MEMORIAS DE GETXO

martes, 4 de agosto de 2015

VERANO DEL 2015, MIS PEQUEÑAS VACACIONES



Ya llega el momento del relajo, las fiestas, la playa, las rocas de los atardeceres sin prisa, viendo caer el sol en el horizonte, en ese momento mágico cuando brota el rayo verde.



Alguien me preguntaba cuál era mi rincón favorito, ¡Difícil de elegir! en un Getxo que tiene tantos lugares con encanto. Tampoco podría decir uno solo, dependiendo del momento. Al amanecer: el Contramuelle de Arriluze y el Castillo del Príncipe en la Galea, ver desde allí surgir los primeros rayos de sol, con esos tonos entre rojizos y dorados de un día que promete cielos azules.



Al atardecer, hay dos lugares que por recuerdos entrañables elegiría: la terraza del embarcadero de Areeta-Las Arenas ¡Mi pueblo!, la que está sobre la caseta de los Raspas y sentarse en un banco en “El Castillo”, sobre Arrigunaga, ambos lugares, a esa hora son especiales, tienen embrujo.



¡Y como no, mis fiestas!: en primer lugar las “Paellas de Aixerrota”. No me cansaré nunca de decir que es mi fiesta favorita. El txupín de Romo, ¡mi segundo Barrio! estallido de alegría. La bajada de San Ignazio y los Caracoles de Las Mercedes, en donde me encuentro con caras entrañables. Y frente a nosotros, las fiestas de Portugalete, la Guía y San Roque, con sus fuegos, que por cierto ¡Se ven mejor desde Areeta-Las Arenas!. También y cómo no, las de ese “extrarradio” de Getxo: Bilbao que con su Marijaia nos deleita el final de agosto.


Alguien me decía ¿Y nos sales fuera?, ¡pero, cómo marchar dejando todo esto sin disfrutar de la placidez de esos rincones!. Con estas reflexiones me despido hasta SEPTIEMBRE, que volveré con cosas nuevas.

¡ONDO PASA, Hay para elegir y no aburrirse!

No hay comentarios:

Publicar un comentario