MEMORIAS DE GETXO

lunes, 9 de enero de 2012

PACO ( EL CARTERO DE LAS ARENAS)

Hace algunos años hasta los perros conocian a los carteros e incluso establecian cierta empatia con ellos, eran como un amigo de la casa, los caninos avisaban a los dueños de las casas de la presencia del cartero.
El cartero siempre hacia el mismo camino, y hasta los perros distinguian su olor familiar, incluso s eponian tristes cuando, ese dia, no entraban en finca agena.

Con sus voluminosas carteras de cuero colgando de los hombros recorrian grandes distancias, no era un trabajo facil, daba lo mismo que lloviera, nevara o hiciera frio, el cartero siempre estaba listo para la entrega.
 
El servicio de correos parece ser a finales del siglo XIX presentaba algunos problemas de funcionamiento, en toda la linea, en el caso de Leioa eran mas evidentes, en 1887, el administrador general de Correos tuvo que ordenar al cartero que pasase por Las Arenas a recoger la correspondencia todos los días a la salida y llegada del tren. Aún así, parece que no se solucionó el asunto, ya que al año siguiente, era la propia Compañía del ferrocarril de Bilbao a Las Arenas quien presentaba una queja contra la encargada de la correspondencia, Marcelina Bilbao, "que tiene la mala costumbre de presentarse en el Depósito de máquinas comprometiendo a los empleados".


La entrada a la estación por estas dependencia estaba prohibida y la cartera tenía que recoger la correspondencia en el vestíbulo, pero no respetaba esta norma. A causa de su incompetencia, los empleados del ferrocarril fueron reprendidos severamente y castigados con una multa.

No obstante estos problemas con el paso del tiempo se fueron reconduciendo y el servicio empezó a funcionar, relativamente bien.

Francisco Perez San Juan (Paco el cartero) fue uno de esos trabajadores que contribuyeron a mejorar el servicio, fue uno de los carteros que en de Las Arenas se recuerdan con cariño, un trabajador de correos que en los años 50 distribuyo, junto a otros compañeros de profesión, múltiples noticias, unas buenas y otras no tanto, por todo el perímetro del barrio, sorteando muchas veces el ataque de perros y dueños, siempre con una sonrisa.

                En la foto aparecen de izquierda a derecha Fincias, Valentin,
           Antonio “el andaluz” y Paco (Todos ellos carteros de Las Arenas)

Nació en Las Arenas el 1 de Abril de 1919 y falleció en 1997, pero a pesar del paso del tiempo sigue siendo recordado por sus vecinos.

Solían decirle algunas clientas “Paco pero con lo feo que eres como puedes tener unos hijos tan guapos” y Pako con gran salero les solía contestar “Es que no los hago con la cara”.

Paco también trabajo de barman en el café Recreo de Las Arenas, sus padres tenían el alquiler del local y el solía ayudarles, ademas de complementar, su escaso sueldo en la época, con su trabajo en el ese emblemático sitio, muchos le recordaran con su chaquetilla blanca y su bigotillo recortado, bajo una nariz prominente.

Cuando sus padres dejaron el bar, Paco cogió el local, y con la ayuda de sus hijos trabajo en el Recreo, pidió una excedencia de dos o tres años años, para hacer frente al mismo, y al finalizar volvió a su profesión de cartero hasta su jubilación.

No hay comentarios:

Publicar un comentario