MEMORIAS DE GETXO

lunes, 16 de febrero de 2015

GORA IÑAUTERIAK!, ¡ VIVA EL CARNAVAL!

ITXAS ARGIA (CARNAVALES 2013)


Gora Iñauteriak!, ¡Viva el carnaval! Ya está aquí como preludio de los días más sombríos de la cuaresma, la fiesta reina del invierno. Pero esta fiesta, cuyo origen habría que situarlo en Sumeria, llegó a Europa de la mano de marinos, fiesta que se celebraba en rituales báquicos y en las lupercales romanas, llega hasta nuestros días en medio de la algarabía de los colores, el desenfado y la crítica social.

2014 ALGORTA

Inunda nuestras calles y plazas en un grito de alegría, bajo mil nombres: “...Aratoztea, Emakundea, carnestolendas, Iñauteriak, Iñoteriak,...”. Siendo, como muchas tradiciones, colonizada por la iglesia, precisamente otra de sus formas “carnaval” (carnes toleraras, o tolendas), la fiesta de la carne, que viene del latín “carnis levare(quitar la carne). Referida a la prohibición de la religión católica de consumir carne durante los cuarenta días de la cuaresma. Manifestación colectiva ritualizada caracterizada por su escasa verbalización y cargada de simbolismo.

2014 ALGORTA

Fiesta ligada a los excesos (bebida y comida) son múltiples las estrofas que en los diferentes idiomas habla de ello. Algunas de las recogidas en el “Cancionero de Popular Vasco” de D. Resurrección Maria de Azkue, nos hablan de estos festines durante los días de carnaval. En una de las estrofas de “Ihauteriak Húlantzen” de Domingo Detxart de Salazar nos dice :

...Ihauteriak hülantzen, Maltesak orhitzen,
xera baten egitera dirade habiatzen,
Salazar harmatürik ihizira yoaiten,
zoria da egiten...,...lau lagunekin gero doban yalia
lai zer apetitial...”
...Se acercan los carnavales, los malteses se acuerdan,
empiezan a hacer un banquete,
Salazar armado se fué a cazar,
hizo suerte...,...con cuatro compañeros
lo devoró en salsa


¡Oh qué apetito!...”.

2014 ALGORTA

De la pelea entre don Carnaval y doña Cuaresma nos hablaba el Arcipreste de Hita, de ese tiempo de mortificaciones y penitencia, impuesto por la iglesia, que solo previo pago (la bula), quienes podían, solían sortear:

...Estaba don Carnaval ricamente instalado
en mesa bien provista, sobre opulento estrado;
.,...todos los manjares estaba bien colmado.
Cuando vino la noche...,...cuando todos tenían
la talega bien llena...,...hacia la media noche,
en medio de las salsas, entró doña Cuaresma
,...los gallos batieron sus alas;
a don carnaval llegaron estas noticias malas...”.
Y profiriendo toda suerte de desafíos siguió don carnaval:
...De nos don carnaval fuerte...,... a ti Cuaresma flaca,
y sarnosa...,...como ladrón viniste, por la noche,
,...no nos impedirá ni castillo ni muro
que cojamos el pellejo maduro...”.

2014 ALGORTA



Las comparsas, o simplemente las gentes disfrazadas, realizaban critica social de lo acontecido durante el año, mediante jocosas, y a veces, ácidas sátiras contra el poder establecido y acontecimientos de los barrios. La impostura de la identidad como expresión del desorden y el caos, el mundo al revés, que prevé la llegada de días oscuros, antes, de obligado cumplimiento. Quizá una expresión, no carente de prejuicios, de esta fiesta la publicaba en 1882 un diario donostiarra: “...el carnaval viene todos los años a demostrar con la careta...,...lo terrible que sería la verdad si imperase en el mundo...”.

2014 ALGORTA

Carnavales que ya desde los tiempos de la Dictadura de Primo de Rivera (1923), fueron perseguidos con la prohibición del uso de las mascaras. Y no recuperaran su plenitud hasta el final de la dictadura franquista. Este es uno de los motivos por lo que es difícil encontrar rastros cercanos de esa tradición en nuestro Pueblo. Pero sufriendo un cambio respecto de la esencia del carnaval, antes todo salía del mundo rural, nadie sabía lo que iba a salir. Deja de su carácter anárquico, espontaneo, pasando a ser organizado, cada cuadrilla, niños o adultos, representan personajes similares, cada grupo uno diferente. Mientras viene viniendo, ese tiempo gris de la ceniza, de la tradición católica, que nos dejara esos largos cuarenta días, antes, de silencios ayunos y abstinencias.

2015 ALGORTA

Y a pesar de ello, todos los años, vestidos con ropajes alegóricos, de tonsurados prelados, reyes y villanos; caldereros y zíngaras; iñudes y artzaiak; carnavales multiculturales; grandes y pequeños desfilan por las calles de Getxo en medio de una gran algarabía. Las caras unas cubiertas con mascaras, muchas descubiertas, las de los niños desinhibidas, alegres bulliciosas, expresan la alegría del carnaval. Las de los adultos convertidos en niños, cualquier disfraz es bueno, libres del rigor y etiquetas diarias, manifiestan a veces con su seriedad la emoción del momento. 

2014 ITXAS ARGIA



Por eso, como si fuera la expresión de Asmodeo: “...el mundo todo es máscaras, todo el año es carnaval...”, esperaremos pacientes la llegada de los próximos, para renovar el desenfreno festivo, mientras descubrimos lo que interpretan las mascaras diarias. 


2015 ALGORTA

No hay comentarios:

Publicar un comentario