MEMORIAS DE GETXO

lunes, 15 de junio de 2015

CALLE TETUAN (AVENIDA BASAGOITI) -I-



Calle de varios nombres, Calzada, Tetuán, Mayor y Avenida Basagoiti. De estas formas se llamó a lo largo de los años, esta transitada vía peatonal de Algorta, paseo habitual de todas las familias algorteñas.

El nombre de Tetuán lo recibió en 1863 como conmemoración, por los monárquicos locales, de las guerras coloniales. Más concretamente de la desarrollada en África por Leopoldo O'Donnell (duque de Tetuán), que durante la guerra colonial en África en (1859-60), dirigió personalmente la ocupación de la plaza de Tetuán. Dicha campaña fue la que le granjeó el título de duque. Aunque yo me atrevería a sugerir que también por su apoyo a la causa Isabelina durante la Primera Guerra Carlista de 1833-40. Su primer registro documentado como calle Tetuán aparece en el callejero de 1887.

A finales del Siglo XIX, en 1887 se denominaba Calle Mayor, y no será hasta 1899 que pasará a llamarse por su actual nombre “Avenida Basagoiti”, en homenaje a Antonio Basagoiti Arteta. Por su apoyo ante el ministerio para defender el actual diseño de los contramuelles, evitando en 1897 gracias a su intervención, la práctica desaparición de la playa de Ereaga y el Puerto Viejo de Algorta. Esta vía tal y como se decía en 1930 “...Comienza en en el punto denominado Chominchu y termina en el encuentro de la calle San Nikolás...,...Desde su principio en Chominchu a la Travesía María Cristina, corresponde a la zona de San Ignacio y el resto a la de San Nikolás...”.


Esta calle, como recoge un plano de 1878, partía de la “Plazuela de Menchaca”, en Cuatro Caminos y llegaba hasta la bajada a Ereaga, entonces denominada “Bajada a la Playa”. En dicho plano, si partimos de su entonces Nº 1 (actual Nº 76 edificio del Bar Mamarro), que entonces era la casa denominada “Amorotoena de Cortina”, seguido de ella se encontraba la “Plazuela de Jardingana”, a partir de ese punto comenzaba la entonces denominada “Calle Mayor” (actual Avenida Basagoiti), siguiendo en sentido descendente se llegaba a la Iglesia de “San Nikolás” (1863). Precisamente este templo edificado en la entonces “Campa de Múgica”, que fue donada para su construcción en 1854, junto al Ayuntamiento y las Escuelas Públicas de Primera Enseñanza (1859-1860) situadas a su derecha, fue el núcleo que ejerció de motor y centro de desarrollo del barrio de Algorta.

Continuaba la calle Mayor pasando por “Iturrieta Mayor” casa de Patxikin Aldecoa (1900), y recorría la Avenida hasta el “Casino” (Sociedad café) que tenía el Nº 44, una edificación de 1877. Finalizando en la casa de “Blanchard” en el Nº 104. A lo largo de su recorrido crecerían años más tarde amplias zonas con terrazas mirando al mar “Satistegi”, “Miramar” y “Urkijo Baso” (Maria Cristina), haciendo esquina con esta última estaba la casa “Berreteaga” y frente a ella la denominada “Uriarte”. Y es precisamente a lo largo de esta calle, entre Maria Cristina y San Ignacio donde a partir del Siglo XVI al XVIII surgirá una nueva clase social, la de los marinos (Capitanes y Pilotos Lemanes), que poblarán la avenida de las llamadas “casas algorteñas”. Junto a esta calle, en paralelo, discurrirá el “Camino Real o de Postas”.




Y es a partir del finales del Siglo XIX y comienzos del siguiente, cuando se va a conformar definitivamente esta “gran vía”. Quizá otros de sus hitos históricos fueran la creación de las Escuelas Publicas y el Mercado de San Nikolas, ligado al antiguo Ayuntamiento (mediados del Siglo XIX). La vendeja se realizaba en la misma plaza, y cuando arreciaba la lluvia, se celebraba bajo los soportales del actual frontón. En el Mercado de la Plaza de San Nikolas se realizaba la venta de pescado, frutas y verduras. Por aquella época (hablamos de mediados del Siglo XIX), esa plaza recibía el nombre de “Plaza del 16 de Junio”. Curiosamente en 1896 se llegó a plantear la realización de un puente al paso de la entonces “Calle Mayor” que cubría la “Calle Aretxondo”, puente de ocho metros de anchura, del que no se tiene constancia que llegara a realizarse para agilizar el transito de esta gran via.


Así como la Iglesia de “San Ignacio” obra del arquitecto Martín Goiri (1892), cuya escalinata principal fue realizada con piedra proveniente de las canteras de Durango. En la plaza se realizaba otro de los mercados de Algorta (ver fotografía superior), cuya urbanización fue diseñada en 1887 por el ingeniero Laureano Santa Maria. En 1892 era una zona de escasa edificación, con casas de una sencillez constructiva que chocaba con otros más próximos, prueba de ello es la (fotografía inferior) de la misma época. El crecimiento del barrio crearía la necesidad de construir una nueva plaza de abastos (Torrene), que no vería la luz hasta enero de 1939 (ver entradas de diciembre del 2013 El Mercado de la Plaza I y II”). Las modificaciones a realizar llegaban en febrero de 1904 hasta la caseta del tranvía, situada cerca de la denominada casa “Mantequena”, que iba verse desplazada hasta la parte trasera de las escuelas de San Nikolas.



En noviembre de 1901 la fisonomía del Boulevard de Satistegi verá cambiar su aspecto. D. Antonio Arrarte y otros vecinos de la zona solicitaban el cambio de los chopos que adornaban sus laderas. De ahí su nombre “Los Chopos”, que iban a ser sustituidos por “Plátanos” de jardín que el consistorio tenía en sus viveros. Este cambio se realizó en el Boulevard y la calle Rivera. Al parecer la altura y alguna especie de dípteros que anidaban en los mismos no eran del agrado de los vecinos. Sin embargo, en diciembre de aquel año eran los vecinos de María Cristina, representados por D. Emeterio Camiruaga y D. Francisco Elorriaga los que se dirigieron al Consistorio solicitando “...hermosear la zona de Maria Cristina...”.


En la próxima entrada seguiremos viendo las modificaciones que se estaban produciendo en esta importante arteria de Algorta.



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada