MEMORIAS DE GETXO

lunes, 9 de mayo de 2016

LA BAJADA DE ARRIGUNAGA Y LA PLAYA DE AREATXU



Los años 1866-1868 fueron para Getxo el comienzo de una intensa actividad urbanizadora. Se trabajaba en crear nuevos caminos peatonales, plazas y fuentes. Una de esas obras para acceder a una de nuestras playas nos sirve para conocer el nombre que se utilizaba para denominar a uno de los rincones preferidos por muchos vecinos de Algorta y Getxo (Andra Mari), la “Playa de Areatxu” (Arrigunaga en una de sus zonas).

Según lo recogido en el libro de decretos de 1866-1868, el día 30 de abril de 1867 se daba lectura en un pleno del escrito remitido por varios vecinos, solicitando por las razones que exponían en el mismo, la ejecución de un camino para bajar a la “Playa de Areachu”. El pleno facultó al segundo teniente de Alcalde D. Martín Berreteaga y al regidor D. Francisco Sarria para visitar el terreno y presentar un presupuesto para que el consistorio pudiera tomar una decisión.



Para poder acometer esa y otras obras, se solicitó la ayuda de varios vecinos con economías saneadas. El 30 de septiembre de 1867 se reunía el pleno municipal junto a varios de esos bienhechores, los cuales lo hacían bajo la figura de vecinos asociados. Aquella convocatoria se hacía de acuerdo con lo establecido en la ley de desamortización: “...el alcalde, previa deliberación del ayuntamiento con un número igual de los mayores contribuyentes de los pueblos pueden invertir..., en obras de utilidad común...” Entre los convocados se encontraban: Juan Antonio de Zubiaga, José Antonio de Cortina, Victoriano Sarria, Luciano Alday, Juan Ramón Cortina, Pedro Goicoechea, Jose Ramón Menchaca, Juan Ignacio de Sarria, Antonio Arrigunaga, Miguel Eguia Villavaso, Ignacio Meñaca, León Aguirre, Cipriano Urquiola, Juan Bautista Cortina Piñaga, Juan Antonio Menchaca, Juan Ramón Mugica, Santiago Zubiaguirre, Juan Bautista Zalduondo, Jose Ramón Ibarra, Andres Cortina Arana, Juan Antonio Goñia, Juan Ramón Aldecoa, Juan Antonio Basagoiti y Juan Bautista Basagoiti.



Dentro de las obras que se pensaban realizar en octubre de 1867, se encontraban las siguientes: Un camino para carruajes desde “Mantequena” (que se hallaba próxima a San Nikolas), hasta la taberna del Ángel de Getxo, el cual pasaba frente a “Mujica Aurrecoa”, por detrás de la Iglesia nueva (San Nikolas). Una fuente en Satistegi. El lavadero y fuente de Aretxondo, la reparación de la Plaza de San Nikolas, nueva plazuela frente a “Jardingana”, la reparación de las escaleras de la iglesia vieja de San Nikolas; Una plazuela en la Avanzada y reparación de la de “Alangüetas”. La reparación de todas las fuentes del municipio. Un camino de veinticuatro pies de ancho que iba desde las inmediaciones de la casa “Jauregui” hasta el faro de la Galea. Dentro de la obra del camino para carruajes desde “Mantaquena” hasta la taberna del Ángel de Getxo se contemplaba realizar un ramal hasta la playa de “Areachu” (al referirse a esta playa, lo hacían denominando así a la zona izquierda, junto a Abasota, de la playa de Arrigunaga). Ya en 1853 en un expediente municipal se hablaba de: “...de un terreno común en el termino de Areachugana...”, lugar que se encontraba sobre dicha playa.



Hasta aquí una pequeña referencia a los comienzos de la urbanización del barrio de Algorta, la bajada de Arrigunaga y la playa de Areatxu.



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada