MEMORIAS DE GETXO

jueves, 22 de septiembre de 2016

LA FESTIVIDAD DE LAS MERCEDES



Desde que en 1860 se prepararan los primeros planes de urbanización de la entonces llamada “Nueva Población de Baños de Lamiaco”, que abarcaba las que iban a ser más tarde las zonas residenciales de Lamiaco y Las Arenas, no es descartable que a medida que el barrio comenzó a crecer en 1868, y más tarde a consecuencia del crecimiento que entre 1880 y 1890 se produjo en aquel que iba a ser núcleo residencial de la burguesía bilbaina, proliferando servicios de ocio, balnearios, cafés, casino, hoteles y la creación de la iglesia de “Las Mercedes” en julio de 1887, se celebrara el día de la Patrona con animadas fiestas.

El día 24 de septiembre de 1903 transcurrió con diversos espectáculos; mientras que en la Plaza del Mercado se realizaba el juego de “Los Ciegos Inteligentes” dotado con 15 premios de 2 pesetas, a la vez se realizaba un concurso de dantzas vascas por parejas; un poco más tarde le llegaba el turno a los “Barrenadores” de piedra. Las barrenas eran de 20milímetros de boca; por la tarde, a las 16 horas, daba inicio la romería, y de 21 a 23 horas le tocaba el turno al baile. Todos los festejos fueron celebrados con la alegría de la banda de música los gaiteros de Etxarri Aranaz y los tamborileros.

De forma oficial lo harán en un programa de fiestas impreso en 1907 en el se recogían unas humildes fiestas, ya que las mismas solamente contaron con la consabida misa mayor en la iglesia de Las Mercedes, precedida de un pasacalles de los tamborileros, seguidos de juegos para los más pequeños, finalizando con romería y baile en la Plaza del Puente.


Pero no serán recogidas por la prensa bilbaina hasta el domingo 25 de septiembre de 1910.El Noticiero Bilbaino”, en la columna “De Bilbao al Abra”. Como escribía la prensa las fiestas se celebran con una“Normalidad vigilada” tras las luchas mantenidas entre los obreros, mineros y los patronos. Se acababan de: “...restablecen las garantías constitucionales en Vizcaya, suspendidas el día primero del corriente mes. La suspensión ha durado veintidós días...” Y lo hacían con la Inauguración del órgano de la iglesia según testifica la prensa: “...En la iglesia de las Mercedes, de Las Arenas, se inauguró ayer con motivo de la festividad del día, un órgano recientemente instalado, costeado por varias familias del populoso barrio...” A la función religiosa acudió el Ayuntamiento en Corporación, precedido de la Banda municipal, en el que intervino un coro de 40 voces de los orfeones de Bilbao, cantó la Misa de Franck y el Credo de Gounod, estuvieron dirigidos por el maestro Ansón y acompañados al órgano por el Sr. Anúcita.

En 1925 volvían a aparecer las fiestas en un programa de Getxo, comenzando el jueves día 24 de septiembre (Las Mercedes) con la consabida misa mayor con asistencia del pleno municipal, seguida de un campeonato ciclista organizado por el “Arenas Club”. Completaban los actos festivos del día con festejos populares y el concierto ofrecido por la banda municipal y tamborileros en la “Plazuela” (Plaza del Puente), que por la tarde noche amenizaban la romería. El domingo día 27 era la repetición de la festividad, con un programa que contenía cucaña, fuga de patos, romería al igual que el día anterior, pero lo que movió a muchísimos bilbaínos hacía nuestro pueblo fueron las regatas que se celebraban en la ría, entre Las Arenas y Portugalete, regata no exenta de polémica por la rivalidad entre los pueblos participantes, que acabó con la victoria de la tripulación de Ondarroa, seguidos de Sestao y Santoña .


Volverán a aparecer en anunciadas, por el mismo diario, el 25 de septiembre de 1926. Dentro del programa festivo se incluía: El día 24, festividad de Las Mercedes, por la mañana con un concierto ofrecido por la Banda Municipal en la Plaza del Puente y por la tarde con romerías que se celebraron de 16 a 20 horas, y desde las 22 hasta la una de la madrugada. En ellas intervinieron la Banda Municipal, tamborileros y pianos de manubrio. Siguieron al día siguiente con romerías por la noche. Repitiéndose la celebración el día 26 con un partido de “Foot-ball” en el campo de Ibaiondo, que enfrento al Real Unión de Irún con el Arenas Club. Le siguieron unas regatas de Yolas en las que tomaron parte el Club Náutico do San Sebastián, el Athletic de Bilbao y el Real Sporting Club, finalizando por la noche con la quema de fuegos de artificio.

En 1928 volvían al papel prensa las fiestas de “Las Mercedes”, y lo hacían como fiesta local, ya que el propio Ayuntamiento cerraba por ese día sus puertas. Se iniciaban con la consabida misa mayor y continuaban en la “Plazuela” de Las Arenas (Puente), para entonces ya rebautizada como “Plaza Alfonso XIII”, y por la calle Mayor, con diversos juegos infantiles. Al mediodía intervenía la Banda Municipal en la mencionada plaza; por la tarde le llegaba el turno a la romería, que era amenizada por lo Banda, txistutaris y organillos. En aquellas fiestas no podían faltar los amigos de los ajeno a quien la policía local puso a buen recaudo.


En 1930, como preludio de las fiestas, el párroco de la iglesia de Las Mercedes del barrio de Las Arenas Sr. Escauriaza, visitaba al alcalde en funciones Sr. Eguía la víspera, para invitar al Ayuntamiento a la celebración parroquial el miércoles día 24 de septiembre. Decía el diario “Euzkadi” del 25 de septiembre: “...La celebración corrió a cargo del titular parroquial Dn. Manuel de Eskauriaza, asistido de Dn. José de Eskauriaza diácono y de Dn. Ricardo de Ibarra subdiácono...” A continuación, en la plazoleta que se extendía ante la iglesia, actuó el grupo de dantzaris de Las Arenas. A mediodía, la Banda municipal, dio un concierto en la plaza de “Alfonso XIII”, por la tarde y por la noche se celebró en el mismo punto la tradicional romería de Las Mercedes. Mientras desde el Arenal bilbaino salían remolcadores de la casa Sota y Aznar para presenciar las regatas, el precio del pasaje era: el billete de puente 3,50 pesetas y el de cubierta 2.50 pesetas. Entre tanto se aprovechaba la festividad para dar inicio a la inauguración de la temporada artística de la “Casa Social” y se celebraba en Igeretxe (Algorta), una verbena benéfica a beneficio de “Santo Hospital Asilo” de Getxo, pero esto es cosa de otra entrada.

En 1931 se repetían las romerías y fiestas, solamente que la plaza había sido rebautizada. Ahora se llamaba “Plaza de Sabino Arana” y las oficinas municipales volvían a cerrar sus puertas. Solo 45 años ante la Compañía del Ferrocarril de Bilbao a Las Arenas había terminado de montar en sus almacenes de Axpe tres hermosas locomotoras que llevarían los nombres de “Aurrera”, “Luchana” y “Arenas”.


Este año nuevamente, con esta “Comisión de Fiestas” !que tan bien los sabe hacer!, disfrutaremos nuevamente de las actuaciones de “Berantzagi”; los peques se deleitarán en la Plaza de las Escuelas con el “Mago Oliver” y otras atracciones, que a lo largo de la calle Mayor, harán las delicias de esos pequeños revoltosos !Quién no lo fue!. Volveremos a ver caras amigas en el ya clásico “Concurso Gastronómico de Caracoles”, entre las calles Amistad y Maria Cristina, con sukaldaris como “Txato” Sellan, Jesús Muro, Txori Albizu, Javi Larra y tantos otros a quienes no quiero olvidar, pero cuyos nombres ahora no llegan a mi memoria, !Zorionak! a todos! por ser capaces de convertir un molusco de pie carnoso moqueante en una delicia gastronómica. Lo que me lleva a la conclusión de que !Getxo es increíblemente divertido! y merece ser visitado ! No os lo perdáis!.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada