaba parte de su superficie, probablemente como consecuencia de las excavaciones realizadas bajo la casa en la que se localizó dicho hallazgo. Poco tiempo después se construiría el “Museo Loringiano”, diseñado por el arquitecto Aleman Strack, el mismo utilizó las medidas del mosaico como base para la construcción. Para poder reconstruir el mosaico, sus propietarios hicieron venir desde Roma a un prestigioso restaurador D. Luigi Leonini (En la fotografía del mosaico, en su parte inferior derecha, puede verse la firma de este experto), realizando una reconstrucción exacta del mosaico original. 

 
Cambio de propiedad de la finca: La finca “La Concepción” cambiaría de propietario en 1911, tras fallecer sus propietarios los marqueses de Loring, fué adquirida por Dña. Amalia Echevarrieta Maruri, hermana de D. Horacio Echevarrieta. 
 
Como llegó a Getxo: El 24 de Julio de 1924 D. Horacio Echevarrieta solicita autorización al Ayuntamiento de Getxo para la construcción de un panteón familiar en el cementerio de Getxo. Autorización que fue concedida el 30 de Julio del mismo año. Aunque la bibliografía identifica al célebre escultor bilbaíno Francisco Durrio como el autor del proyecto para esta cripta, las obras de aquel panteón, fueron obra del Arquitecto Bizkaino D. Ricardo Bastida Bilbao. Tuvieron sus pequeñas dificultades en la construcción, al edificarse sobre un suelo de roca viva, el arquitecto solicitó autorización para disparar algunos pequeños cartuchos de dinamita, pero esta autorización no fue concedida por el consistorio, lo que seguro retrasó y encareció aquella obra. Aquella obra que ocupaba una superficie de 17 x 7 metros, cuyo plano se puede ver bajo estas lineas, contaba en su superficie con obelisco sobre una parcela ajardinada, con algunas claraboyas que permitían la entrada de luz natural al subsuelo, zona de enterramientos. En las escaleras de acceso a esa área, sobre su puerta, puede verse una escueta lápida que dice “Echevarrieta”. En sala mortuoria lateralmente aparecen unas columnas distanciadas 2,9 metros que soportan el techo de la edificación funeraria. Entre ellas se encuentran los nichos familiares, todas ellas cubiertas con mármol de Carrara. 

 
Es en esa amplia sala inferior presidida por un altar, frente a la que se halla en su suelo, a modo de alfombra, colocado el mosaico romano, que había permanecido en Cártama hasta 1928, año en el que por decisión de D. Horacio Echevarrieta partiría hacia nuestro municipio, pasando a formar parte del panteón familiar de los “Echevarrieta”. 
 
Hasta aquí una pequeña historia de origen romano, que casi por accidente, llegó a nuestro municipio, comprado por la familia de una de las personalidad bizkainas de la política y de la industria, D. Horacio Echevarrieta Maruri (1870-1963), y de su hijo D. Cosme Echevarrieta Lascuráin (1842-1903), hombre de negocios dedicado a la minería, cuyo túmulo mortuorio se halla en la cabecera del “Mosaico de Cártama” en el panteón familiar de los Echevarrieta en el cementerio de Getxo.

2 comentarios:

  1. Es decir que es un mosaico romano robado a los malagueños.

    ResponderEliminar
  2. Quisiera saber si es posible visitarlo. Gracias

    ResponderEliminar