MEMORIAS DE GETXO

jueves, 24 de septiembre de 2015

FIESTAS DE LAS MERCEDES A PRINCIPIOS DEL SIGLO DEL XX



Al acercarse la festividad de Las Mercedes, fiestas ya centenarias en el barrio de Areeta-Las Arenas, no quiero dejar en el olvido otras celebradas ya hace más de 100 años, y hacer un pequeño recorrido por ellas, para ver cómo se divertían nuestros antepasados sin dejar mencionar a las de este año.

Durante las mismas, y en diferentes épocas, podemos ver a continuación algunos de los actos festivos que se celebraban:

El día 24 de septiembre de 1903 transcurrió con diversos espectáculos; mientras que en la Plaza del Mercado se realizaba el juego de “Los Ciegos Inteligentes” dotado con 15 premios de 2 pesetas, a la vez se realizaba un concurso de dantzas vascas por parejas; un poco más tarde le llegaba el turno a los “Barrenadores” de piedra. Las barrenas eran de 20milímetros de boca; por la tarde, a las 16 horas, daba inicio la romería, y de 21 a 23 horas le tocaba el turno al baile. Todos los festejos fueron celebrados con la animación de la banda de música, los gaiteros de Etxarri Aranaz y los tamborileros. 



Más elitista, el “Club Marítimo del Abra”, se inclinaba por celebrar en sus instalaciones un concierto y bailables por la noche. El programa musical tuvo dos partes: la primera el concierto, se compuso de cinco piezas: la marcha “Unter dem Poppeladler” de Wagner (marcha referida a la doble águila del escudo de armas del imperio austro-húngaro). Le siguieron las obras “Serenade” de Gabriel Pierne; la meditación de la ópera “Thais de Massenet; la obra para piano de “fantasía de Don Giovanni” de Mozart; finalizando con el concierto para piano “segundo vals (op.56)” de Benjamin Godard. Al finalizar el mismo, el público asistente pudo disfrutar de bailables hasta bien entrada la noche.



En 1910 la celebración tuvo como elemento musical destacado la inauguración de un órgano que había sido costeado por varias familias del barrio. A la función religiosa acudió el Ayuntamiento en pleno, precedido de la Banda municipal. El concierto corrió a cargo de un coro de 40 voces de los orfeones de Bilbao, que cantó la Misa de Franck y el Credo de Gonnod, fueron dirigidos por el maestro Ansón y acompañados al órgano por el señor Anúcita; se distinguieron en los solos el tenor Sr. Ercilla y el bajo Sr. Arando. Al ofertorio sonó una composición del maestro Guridi. En la parte propiamente religiosa, la oración estuvo a cargo del presbítero Gillín.



Como se anunciaba en el pregón de 1926, también contaron las fiestas de Las Mercedes con campeonatos ciclistas organizados por el “Arenas Club”. En las que parte de su programa festivo se desarrollaba en el embarcadero, con cucaña y suelta de patos. El día 26 de septiembre, a las once menos cuarto de la mañana, se celebró un partido de “foot-ball” en el campo de “Ibaiondo” entre los equipos Real Unión de Irún y el Arenas. Por la tarde se celebraron dos regatas, una de traineras protagonizadas por la “Antiguako Ama” de Ondarroa y la “Juanita” de Sestao. El desafío tenía carácter, ya que generó un llamado “Canto a la Raza”, en el se decía refiriéndose a la ganadora Ondarroa: “...remeros de rojas camisetas, de busto erguido, en alto la mirada, los remos levantados, dirigiendo a la cumbre de Antigua y hacia Ondarroa su pensamiento y corazón..., en cuanto se conoce la noticia en Ondarroa ya no están, no, las calles desiertas y arrasadas: ya es torrente de vida y regocijo lo que por ellas rueda, grita y canta...”. La otra regata fue de yolas, en ella participaron el real Club Náutico de San Sebastian, Athletic de Bilbao y Real Sporting Club. En la regata de yolas resultó ganador el Real Club de San Sebastián.



Fiestas de Las Mercedes en Areeta-Las Arenas, celebración que ya desde 1929 contaba acompañamientos musicales a cargo de la Banda de Música de Getxo, y de algunos aficionados a los sonidos emanados de bellos pentagramas. Uno de esos músicos callejeros era Blas Reguera, probablemente, como muchos en la época, haciendo de la necesidad virtud, con su piano rodante, de aquellos de manubrio, se ganaba la vida. Y era por ello que solicitaba permiso para acompañar los actos festivos En su escrito decía: “...para poder acompañar, en los descansos a la citada Banda, comprometiéndome a tocar toques bailables y morales...”.

A uno siempre le ha movido la curiosidad saber qué tipo de toques podían ser considerados inmorales ya que desde la antigüedad así fueron tratadas algunas danzas, de las que ya en el siglo XVI se decía: “...danzas peligrosas y pecaminosas, particularmente si permiten el contacto físico entre hombres y mujeres de las clases bajas...”, al parecer esos ritmos no eran pecaminosos si quienes los realizaban eran las clases bendecidas por la diosa fortuna. En diversas épocas así fueron consideradas, como inmorales, danzas como “La Volta”, la “Danza del Cojín”, el “Vals”, “Can Can”, “Tango” y “Charlestón”, todas ellas tenían en común que permitían el contacto fisco entre hombres y mujeres. Por lo que cabe deducir que a nuestro convecino Reguera, las normas de “decencia” de esos años le obligaban a entonar solo bailes de corro y jotas.



Fiestas con sus bailes, que se celebraban en varios escenarios, en la “Plazuela de Las Arenas”, así era conocida la plaza del Puente hoy Bizkaiko Zubia Emparantza, y en la de Las Escuelas, también conocida como los Arcos. En ellas eran los acordeonistas y tamborileros quienes se encargaban de amenizar las romerías, que ya desde 1926 eran anunciadas en los programas festivos del 24 y 26 de septiembre en diversos escenarios festivos, los dos anteriores descritos y en la parte trasera de la iglesia de Las Mercedes, a su izquierda; y en el solar que se encuentra entre las calles Mayor, Barria y Areetako Etorbidea, allí junto al quiosco de la música de la calle Mayor en donde se colocaban las barracas.



En el presente, al igual que en los últimos años, la comisión de fiestas nos regala un sugerente programa festivo, que dará comienzo con un recuerdo para la tercera edad (lunch), seguido del Txupinazo y pregón que se leerá en la Plaza de Las Escuelas el día de comienzo de fiestas el 25 de septiembre a las 19 horas, al que seguirá una vistosa kalejira por todo el barrio. La programación para niños, el deporte rural, los talleres, la actuación de los grupos Berantzagi y Zasi Eskola, V Carrera Popular Puente Bizkaia, el inigualable mago Oliver y como no, el ya consolidado y esperado Concurso de Caracoles, llenarán el barrio de alegría y visitantes durante los días 25, 26 y 27 de septiembre.



Animo y a disfrutar !ONDO PASA!.



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada