MEMORIAS DE GETXO

domingo, 28 de octubre de 2018

LA PLAYA Y EL MURO DE DEFENSA DEL MUELLE DE LAS ARENAS -I-


La Playa y el Muro de defensa del muelle de Las Arenas es un problema que surge a finales del Siglo XIX, cuando las manos del hombre comienzan a transformar lo que antes fueron unas marismas y arenales de dunas salvajes. Este trabajo nace por una pregunta que me hizo una amiga de Las Arenas al visualizar una fotografía. Ella me decía que era una pena que no hubiera fotografías de la zona, de cuando se hizo la obra. A pesar de que las tomas son escasas, entre los documentos relativos a la obra y las fotografías existentes, podremos hacernos una idea de lo que motivó la desaparición de la Gran Playa de Las Arenas y la construcción de aquel enorme muro de contención.

Este trabajo tendrá tres capítulos. En él incluiré lo que he encontrado en archivos y hemerotecas.

En primer lugar, quiero decir que ya desde el lejano Siglo XIV (1300), cuando el río Nervión no estaba encauzado y sus aguas anegaban en las pleamares la vegas adyacentes, entre ellas las marisma de Las Arenas, procedentes de ellas y arrastradas por las marejadas, se iban acumulando grandes masas de tierra y grava, que eran depositadas en la barra exterior de la Ría, disminuyendo su calado y formando un brazo en las marismas de Las Arenas y Sestao. Esta situación ya era contemplaba en un plano de 1781. Pero no iba a ser hasta entrado el Siglo XIX, cuando se iban a realizar los primeros estudios, siendo los responsables de los mismos Guiot de Beaugrant (Ingeniero Hidráulico) y Juan de Garita (Maestro Cantero), quienes iniciaron los primeros trabajos sobre la situación de la ría y quienes diagnosticaron que: “...«El río de Gresalzu (hoy Gobela), era uno de los principales fenómenos en provocar el enterramiento de la barra, debido a las grandes cantidades de arena que sus aguas llevaban en suspensión»...” Este rio, hoy encauzado, vertía sus agua en la esquina de la Playa Balanar (La Bola). El cambio del trazado del río Gresalzu (Gobela), que se proyecto en 1558, era el mismo que se había pensado realizar en 1502 y que no llegó a ejecutarse entonces.

En 1511 se opto como solución para mejorar el calado la compra de unas boyas flotantes, similares a las que existían en Flandes, consiguiendo en la bajamar viva un calado de 18 pies, el triple de lo que tenía anteriormente.


Muchas fueron las obras que se iban a realizar en nuestro pueblo: para 1558 ya estaba construido en Las Arenas un muelle de 778 metros de longitud; en esa misma época se desviaba el río Gobela, debido a los estudios realizados por los maestros Vallejo (cantero) y Juan del Erasmo; entre 1558-1651 se prohibía el deslastre en toda la margen derecha hasta Algorta que, como consecuencia del mismo, se formó la Mojijonera. Entre 1821-1833 se reconstruían los muelles arruinados de Las Arenas y Portugalete. En 1871 por encargo de la Junta de Comercio, el Ingeniero Pablo Azaola realizaba un proyecto para la mejora de la barra, dentro del cual estaba la prolongación de los muelles de Las Arenas y Portugalete, proyecto que fue aprobado por Real Orden el 19 de noviembre de 1872.

A partir de 1877, con la constitución de la Junta de Obras del Puerto, se iban a realizar obras que terminarían por modificar una de las playas, de la cual se decía: “...«Es la más bella del Cantábrico»...” Se trataba de la gran playa de Las Arenas, que iba a quedar resumida a su tamaño actual (antes llegaba hasta la Playa Balanar “La Bola”), y que haría necesaria la construcción de un muro de defensa a lo largo de ella.

Del motivo de la creación del muro de defensa desde Churruca a “Balanar” en la Playa de Las Arenas, de sus defensas y escolleras, ya se hablaba en 1898, cuando se decía en la “Revista de Obras Publicas”: “...«La escollera, que con carácter provisional se ha ido poniendo en la Playa de Las Arenas, desde donde partirá el muro y explanada de acceso al contra muelle, se realizará con objeto de defender la carretera que va desde Las Arenas a Algorta, que corre el riesgo de ser destruida por el mar»...”

En segundo lugar, comentar los estudios comparativos que se hicieron, sobre la influencia del mar en la zona. De los planos de 1731 y estudios posteriores se llegaba a la conclusión de que: “...«De los mismos se deduce cierta tendencia de retroceso de la playa de Las Arenas, especialmente en su mitad más próxima a Algorta, que gradualmente ha ido siendo invadida por el mar. El motivo de dicho retroceso se debe a que las corrientes de marea arrastran las arenas hacia la embocadura e interior de la ría, ya que los vientos las llevan al interior, empobreciendo la playa, que en dicha zona queda en su mayor parte formada por detritus de conchas. Esa tendencia se acentuó notablemente a partir de principios de 1895, con motivo de la construcción del muro del contramuelle, por lo que hubo que ordenar al contratista de la obras, que a lo largo de la zona socavada de la dunas que limitan la paya hasta el pie de la carretera, se hiciera una escollera para defender la carretera»...”

En un informe sobre el Proyecto de mejora de la Barra, de Evaristo de Churruca de 1883, en el que ya se contemplaban las posibles modificaciones que se iban a producir en nuestra playa, se decía: “...No dudamos que en un principio se obtendrán buenos resultados prolongando el muelle de la derecha; pero esto, alteraría el régimen de la playa de Las Arenas...”


A pesar de lo cual las socavaciones continuaron, contribuyendo a ello los dragados en el interior de la ría, por lo que el flujo de las mareas arrastraban hacía la embocadura y el interior de la ría las arenas, que las olas ponían en suspensión al romper en la playa y ya no volvían a su lugar de origen. Al finalizar el Siglo XIX, Getxo y su espacio urbano empezaron a ver grandes cambios en toda su urbe. Mientras que en 1879 era definida por la prensa cómo: “...Una playa de nombradía análoga a las de Etretat y Dieppe (Normandia), playa de una reputación merecida, larga de 1600 metros...” En 1894, la construcción del Puerto exterior del Abra, ocasionó un cambio en las corrientes del Abra, que sin lugar a dudas motivo la desaparición de la gran playa de Las Arenas.

Otra de las grandes transformaciones de Las Arenas fue la construcción del mencionado muro de defensa a lo largo de toda la playa, el cual, cómo decía anteriormente, iba desde Churruca a la playa Balanar (La Bola). El proyecto se elevó a la Dirección General de Obras Públicas en octubre de 1898 y se aprobó, con algunas prescripciones, por real Orden el 24 de abril de 1899, con un presupuesto de 542.759, 52 pesetas. Ese muro de 1,7 kilómetros aproximadamente, era descrito en una revista de Obras Publicas de 1898 de la siguiente manera: “...«El proyecto comprende la construcción de un muro de defensa en toda la longitud de la playa, desde la playa de Las Arenas hasta la Avanzada de Algorta, en el cual se apoya una carretera o camino de servicio. La longitud de esta obra es de 1.493 metros, en ella están distribuidas, cada 100 metros, 12 escalinatas y 3 rampas, una de ellas doble»…”

En la próxima entrada veremos la presentación del proyecto y otras incidencias del mismo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario