MEMORIAS DE GETXO

lunes, 12 de septiembre de 2016

ITURRIETA Y/O MANTEQUENA


Iturrieta y/o Mantequena, ¿dos edificaciones de Algorta o un lugar del pueblo?. Lugares que los mayores de Algorta habrán oído pronunciar en algún momento. ¿Dónde estaban, qué eran, a quién pertenecieron, qué se decía de ellas? A todas esta preguntas trataré de responder a lo largo de esta entrada.

Ya desde antiguo, el 10 de agosto de 1828, se hablaba de ellas en el contexto del suministro de agua a la población de Algorta. Se trataba de la reparación de las fuentes de dicho barrio, entre ellas las de “Iturrieta”, que en la fotografía superior podemos ver, estaba situada frente a la Plaza de la Constitución (hoy San Nikolas). El Corregidor del “Noble Señorío de Vizcaya” daba a conocer una providencia por la que el Ayuntamiento había de reponer, entre las fuentes de “Iturrieta” y “Elorria”, la que se designara, se decía en aquel decreto, que siempre comenzaba con la frase protocolaria de: “...Trata en razón...” refiriéndose al acuerdo adoptado, que en este caso decía: “...con la calidad (condición) de los demás vecinos de aquellos barrios, no podrán de hacer uso mientras no acompañen a la contribución, a menos que no sean indigentes y transeúntes del camino...” Sin embargo aducía el consistorio: “...que la Comunidad no tiene fondos bastantes para reponer las fuentes actuales...” por ello establecían que fueran los propios vecinos que las demandaban quienes corrieran con los gastos. Se establecía que los afectados eran los de: “...la demarcación desde la ermita de San Martín hasta el termino de Gobelas repongan otras dos fuentes y las de Arrigunaga e Iturribarri...” Para lo cual establecieron una contribución proporcional a las propiedades de cada vecino.


Al parecer, de esa fuente derivó uno de los términos mencionados al principio de este escrito. Presumiblemente, el caserío que ocupó el espacio, de la que más tarde tomaría nombre la casa “Iturrieta”, fue una propiedad de Juan Bautista de Zalduondo Careaga.

El 12 de noviembre de1854 lo hacían sobre una edificación ya existente. Dicha edificación era un viejo caserío con cuadras para el ganado, que recibía el de nombre “Iturrieta”. Quien firmaba la solicitud para realizar las obras era su propietario Juan Bautista de Zalduondo. Aclaraba el consistorio getxotarra en su negativa a la autorización de las mismas, que la edificación daba: “...en su parte zaguera a la llamada Campa de Mugica...” Por lo que no autorizaban las obras, debido a que el Ayuntamiento proyectaba realizar en aquella zona obras, ya que al efectuar las mismas, la hoy llamada Plaza de San Nikolas, vería reducido su espacio: “...los feligreses de San Nicolas de Bari tratan de adquirir en compra parte de la heredad contigua a la mencionada campa para que la iglesia nueva en proyecto tenga la correspondiente capacidad y desahogo en su alrededor...” La zona mencionada daba a las actuales escalinatas de la plaza, y estaba situada entre las mismas y la posterior edificación de la actual casa de los Aldecoa, edificación que como veremos a continuación fue obra de otro Zalduondo.

En octubre de 1867 se acordaba la ejecución del camino que se dirigía desde: “...Mantequena hasta la ermita del Angel de Getxo, pasando frente a la campa de Mugica Aurrecoa, para seguir tras la iglesia por el antiguo camino de carros....”


Iturrieta” y “Mantequena” eran términos utilizados con frecuencia en los libros de decretos del consistorio getxotarra. En el primero de ellos existió una fuente que daba lugar a dicho nombre. El 20 de junio de 1870 se decía en las actas de la sesión ordinaria celebrada en dicha fecha: “...Se hizo presente que el camino peatil desde el termino llamado Iturrietas o Mantequena hasta la puerta del jardín de Telleche se halla en muy mal estado, desecho y descompuesto por completo, siendo dicho camino el del centro del pueblo..., que entronque con el que se dirige a la iglesia de Santa Maria...” Se referían a la calle Telletxe en la esquina de la casa jardín de D. Juan Antonio de Cortina. Las obras salían a remate en octubre de aquel año, y las realizó D. Martin de Berasaluze.

Los permisos para realizar esta edificación se solicitaron el 26 de septiembre de 1889, lo realizó, como decía anteriormente, Eustasio Zalduondo Zalduondo natural de Getxo, hijo de Juan Bautista Zalduondo Careaga y de Josefa Ramona Zalduondo Goicoechea . El escrito decía: “...propietario de un terreno que confina con la plaza en el punto denominado “Mantequena” del barrio de Algorta, deseando construir una casa de nueva planta...” El consistorio de Getxo respondía el 2 de octubre de 1889 concediendo el permiso de construcción, en el decía: “...se puede conceder a D. Eustasio Zalduondo lo que solicita para que pueda construir una casa..., en un terreno de su propiedad que confina con la plaza del barrio de Algorta denominado “Mantequena”...” Adjuntaba el plano que aparece en la fotografía superior. Eran los tiempos en que la Avenida Basagoiti se denominaba calle Mayor.

El mismo mes de septiembre de 1889 era D. Manuel Valle quien solicitaba permiso para levantar una casa en un terreno de su propiedad, esta vez se trataba de la conocida como “Iturrieta”, llamada más tarde como la casa de “Patxikin Aldecoa” En aquella solicitud se adjuntaba el plano de dicha casa, el cual se puede ver abajo de estas líneas.


Precisamente el 24 de septiembre de 1870 el consistorio de Getxo, bajo la presidencia de su segundo alcalde D. Domingo de Arteta, trataba asuntos relacionados con obras públicas en Algorta, entre las que se encontraba: “...el camino peatil de herradura desde “Iturrieta” hasta la puerta del jardín de “Telletxe”...” El anuncio para el remate de las mismas se realizaba efectuarlo para el día 6 de noviembre de dicho año. Que quedaba finalmente adjudicado a D. Martin de Berasaluze. Las casas “Iturrieta” y “Mantequena” estaban tan solo separadas por el huerto de Eustasio Zalduondo, que más tarde sería expropiado para dar paso a la bajada de Aretxondo.

En febrero de 1891 empezaba a urbanizarse, con aceras, la carretera que une el punto denominado “Mantequena” con la casa denominada “La Cadena”, en el antiguo cruce del paso a nivel de Algorta. Se decía en el escrito elaborado por D. Jose de Abarrategui secretario del Ayuntamiento Constitucional de Getxo”, del 15 de febrero de 1891 que: “...teniendo en cuenta el paso peatil intransitable que suele haber las veces que llueve en la carretera provincial que se dirige a Plencia, en el trayecto desde la revuelta del punto de Mantequena hasta cerca de la casa llamada La Cadena en Algorta, en cuyo trayecto se hallan bastantes casas habitadas..., acordó el arquitecto municipal D. Eladio Iturria, se forme un proyecto para la colocación de aceras de piedra dura en las dos orillas de la carretera...” Eran los tiempos de la alcaldía de D. Eladio Sustacha. La carretera iba desde la casa “Mantequena” hasta “La Cadena”, lugar en el que había proyectado la construcción de un hospital, ya que en el presupuesto de aquella obra, en su articulo Nº 1 se decía: “...para construir una acera de losa, en la carretera de Bilbao a Plencia en el trayecto comprendido entre el punto “Mantequena” y el solar destinado a la construcción del Hospital en el punto La Cadena...” Aquella obra supuso un coste de 1.319,08 pesetas para las arcas municipales y fueron ejecutadas por el contratista de obras D. Francisco Elorriaga, su terminación tuvo lugar el 3 de diciembre de 1891.


En agosto de 1908 Eustasio Zalduondo solicitaba del Ayuntamiento la autorización para edificar una casa de nueva planta sobre la de su propiedad “Mantequena”, planos de situación que podemos ver sobre estas líneas. Estaba dicha edificación en la ya, entonces Avenida Basagoiti, frente a la bajada de Aretxondo. Las casas “Iturrieta” y “Mantequena” estaban tan solo separadas por el huerto de Eustasio Zalduondo, que más tarde sería expropiado para dar paso a la bajada de Aretxondo.

Así que ya tenemos los dos términos, que no dejan de ser casi uno solo, “Iturrieta” (la casa) de Patxikin Aldecoa y “Mantequena”, también llamada “Iturriza-nueva”, conocida como la casa de los espejos, ambas se hallaban emplazadas en una zona conocida por el nombre “Mantequena”.


Todos los datos de esta entrada están sacados de los expedientes del Archivo Municipal de Getxo: Código 1.1.1.5 Signatura 4657-8; Código 2.6.2.10 Signatura 4582-6; Código 2.5.3.5 Signatura 4545-28 y del Libro de Decretos Código 2.2.2.10 Signatura 4582-6.



1 comentario:

  1. Hola Karla soy José Luis
    Me parece un gran trabajo y me ha gustado mucho
    Un abrazo

    ResponderEliminar