MEMORIAS DE GETXO

martes, 1 de septiembre de 2015

UNA APROXIMACIÓN AL NACIMIENTO DE LOS RASPAS DEL EMBARCADERO.



Sería muy pretencioso fijar la fecha del nacimiento de la “Sociedad Raspas del Embarcadero”. Probablemente fue, como todo, la consecuencia de la evolución de la actividad humana cerca del mar, de la competición resultante de ella. En aquellos días no se escribía con la precisión de datos, que ahora establecemos, como cronología de hechos. Los datos de entonces solo los aportaban los diarios de la época. Sirvan esos apuntes para acercarnos al surgimiento de la historia del remo en Areeta- Las Arenas.

El deporte náutico, las regatas de botes, traineras, yolas, balandros, outboards, llenaban las páginas de la prensa de principios del siglo XX. Ya desde 1930, su actividad adquirió gran intensidad, sobre todo, entre los años 1930-35. Dicho espectáculo no era extraño a nuestro municipio. Las regatas de vela estaban protagonizadas por el “Real Sporting Club” y el “Club Marítimo del Abra”. En las de botes participaban remeros de Las Arenas y Algorta. Siendo, en muchos casos, los marineros de los yates que había en Las Arenas, sus tripulantes.


Mientras que las regatas de bateles y traineras acercaban a los aficionados a diversos escenarios: Deusto, Castro y a nuestra Ría, con clubs veteranos de municipios vecinos de Santurtzi el “Santurce”, “Mamariga” y “Cabieces”. De Sestao el “Kaiku”, “Cebolla” y “Sin nombre”; de Barakaldo lo hacía el “Beurkotarra”; de Erandio y Lutxana el “Axpe” y el “Luchana”; de la Peña el “Peña”, de Deusto el “Ribera”; y el “Urazurrutia” de Bilbao. Ya en junio de 1934 se afirmaba: “...Deportívamente hablando, la temporada estival en Las Arenas, promete estar extraordinariamente animada...”.Curiosamente en aquellas regatas no participaba uno de los clubs señeros de la ria “Portugalete”, que si había participado en las de Septiembre de 1931.


Al comienzo de ese siglo (1930) unas de las regatas que atrajeron más aficionados a la Ría fueron las celebradas los días 17 y 21 de agosto. La Ría era un hervidero de actividad, las regatas de Outboards y cris-craf organizadas por la “Peña Motorista Bizkaia”, frente a la Universidad de Deusto, con motivo de las fiestas bilbainas, venían a complementar las de regatas de traineras de nuestra Ría. Y permítaseme la licencia, sólo por orgullo familiar, las de esos días tuvieron como protagonistas a dos embarcaciones portugalujas “Virgen de la Guia” y “San Roque”, la primera tripulada por Aurelio Llanos Leguina (mi aitite), en ambas bogaban sus hijos Valentín, Aurelio y Juan. Las mismas eran para preseleccionar la tripulación portugaluja para las regatas de septiembre. Resultó ganadora la primera.

Sin embargo, costaba encontrar referencias en dichas competiciones del club por excelencia “Muelleco”. La primera cita en la prensa deportiva a este club, se referirá al “Club de Remo Raspas” de Areeta-Las Arenas. Aparece el 3 de julio de 1934 en el diario bilbaino “Excelsius”. Dicho día en el apartado dedicado a la natación “Olitas”, firmado con el curioso pseudónimo “Resaca”, probablemente alegórico de la corriente de agua que nos arrastra mar adentro, este articulista hacía referencia a su comentario del 29 de junio, en las que hablaba de las instalaciones de dicho club y a la actividad relacionada con la natación: “...la Sociedad de Remo del Embarcadero”, antes Raspas del Embarcadero...”. El 7 de julio de 1934, dicha rotativa, recordaba que: “...la Sociedad Deportiva de Remo del Embarcadero está en plena ebullición... Se entrenan concienzudamente..., Van a triturar a quien tenga la osadía de ponérseles delante...”, aun se referían la natación como actividad de esta sociedad.


Y por fin el 14 de agosto de 1934 aparece en la prensa el nombre de los “Raspas del Embarcadero”. Se celebraron unas regatas en Algorta, en ambas resultaría vencedora la “Guisane” de Algorta, quedando en segundo lugar, ambos días “Raspas del Embarcadero”, la sociedad areatarra participó con dos embarcaciones al igual que la de Algorta. Los tiempos de aquella regata fueron:

Guisane” de Algorta: 11’ - 3”.
Raspas del Embarcadero” de Las Arenas: 11’- 20” -2-5.
Luchana”: 11’ - 40” - 1-5.
Angeles” de Algorta: 12’ - 31” -1-5.
Cabieces” de Santurtzi: 12’ - 14” - 1-5.
Ocho Hermanos” de Sestao: 13’ - 11”.
Raspas del Embarcadero” de Las Arenas: 13’ -40.


Pero la que acaparó más publico y espacio en la prensa bilbaína fue la del domingo 29 de julio de 1934. Ese día se celebró a las 11,30 de la mañana la regata de honor de bateles. El rotativo “La Tarde” del 30 de julio de 1934 decía sobre aquella competición: “...La de Las Arenas, que se corrió a las doce menos cuarto, correspondía a la de honor y en ella participaron los cuatro bateles que en mejor tiempo se clasificaron en la eliminatoria celebrada tres días antes en las mismas aguas, o sea Santurce, Luchana, Algorta y la Sociedad del Remo del Embarcadero, más conocida como Los Raspas del Embarcadero..., Los que más animados estaban eran los areneros, pues si se tenía en cuenta que era la primera vez que corrían, habían conseguido clasificarse en tan buen puesto, a juicio de ellos, ¿qué no harían cuando hubiesen disputado algunas más?...”.


Otro rotativo bilbaino, esta vez el “Euzkadi”, el 31 de julio, recogía en sus paginas aquella regata, y relataba: “...Una regata llena de interés, basado principalmente en las posibilidades de dos de sus embarcaciones, Algorta y Raspas del Embarcadero, nuevas en estas lides y que como piedra de toque tenían a su vera dos doctoradas en estas cosas, como lo son Santurtzi y Lutxana..., El muelle de Ondarreta, en su largo recorrido, se veía atestado de público..., La expectación, pues, era extraordinaria, y de ello pueden felicitarse los organizadores, junto con los señores Medina y Cantabrana, presidente y cronometrador oficial de nuestra Federación de Remo...”. En el relato de la misma decían: “...Por primera vez en la presente temporada participaron en esta regata dos tripulaciones Los Raspas del Embarcadero y Algorta, que aún tienen que entrenarse a fondo si quieren medirse con las demás embarcaciones..., Por esta vez, Algorta ha salido vencedora de Los Raspas; pero ponemos por delante que si éstos pierden mucho tiempo en las ciabogas, dan éstas más cerradas y mejor medidas, entonces habrá que fijar los ojos en estos muchachos..., Porque en línea recta sacan espuma a los remos y al batel. ¡ Lástima de ciabogas!...”.

El día 2 de septiembre de 1934 se celebraron regatas de bateles en Erandio, organizadas por el ayuntamiento y la Federación Bizkaina de Remo. Entre aquellos bateles aparecía el denominado “Cabieces” que estaba tripulado por los bogadores de la “Sociedad del Embarcadero de Las Arenas”, quedando en segundo lugar, a tan solo 4 segundos de la embacación “Ribera” de Deusto.


El domingo 23 de septiembre de 1934 se celebraba en la ria las regatas de traineras, la información aportada por el diario bilbaino “Excelsius” decía: “...en la primera tanda intervinieron: Pedreña por el lado de Portugalete; “Las Arenas” en la segunda baliza de salida; Algorta por la tercera y Santurce junto al muelle de Las Arenas, la embarcación areatarra llegó octava....”. El domingo siguiente 30 de septiembre, se celebró la segunda parte de la regata. La prensa decía: “...La pelea entre Peñacástillo, Pedreña, Algorta y Las Arenas fue disputadísima...”, la embarcación de Las Arenas volvió a quedar en el 8º puesto en el cómputo final, a 1’-38” de la vencedora Orio. El nombre con el que era conocida la embarcación muelleca era “Lareki”, y sus bogadores son los que figuran en la fotografía superior.

Lo que lleva a concluir que estas competiciones de 1934 se pueden considerar como las primeras en las que de manera oficial participó la Sociedad de remo “Raspas del Embarcadero”, con sus diferentes nombres en la época.




No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada